El Real Madrid golea 5-1 a la Real Sociedad con un CR7 imparable

0
75

Cristiano Ronaldo continúa protagonizando la actualidad del club y un nuevo hat-trick conseguido frente al débil equipo de Arrasate le coloca como el jugador más en forma del momento. Tres tantos que sitúan al luso en uno de los mejores momentos de su carrera y al equipo dirigido por Ancelotti en un camino más esperanzador.

Cristiano Ronaldo (27) durante un partido contra la Real Sociedad de la temporada pasada. Foto: Jan SOLO (flickr)
Cristiano Ronaldo (27) durante un partido contra la Real Sociedad de la temporada pasada. Foto: Jan SOLO (flickr)

Las cosas se pusieron fáciles para los blancos (Diego, Carvajal, Pepe, Varane, Arbeloa, Modric, Bale, Khedira, Alonso, Crisitano, Benzema) desde el inicio del encuentro ya que el tridente Bale-Benzema-CR7 tiene tanto talento que las ocasiones se sucedían de un modo natural ante la incapacidad para frenarles de los jugadores de la Real (Bravo, Mikel González, Iñigo Martínez, José Ángel, Carlos Martínez, Bergara, Prieto, Griezmann, Elustondo, Vela, Seferovic).

CR7 saltó al campo pletórico de confianza y tras varios avisos en el minuto 11, tras una nueva genialidad de Benzema, anotó un tanto fantástico, con un ángulo complicado que lo hizo más hermoso. 1-0 que parecía abrir la senda para la goleada.

Para demostrar que este año todos reman en la misma dirección CR7 le devolvió la asistencia a Benzema que marcaba el 2-0 en el 17 y que volvía a reivindicarse ante una afición que se muestra exigente con él para que marque goles pero que tal vez no sabe valorar esos detalles que no son tan fáciles de ver en el fútbol. Y es que el francés es de esos elegidos que nunca serán los que más corren, los que más goles marcan o los más carismáticos, pero a cambio dejan sobre el campo pequeños detalles que el resto no son capaces ni de imaginar.

En el 25 CR7 anotaba de nuevo de penalti para colocar el 3-0 ante un rival superado por las circunstancias. El duelo sirvió para que incluso Khedira marcara un gol, diez minutos después a pase de Bale, y se llevara el momentáneo reconocimiento que lleva solicitando de la afición dese que llegó al equipo. El alemán no da muestras de encontrarse cómodo y hace poco declaraba que tal vez en el mercado de invierno cambiará de aires pero lo cierto es que tanto en el Madrid como en su selección termina resultando imprescindible para sus técnicos.

El enfrentamiento llegó al descanso reflejando una superioridad inapelable del Madrid pero la segunda parte ofreció también buenos momentos de la Real, protagonizados por la sociedad Griezmann-Vela que se materializó en un gran gol del galo que con una vaselina batió a Diego López para poner el 4-1 en el marcador en el 60.

Pero el mejor gol del partido estaba por llegar y en el 75, el protagonista del partido, anotaba de preciosa falta directa el 5-1 definitivo. El siete blanco volvió a escenificar en cada celebración que él, donde habla, es en los terrenos de juego en clara alusión a las desafortunadas declaraciones del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien no sólo tomó partido por Leo Messi, si no que llegó a ridiculizar el estilo deportivo y personal del luso. Osadas consideraciones que además resultan muy peligrosas porque ponen en entredicho la limpieza de una organización que dice perseguir el respeto y el juego limpio. Aunque el presidente no vota, podría mediante su influencia dirigir el voto de aquellos que sí gozan de este privilegio. CR7 ha encontrado el respaldo del club, del entrenador y de sus compañeros, pero la próxima entrega del Balón de Oro volverá a celebrarse, una edición más, entre el recelo.

El portugués se enfrenta en los próximos días a un desafío enorme ya que Portugal se juega la clasificación para el Mundial de Brasil, a disputar el próximo verano, frente a la Suecia de un Zlatan Ibrahimovic, que marcó al Niza un hat-trick que afianza al PSG como líder de la clasificación de la liga francesa. Un duelo de lo más emocionante que por desgracia dejará fuera del Mundial a una de las dos estrellas.

El pasado viernes se celebró en el Vicente Calderón el sorteo de la Copa del Rey y en dieciseisavos de final el Real Madrid se enfrentará al Xátiva. Los blancos sólo podrían enfrentarse al Barcelona en una hipotética final por lo que esta temporada se reducirán los duelos entre ambos. Los compromisos de las selecciones nacionales retrasarán el próximo partido liguero que los de Ancelotti disputarán el próximo sábado 23 de noviembre (20:00 horas) frente al Almería en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Dejar respuesta