El Restaurante del Teatro Real: el antiguo Salón de baile de la reina Isabel II

0
698
Huevo escalfado con migas crujientes
Huevo escalfado con migas crujientes

El Teatro Real es uno de los edificios más emblemáticos de Madrid. Está situado en la Plaza de Oriente frente al Palacio Real. Llama la atención su forma hexagonal, el eclecticismo y la grandiosidad de su fachada, sus grandes ventanales, sus balcones… Pero, ¿alguna vez te has parado a pensar cómo es el Teatro Real por dentro? Es el lugar idóneo para los apasionados de la ópera, del ballet y del arte pero también lo es para los que quieran disfrutan de una romántica cena en un ambiente espectacular: en el antiguo Salón de baile de la reina Isabel II.

El Teatro Real fue declarado “Monumento Histórico Nacional” en honor a su larga trayectoria artística que data desde su inauguración en 1850. Es uno de los principales teatros operísticos de Europa en el que cada año participan las primeras figuras internacionales de canto, dirección musical y danza.Actualmente, acoge unas 180 funciones de ópera y ballet por temporada, además de un amplio programa de conciertos, recitales y otras actividades.

El ambiente palaciego del interior del edificio inunda todos los salones, pasillos y escalinatas. A lo largo de la historia, la decoración de las estancias ha estado a cargo de los mejores diseñadores del momento. En la segunda planta, encontramos cuatro salones principales: el Salón Felipe V, el Arrieta, el Vergara y el Carlos III. En cada uno de ellos predomina un color: salmón, verde, rojo y azul, respectivamente, conformando en cada sala una armoniosa combinación de grandes lámparas, tapices y reliquias artísticas de un valor inigualable.

Estos salones constituyen las antesalas del Restaurante del Teatro Real, que en tiempos de Isabel II acogía las fiestas y eventos de la corte. Quinientos metros cuadrados de sala presentan un escenario espectacular en el que es posible degustar los mejores platos de la cocina mediterránea. Cabe destacar la sorprendente decoración del restaurante donde se exhiben los trajes utilizados en montajes de ópera históricos como Aída y Ana Bolena, además de instrumentos musicales.

 El salón Felipe V montado para un evento
El salón Felipe V montado para un evento

En el techo del comedor principal se reproduce el cielo de Madrid tal y como se encontraba la noche de su reapertura, el 11 de octubre de 1997. Más de seiscientos terminales de fibra óptica se encargan de representar la posición exacta de cada estrella. Se podría decir que en el Restaurante del Teatro Real se cuida al máximo cada detalle. En un intento por igualar la elegancia y la exquisitez del ambiente en el que se halla, se ofrece al cliente una maravillosa selección de platos que brillan por su calidad y buen gusto. 

Jorge González, chef principal del restaurante, nos cuenta cuáles son las principales claves de la gastronomía de este lugar.Él y su equiposon conscientes de la importancia histórica y artística del lugar donde trabajan y por ello se esfuerzan cada día para estar a la altura. “La línea gastronómica del restaurante es cocina de temporada” afirma Jorge. Y éste es su punto fuerte. Mes a mes van introduciendo nuevos platos elaborados con los mejores ingredientes del momento. Es así como surgen delicias como los centros de alcachofas con bogavante gratinado, las cocochas de merluza con berberechos o el bacalao al pil-pil con carabinero y crema de naranja amarga. El huevo de corral escalfado acompañado de migas crujientes y la lasaña de txangurro son algunos de los platos de mayor éxito. Las carnes también cobran protagonismo en la línea gastronómica del Teatro Real, como el carré de lechal relleno de boletus y piñones y el lomo de venado confitado en aceite de cebolla tostada acompañado de piña y crema de coco. 

Jorge González preparando unos platos de carpaccio de piña con frutos rojos
Jorge González preparando unos platos de carpaccio de piña con frutos rojos

La inspiración y creación de nuevos platos corre a cargo de Jorge González, quien a pesar de ser un joven cocinero es un experto en gastronomía. Nos cuenta que vivió en Cantabria y en Madrid; y pasó largas temporadas en México y en Ecuador donde comenzó a disfrutar de nuevos sabores y a introducirlos en sus platos. Esa riqueza cultural es la que hace brillar sus creaciones quedándose con lo mejor de cada lugar. “El ceviche ecuatoriano de conchas negras; el cocido montañés y el sorropotún de Cantabria; y los tacos de pastor de México son mis platos preferidos” confiesa sonriente.

Jorge González nos recuerda cómo entró en el mundo de la gastronomía. Desde pequeño, ayudó a su madre a cocinar en casa y años más tarde, cuando su abuelo enviudó, aprendió junto a él las claves de este arte culinario. “Aprendimos juntos gracias al famoso libro de las 1080 recetas de Simone Ortega y a los programas de Karlos Arguiñano” puntualiza.

Es un gran admirador de Ferrán Adriá “por lo que ha hecho por la cocina española” y de Juan Pablo Felipe, que fue premio nacional gastronómico en 2001 y de quien Jorge González aprendió “una cocina moderna y refinada”. Por tanto, gracias a la larga trayectoria de este joven chef, la elegancia y la delicadeza son los distintivos de la cocina del Teatro Real. Desde que Jorge encendió sus primeros fogones ya han pasado 26 años y siempre se ha esforzado por seguir aprendiendo de los mejores.

 El restaurante del Teatro Real
El restaurante del Teatro Real

Esta será la quinta navidad que pase en el Restaurante del Teatro Real. Él y su equipo han preparado un menú especial para las fiestas: crema de boniato con trufa y foie, merluza a la plancha con salsa verde y espárragos trigueros y cordero lechal relleno de hongos y setas. No hay que olvidar el postre, una deliciosa crema de turrón con teja de almendras y helado de chocolate… Un menú palaciego servido con guantes blancos en el antiguo salón de baile de la reina Isabel II, ¿existe mejor forma de acabar el año?

Los que no conozcan el interior del espectacular Teatro Real, aún están a tiempo. Existen visitas guiadas diariamente, completo recorrido realizado por voluntarios de la Asociación de Amigos de la Ópera de Madrid. El Restaurante está en la segunda planta y es necesario reservar. Esperamos que os guste. 

¡Felices Fiestas a todos!

 

 

Fotografías cedidas por:
Jorge González (jefe de cocina del Restaurante TR) 
José Luis Pérez (maitre del Restaurante TR)

Dejar respuesta