El recuerdo de Yolanda González sigue vivo

0
252

El 1 de febrero se cumplía el aniversario de la muerte de Yolanda González, líder estudiantil que con tan solo 19 años apareció, en 1980, muerta a causa de varios disparos propiciados por miembros de Fuerza Nueva. Amigos y familiares mantienen aún su recuerdo vivo y exigen justicia.

Yolanda Gonzalez
Yolanda Gonzalez

Yolanda González natural de Bilbao, se mudó a Madrid, donde estuvo viviendo en un piso de un barrio de Aluche (calle Tembleque), compartía casa con otros jóvenes. Allí sus asesinos de extrema derecha, pertenecientes a Fuerza Nueva, Emilio Hellín Moro e Ignacio Abad Velázquez, en colaboración con otras cuatro personas más que no ejecutaron el crimen, estuvieron observando el portal y posteriormente, haciéndose pasar por policías, consiguieron llevarla al coche con el que la secuestraron, torturaron y asesinaron. Alegaron que el crimen se hizo como venganza por unos policías asesinados a manos de ETA, afirmando que Yolanda pertenecía a esta organización, dato que su entorno siempre ha negado aludiendo que nunca manifestó su apoyo a los métodos de ETA para conseguir la independencia vasca, además sus ideales político claramente marcados hacia una postura izquierdista, la llevaron a ser militante del Partido Socialista de Trabajadores.

Tras varios años barajándose, en el mes de febrero en Latina, en Pleno de la Junta Municipal de Madrid se apoyó de manera unánime un homenaje a la líder estudiantil, mediante el nombramiento de los jardines de Yolanda González al parque municipal de Aluche.

Por otro lado la familia y amigos de Yolanda González siguen manifestando su indignación a través de las redes sociales, afirmando que Emilio Hellín, que se habría cambiado el nombre a Luis Enrique Hellín justificando que Emilio Hellín es su hermano, según una investigación de EL PAIS, trabaja para el Estado, entre sus actividades se incluía la formación de policías, además de dirigir la empresa New Technology Forensics.

Entre las quejas de la familia, además queda reflejada la frustración de observar que estuvo siendo pagado con dinero público. La cifra aumenta a 140 mil euros por dicha colaboración con la Guardia civil entre los años comprendidos entre 2006 y 2011, habiendo mantenido la nómina durante el gobierno del PSOE y del PP, este último declaraba en 2013 que no disponía de los datos del asesino de Yolanda.

Piden que se haga justicia con el asesino de Yolanda quien a pesar de estar condenado a 43 años de prisión y haber sido protagonista de una fuga, refugiándose durante tres años en Paraguay gracias a la ayuda ofrecida por el dictador Stroessner,  solo ha cumplido 14 años gozando ahora de total libertad.

El caso de Yolanda González ha quedado marcado en la historia de España como uno de los más brutales asesinatos que se produjo durante la Transición.

Dejar respuesta