El regreso de Los Hermanos Dalton

3
243

Los Hermanos Dalton regresan al panorama musical tras casi diez años de inactividad discográfica, y lo hacen con su ‘nuevo-viejo’ disco Esperando una señal, con el que vuelven los mejores tiempos del power-pop indie español. La fecha elegida para poner a la venta bajo demanda su novedoso trabajo fue el viernes 4 de diciembre.
Esperando una señal es el ‘nuevo-viejo’ álbum de Los Hermanos Dalton. Nuevo porque por fin ve la luz el último trabajo del grupo gaditano, tras cuatro discos de estudio, un directo recopilatorio y un mini-LP repleto de prodigiosas versiones que fue aclamado por la crítica nacional. Viejo porque su última puesta de largo sonora fue grabada en el año 2002 en los estudios La Factoría Dalton y posteriormente masterizada en 2007. Desde su concepción se quedó guardado en el cajón del olvido a la espera de que alguna compañía discográfica llamara a sus puertas, ya que Dro East West, su compañía discográfica de toda la vida, no se atrevió a editarlo en aquellos momentos por el influjo que ejercía en el mercado musical la todopoderosa maquinaria de Operación Triunfo. Ahora el trío daltónico se decide a autoeditar su trabajo aprovechando la publicidad que otorga el potencial de las redes sociales en Internet.

Entre sus nuevos temas destacan el impulso fulgurante de “No queda nada” o “A veces”, los potentes coros de “Vuelvo a ser yo” o el estribillo tan adhesivo de “Esperando una señal”. Aunque los isleños han abierto su espectro musical para explorar en otras raíces poperas más sosegadas y maduras donde se mantiene su asegurado sello de calidad tras casi una década de silencio musical, como ocurre en “Qué hice mal” o “En el autochoque”.

Doce nuevas canciones más un regalo de tres bonus track extraídos de maquetas, y algún tema que se quedó descolgado en su momento, componen Esperando una señal, donde Los Dalton vuelven a mostrar los mejores tiempos del power-pop indie español. La fecha elegida para el comienzo de su comercialización fue el viernes 4 de diciembre. Por el momento, la venta se realiza bajo demanda en su MySpace y en el correo electrónico que el grupo ha habilitado para esta ocasión, aunque algunas discográficas como Subterfuge Records ya se han empezado a interesar por su distribución.

Josema, Carlos y Jesús son los componentes de Los Hermanos Dalton, una formación muy familiar que nació de las cenizas del grupo Los Invitados, y que comenzó su andadura en 1991 con la edición en vinilo del mini-LP Luces de Hollywood, donde plasmaron siete maravillosas versiones de sus artistas favoritos, entre las que destacan “All or nothing” de Small Faces, “Shake some action” de The Flamin’ Groovies, o “Heat wave” de Martha & The Vandellas. Una tarjeta de presentación que no pasó desapercibida para los críticos musicales, llegando a recibir en 1992 el Premio al mejor grupo de maquetas en el programa Disco Grande que dirige Julio Ruiz para Radio 3. Ese mismo año fichan por la compañía discográfica Dro y graban el que será su álbum debut, Ya están aquí, con trece temas en castellano muy influenciados por las melodías pop de los años 60, el punk de los años 70 y la nueva ola de los años 80. Aunque el sonido de su primer trabajo discográfico en estudio dista mucho del potente directo que atesoraba el trío gaditano, consiguen el Premio al grupo revelación del programa Diario Pop de Radio 3.

En el verano de 1994 lanzan el mini-LP Nada suena igual, con cuatro nuevas canciones propias y otras cuatro versiones, todas ellas producidas con gran maestría por Hendrik Röver, líder de Los DelTonos. Un disco más guitarrero y próximo al estilo real de Los Dalton, en el que sobrevuela la adaptación electrizante de “Pink Panther” de Pete Godwyn. Dos años después se pone a la venta Vitamina D, quizá el disco más completo y variado del conjunto isleño, que contó con la producción de Paco Loco, colaborador en la oscuridad del mítico grupo indie español Australian Blonde. Entre sus composiciones destacan “Qué gran día”, “Fred Flintstone” y “Sin moverte del sillón”. Todas ellas destilan el mejor power-pop de Los Hermanos Dalton.

