El Real Madrid ficha a Marcus Slaughter

0
110

El Real Madrid se ha hecho con los servicios del pívot del Brose Basket alemán Marcus Slaughter (California, Estados Unidos, 1985) de cara a la próxima temporada. El jugador, que ya cuenta conexperiencia en la Liga Endesa,  aportará al conjunto de Pablo Laso su gran capacidad de superación.

El Real Madrid planifica ya el futuro con el fichaje de Slaughter

El conjunto madridista tiene claro cuáles son los aspectos a mejorar de cara a la próxima temporada y uno de ellos es reforzar el juego interior. De este modo se han hecho con los servicios del californiano Marcus Slaughter, que conoce muy bien la Liga Endesa, ya que militó hace dos temporadas en el Blancos de Rueda de Valladolid y fue líder de mates esa misma temporada.

Tras la marcha de Serge Ibaka, el Real Madrid se encontró solo con un pívot intimidador en la plantilla, Mirza Begic, y se ha visto débil en esta posición en numerosos encuentros de esta temporada. La intención del equipo madridista, y más en concreto del director deportivo del club, Juan Carlos Sánchez, era incorporar a Slaughter de inmediato, condición a la que se negó por completo su actual club.

Su andadura en el deporte baloncestístico comenzó tarde, cuando tenía 17 años y decidió ir a la Universidad de San Diego. En su primera temporada en la NCAA promedió buenos números pese a su papel de suplente, aunque sentó las bases del jugador que es hoy. Tras el duro palo de no entrar en el Top 40 del ‘draft’ tres años después, decidió dar el salto a Europa, concretamente a Turquía.

Su año en tierras otomanas no pasó inadvertido para nadie y coqueteó con la NBA, sobre todo con los Miami Heat, que estuvieron a punto de contratarlo. Luego pasaría por Israel, Francia y Alemania, hasta que llegó a España de la mano del Blancos Rueda de Valladolid. Su gran temporada llamó la atención del Brose Basket, equipo en el que milita en la actualidad, que lo fichó para alegría de la hinchada germana.

El equipo blanco espera acertar de pleno con la contratación de este pívot de 2,06 metros, con una gran experiencia a sus espaldas pese a su juventud, y que promedia en Euroliga 11,8 puntos, 7,2 rebotes y 1,4 tapones por partido.

La historia del Hombre Espectáculo, además, es un gran ejemplo de superación. Cuando tenía tan solo nueve años, perdió una pieza muy importante en su vida, su hermano Jemall, que falleció con apenas 18 años. Dejó el deporte tras el fatídico accidente y regresó con 17 años para convertirse en lo que es actualmente, un jugador contrastado. “Es un honor para mí y para mi familia que la gente se acuerde de mi hermano gracias a mí”, afirma Slaughter cada vez que tiene ocasión.

Fotografía: ACB Media

Dejar respuesta