El Real Madrid y Messi siguen en su línea

0
87

El Real Madrid superó con excesiva facilidad a un Racing de Santander que no opuso resistencia a excepción del meta Toño. Cristiano Ronaldo, Benzema (2) y Di María colocaron el 4-0 que sitúa a los blancos como líderes sólidos de la Liga BBVA. Por su parte, el Barcelona no se amilanó y perpetuó la diferencia de puntos con los merengues tras vencer al Valencia (5-1) con cuatro dianas de Lionel Messi.

Messi preparando un dosparo

El equipo de José Mourinho saltó al campo con ganas, aunque éstas se diluyeron conforme pasaron los primeros minutos. Cristiano empezó a avisar con un remate de cabeza al palo, pero fue poco después cuando el astro luso recibió un balón de Kaká tras una jugada confusa. El portugués sólo tuvo que empujar la pelota con la cabeza.

El Racing había salido cabizbajo, pero se derrumbó del todo con la expulsión de Cisma por doble tarjeta amarilla. El jugador racinguista rozó tímidamente el balón en un centro de Cristiano y, junto con la amarilla recibida por cortar un contraataque minutos antes, acumulaba su definitiva tarjeta roja. Con el partido roto, el Madrid quiso aumentar su cuenta goleadora y fue el Benzema el encargado de marcar en fuera de juego tras un pase de falta de Xabi Alonso.

En el ecuador de la segunda mitad, Özil abandonó el campo por Di María, que volvía a los terrenos de juego tras dos meses inactivo. El argentino no pudo celebrar mejor su recuperación, ya que a los diez minutos de su ingreso en el campo sorprendió a Toño con un latigazo desde fuera del área.

El Racing se atrevió con algún chispazo en el área de Casillas, donde destacó una tijereta de Torrejón que se estrelló con el lateral de la red, pero pocos minutos después, Xabi Alonso agarró un balón descuidado por la zaga racinguista que terminó en un tiro de Di María despejado por Toño. La jugada acabó en los pies de Benzema, que fusiló la portería rival con la ayuda de un defensa.

Jordi Alba disputa un balón con Piqué

En Barcelona, el Barça volvió a salir adormilado al campo. El Valencia supo ponerle en aprietos en los primeros compases del partido hasta el punto de adelantarse en el marcador por medio de Piatti, que se aprovechó de un error de la defensa culé y de Víctor Valdés. Aunque algunos pitos resonaron en el templo azulgrana, los de Guardiola consiguieron entonarse haciendo gala de su mejor juego y mostrando numerosos destellos de Leo Messi. El crack argentino comenzó la goleada batiendo a Diego Alves por bajo después de un error de Rami. Cinco minutos después, el rosarino volvió a marcar arrebatando con la puntera un balón mal blocado por Diego Alves.

Con el Barça lanzado, el festival de goles siguió su curso. Alexis y Cesc pudieron sumarse a la fiesta en varias ocasiones, pero fue Messi el que volvió a maltratar la portería de Diego Alves al aprovechar el rechace de un disparo de Tello en la segunda parte. El portero del Valencia salvó a al conjunto ché de una goleada histórica, aunque todavía habría cuerda para rato, pues Messi cerró su cuenta goleadora con una exquisita vaselina y Xavi contribuyó con el quinto gol definitivo.

En Gijón, el Atlético encajó su primer gol de la era Simeone, aunque consiguió adelantarse en el marcador en el minuto 20 merced a una explosiva jugada de Adrián que acabó con un gol en propia puerta de Canella. No obstante, los rojiblancos volvieron a encontrarse con las mejores aptitudes del portero local, que paró los pies a un fallón Falcao. Finalmente, el choque fue igualado por Eguren después de una extraña situación acontecida en el área de Courtois.

En la segunda parte, las ocasiones cayeron del lado atlético, aunque siempre se estamparon contra un Juan Pablo que fue el principal artífice del empate en el primer partido de Javier Clemente en el banquillo gijonés. Diego acabó lesionado y estará un mes alejado de los terrenos de juego.

Por su parte, Michel atrapó su primera victoria con el Sevilla ante el Osasuna en el Sánchez Pizjuán. El conjunto hispalense generó cuantiosas jugadas que se materializaron con los goles de Medel en el minuto 15 y Trochowsky en el descuento. Sin embargo, los rojillos pudieron aguar la noche al equipo local con dos claras ocasiones de Lamah que desbarató Palop antes del gol del polaco.

En San Mamés, el Málaga sufrió la inspiración del Athletic en jugadas de estrategia. Iraizoz fue el responsable de frenar a los malagueños en la primera parte al arruinar las ocasiones de Seba Fernández, Rondón e Isco. Pero fue en la segunda mitad cuando los de Marcelo Bielsa despertaron de su letargo del primer acto. Amorebieta y San José marcaron tras la ejecución de dos córneres y Toquero puso el broche final con una buena volea. Fueron cuatro minutos mágicos que alargan el buen hacer del Athletic durante la presenta campaña, ya que son finalistas de Copa, sobreviven en la Europa League y en Liga acarician los puestos que dan acceso a la Champions.

En el Mallorca-Villarreal, el equipo de Caparrós endosó un poderoso 4-0 al ‘submarino amarillo’ en un encuentro caracterizado por las jugadas a balón parado. Víctor Casadesús y Martí marcaron tras dos faltas lanzadas por Chori Castro en las que la defensa amarilla y Diego López mostraron su peor cara. Más tarde, Víctor conseguía su doblete al superar al portero del Villarreal gracias a un nuevo pase de Chori Castro. Finalmente, el centrocampista uruguayo volvía a asistir en el último gol de la noche, esta vez a Nunes, tras botar un córner que el portugués remató con poderío.

El partido con más goles, no obstante, se disputó en el Ciutat de Valencia. El Rayo Vallecano ganó por 3-5 a un Levante que sigue sin sumar victorias en lo que va de 2012. Lass abrió la lata al filo del descanso por parte del Rayo, pero el conjunto granota supo sobreponerse y llegó a igualar el choque por medio de Barkero por un penalti inexistente en la segunda parte.

En los mejores minutos del Levante, Diego Costa deshizo la igualada marcando de cabeza y, un minuto después, Lass conectó con el brasileño para instalar el segunda tanto en su cuenta particular. Pese a ello, el Levante dispuso de ocasiones, pero se topó con Joel y los palos.

Seguidamente, Lass ponía el cuarto con un remate de cabeza, aunque los locales acortaron distancias gracias a un cañonazo de Rubén Suárez a la salida de un córner que no sirvió de mucho. Delibasic echó el cierre para los franjirojos y Ruben Suárez, esta vez de penalti, consiguió el tercero y definitivo del Levante.

Por otro lado, el Granada masacró a la Real Sociedad gracias a los tantos de Íñigo López, Franco Jara y Uche (2) en el Nuevo Los Cármenes. Los vascos se adelantaron en el marcador con el gol de Mikel González, pero el 4-1 definitivo aviva las esperanzas de los andaluces en la clasificación. En Getafe, el Espanyol comenzó el choque ganando gracias al tanto de Álvaro Vázquez, aunque poco después fue Miku el encargado de poner las tablas de penalti.

En el partido del lunes, el Zaragoza volvió a tropezar en La Romareda ante un Betis capitaneado por Rubén Castro, que hizo los dos goles de los verdiblancos. Los locales saltaron al campo con la intención de hacer daño al Betis, pero un error en defensa propició el primer gol y la debacle de los de Manolo Jiménez.

  Imágenes: Maksur

 

Dejar respuesta