El Real Madrid Castilla amarra su permanencia

1
80
El filial del Real Madrid competirá una temporada más en la categoría de plata del fútbol español gracias a la explotación de unos recursos parecidos a los del año del ascenso. Jesé Rodríguez y Álvaro Morata han vuelto a ser las referencias en ataque, mientras que jugadores como Nacho, Denis Chéryshev, José Rodríguez o Casemiro se han hecho un nombre en el buen equipo que dirige Alberto Toril.
 
El Real Madrid ha cumplido uno de sus grandes objetivos futbolísticos de la temporada. No ha logrado la Champions League y tampoco va a levantar la Liga, pero el equipo filial va a competir un año más en Segunda División, su techo, un requisito fundamental para que se sigan formando las joyas de la cantera de Valdebebas. El conjunto que dirige el joven Alberto Toril ha llevado a cabo un curso más o menos regular en el que se ha movido casi siempre en la zona media de la tabla sin pisar nunca la zona de descenso, aunque tampoco ha estado posicionado entre los seis primeros, como sí ha hecho el Barcelona B, su gran rival en la categoría.
 
Imagen del estadio Alfredo di Stéfano. Fuente: Brgesto (wikimedia)
Imagen del estadio Alfredo di Stéfano. Fuente: Brgesto (wikimedia)

En el Alfredo di Stéfano ha instalado un fortín el Castilla. En casa ha sumado 35 puntos de los 51 que hay en su casillero y le otorgan una salvación casi asegurada. Aún no es matemática, pero sí virtual pues esa cifra es el objetivo a cada inicio de temporada de los clubes que luchan por la permanencia. El Castilla lo ha conseguido tras superar el pasado domingo al Murcia, un rival directo, con goles de Jesé y Álex Fernández. Con esos dos tantos se convirtió en el Castilla más goleador de la historia en Segunda alcanzando la impresionante cifra de 71 goles a favor en 37 jornadas. 
 
Y es que si hay algo que no se le puede negar a este Castilla es su capacidad para ofrecer partidos abiertos y entretenidos. En su portería necesita mejorar (58 goles encajados), pero en la contraria solo hay un equipo mejor en toda la categoría, el Barcelona B, que ha anotado dos tantos más. El equipo de Alberto Toril destaca por su presencia ofensiva, en la que Jesé con veinte goles, Denis con once, Morata con nueve y Borja García con siete han sido los líderes. No se ha notado la baja de Joselu, uno de los máximos realizadores en el curso pasado, el del ascenso, que ha sido bien suplido por Borja García. Morata ha alternado el primer equipo con el filial, mientras Denis ha recibido la convocatoria de la absoluta de Rusia y Jesé ha demostrado que tiene madera de estrella. El canario ha sido el mejor del filial y se ha ganado formar parte de la primera plantilla el próximo curso. 
 
Más problemas ha sufrido el equipo atrás. Bajo palos se han intercambiado Tomás Mejías y Jesús, mientras que la defensa ha estado lejos de ser fiable. Aunque Nacho se ha convertido en un asiduo del primer equipo, sobre todo por las continuas lesiones en los laterales, la zaga del Castilla ha sido el punto débil del equipo. Derik Osede, Iván González, David Mateos, Jorge Casado o Fabinho parecen encontrarse lejos de dar el salto a la élite. 
 
Sin embargo, en el centro del campo ha habido varios jugadores que se han ganado un sitio. El joven José Rodríguez, que generó un altercado entre el entrenador del primer equipo y del filial, no ha encontrado continuidad pese a los minutos que le dio José Mourinho en Copa del Rey. Sí que han disfrutado de algo más Juanfran, Álex Fernández, Denis, Pedro Mosquera y Casemiro, llegado en el mercado de invierno. El brasileño, cedido por el Sao Paulo, se había estancado en su club después de convertirse en una de las promesas más firmes de su país. El Real Madrid estuvo atento a la opción que le concedía el mercado aunque suponía un duro revés para jugadores que actúan en su puesto como los propios Mosquera, José Rodríguez o Álex Fernández. El brasileño se ha convertido en un fijo para Toril, ha participado en diez encuentros y hasta llamó la atención de Mourinho, que le hizo debutar. Casemiro ha sido uno de los nombres de la temporada, como Jesé, Morata, Denis o Nacho. Todos ellos dan brillo a una notable generación de futbolistas a la que Alberto Toril da forma en un muy buen equipo.

1 Comentario

Dejar respuesta