Aunque sin duda el disco más logrado fue ¡¡¡Crash!!!, con una resonancia más punk y acelerada logran reflejar su sonido en directo, gracias en parte a la producción de Kurt Bloch, el que fuera miembro de bandas americanas como Fastbacks o The Young Fresh Fellows. Pero sus fans le dieron la espalda a este giro tan rabioso y juvenil, aquellos mismos que entendieron como una despedida la salida al mercado en el año 2000 de Una noche más, un disco recopilatorio en directo que contó con la colaboración de algunos amigos del grupo como Álex Díez de Los Flechazos, Hendrik Röver de Los DelTonos o Josele Santiago de Los Enemigos. En realidad se trataba de una premonición, el disco repasaba la carrera de la banda hasta ese momento, después llegó la disolución del grupo.

En diez años de carrera Los Hermanos Dalton consiguieron el reconocimiento absoluto en la escena nacional indie, tanto entre la crítica especializada como entre el público más exquisito por estos lares, recorriendo los principales escenarios de toda España y los festivales más importantes en la década de los noventa, como el Festimad, el Doctor Music Festival, el Espárrago Rock o el Viña Rock.

Más información:
Los Hermanos Dalton
www.myspace.com/loshermanosdalton
Disco Esperando una señal, ya a la venta el día 4 de diciembre de 2009.
Precios: 12 euros, gastos de envío incluidos.
Venta bajo demanda en: MySpace, gmail y Papelería Pink Panther (San Fernando, Cádiz); indicando nombre, dirección y forma de pago (contra reembolso o ingreso en cuenta).

Compartir
Artículo anteriorEl voluntariado, expresión de la solidaridad femenina
Artículo siguienteParanormal Activity aparta el miedo de tu mente

Óliver Yuste es licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Su experiencia profesional como periodista se ha desarrollado en diversas publicaciones periódicas como las revistas culturales Experpento o Paisajes Eléctricos Magazine, las revistas universitarias La Huella Digital, Punto de Encuentro Complutense y mÁs UNED, o la colaboración como escritor en la revista literaria chilena Cinosargo, además de mantener sus propios blogs, como la bitácora personal donde se ahogan los gritos de mi mitad. En estas publicaciones en soporte papel y digital se divulgan algunos de sus artículos periodísticos de opinión, críticas y entrevistas musicales, además de artículos literarios como relatos cortos, cuentos y poesías.

También está dedicado a la creación literaria como escritor de novelas y poesía, una faceta en la que cuenta con el libro de cuentos Azoteas, en proceso de edición, y la publicación del cuento “La Libertad de Ser Feliz” en el libro Cuentos Selectos III, publicado en 2002 por la Editorial Jamais. Además de ser galardonado en algunos certámenes literarios: Primer Premio de Poesía Ramiro de Maeztu 1997, Premio Accésit del IV Concurso de Redacción “El Teatro Clásico en Escena 1997” o Finalista en el Concurso de Relatos Cortos “Premios Jamais 1999”.

3 Comentarios

  1. Gran artículo. En profundidad, como se merece esta banda.

    No viví en primera persona ese rechazo a ¡¡¡Crash!!! pero con el tiempo me parece injusto que no cuajara. Es un gran disco, como todos los que han hecho. Quizá fue una evolución anormal, al tenernos muchos otros grupos acostumbrados a echar al freno y reblandecerse con el tiempo, y no todo lo contrario.

    Y bueno, sólo hay que ver de quiénes se rodean Los Hermanos Dalton: Josele Santiago, Hendrik Röver… impresionante. Espero que su regreso sea para mucho tiempo. Nunca pude verles en directo y pensaba que ya sólo quedarían sus canciones.

  2. Es una pena que no hayan conseguido nunca el apoyo que necesitaban para darse a conocer,quizas internet les de la difusion que debieron tener desde que nació el grupo.Solo queda comprar su disco desde su página de myspace para que levanten el vuelo.

Dejar respuesta