El Real Madrid convence con una goleada ante un débil Betis

1
146

La cita en el Benito Villamarín era una prueba importante para que el equipo blanco demostrara su mejoría y no dejó pasar la ocasión anotando un 0-5 que hunde un poco más al Betis. Una primera mitad fantástica en la que aniquiló el partido con jugadas de clase, goles espectaculares y combinaciones precisas mostraron a un Madrid apabullante ante el que nada pudo hacer el Betis, sumido en una situación crítica en la que el descenso parece inevitable. La segunda parte fue más de lo mismo y llamó la atención la intensidad con la que los madridistas disputaron hasta el último minuto.

Luka Modric (28) volvió a ser una pieza fundamental en la victoria de los suyos. Foto: LauraHale (wikimedia)
Luka Modric (28) volvió a ser una pieza fundamental en la victoria de los suyos. Foto: LauraHale (wikimedia)

Los de Garrido saltaron al terreno de juego con Andersen, Chica, Paulao, Amaya, Dídac, Lolo, Matilla, Salva, Leo Baptistao, Molina y Rubén Castro. Los de Ancelotti salieron con Diego López, Pepe, Ramos, Cristiano Ronaldo, Benzema, Bale, Marcelo, Xabi Alonso, Carvajal, Modric y Di María.

Cuando aún no habían pasado diez minutos del inicio del duelo, el recientemente ganador del Balón de Oro, Cristiano Ronaldo, sacó de su bota un derechazo imparable que acabó en gol. Potencia, colocación y belleza para colocar el 0-1 en el marcador en la semana grande del futbolista portugués. El Betis atacaba pero sin verdadera sensación de peligro y el Madrid cortaba las acometidas verdiblancas con faltas. Una de ellas le costó la novena cartulina amarilla a Sergio Ramos que arrebató limpiamente el balón a Leo Baptistao aunque el árbitro consideró que fue una acción merecedora de sanción.

El festival de CR7 seguía y colaboraban el resto de piezas de ataque. Los contragolpes se sucedían pero no se materializaron hasta el minuto 23, cuando una falta al borde del área de sobre el luso fue lanzada por Gareth Bale que clavó el 0-2 con un zurdazo que Andersen no vio llegar. El octavo gol del galés en Liga llevó la tranquilidad a los de Ancelotti.

La impotencia de los jugadores béticos se apreciaba en las faltas que cometían para intentar parar los contraataques del Madrid. Así sucedió en el 26 cuando Salva Sevilla vio una amarilla tras protagonizar una fuerte entrada sobre Dani Carvajal. El Madrid cayó constantemente, y a lo largo de los 90 minutos, en fuera de juego y por esta causa en el 32 el árbitro anuló correctamente un gol de Benzema.

En el 41 una nueva estampida blanca protagonizada por Modric, Carvajal y Bale, que centró a Benzema se fue desviada por muy poco. Pero al borde del descanso, pasado el 45, el croata se inventó una jugada mágica, realizando un recorte en el área a tres defensas y cediendo el balón para que Benzema anotara su décimo tanto en Liga y número 100 con el Real Madrid. Descanso con un 0-3 y con sensaciones encontradas: un gran Madrid y un Betis impotente. Los mejores fueron un Modric extraordinario y, a pesar de la goleada encajada, Andersen, ya que poco más pudo hacer.

La reanudación mostró más de lo mismo, un Madrid hambriento y un Betis que tiraba de orgullo pero que no mostraba ideas. Los disparos de Di María, CR7 y Benzema eran continuos y Garrido decidió dar entrada a Vadillo que sustituyó a Rubén Castro para ver si cambiaba la situación. En el 16 los blancos encontraron el premio ante tanta ocasión y Di María anotó el 0-4 con un zurdazo inapelable. Garrido dio entonces entrada a Juanfran, canterano blanco, y sentó a un destacado Salva Sevilla, por lo que recibió una sonora pitada de la afición. Ancelotti aprovechó y metió a Illarramendi por Di María, al que felicitó por el buen partido realizado.

El Madrid bajó la intensidad y el técnico italiano aprovechó para dar minutos a los canteranos e hizo entrar a Nacho y Morata para dar descanso a Sergio Ramos y Karim Benzema. Los béticos solo podían para a los blancos a base de entradas muy duras y vieron cartulinas amarillas Vadillo y Chica por sus acciones sobre Carvajal y Nacho respectivamente.

Garrido realizó el último cambio y entró Caro sustituyendo a Lolo Reyes. Los béticos tuvieron varias ocasiones protagonizadas por Molina y Paulao y los blancos por Marcelo, Bale y Morata, que en el minuto 44 anotó su tercer gol en Liga para cerrar el 0-5. Lo logró el canterano tras un pase de tijera de CR7 que le dejó solo ante el portero que nada pudo hacer. Un premio para el madrileño tras el partido en el Sadar el pasado miércoles, donde tuvo que abandonar el terreno de juego tras recibir un golpe en la cara que le produjo un hematoma en el ojo y vómitos, que le impidieron aprovechar los pocos minutos que le proporciona el entrenador.

El partido terminó con dos conclusiones: el Madrid afronta la segunda vuelta de la Liga cargado de razones y números para disputar la competición a Barcelona y Atlético; y el Betis, debe firmar una segunda vuelta brillante si no quiere descender a Segunda.

El Real Madrid se enfrentará el martes en Cornellá-El Prat al Español en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey (a las 21.00 horas, Canal Plus) y el próximo sábado en el Bernabéu recibirá al Granada (a las 16.00 horas) en la jornada 21 de Liga.

1 Comentario

Dejar respuesta