El Real Madrid, ante un proyecto valiente e ilusionante

El Real Madrid emprende una nueva andadura plagado de novedades. Tras un verano lleno de rumores, el pasado 21 de junio se confirmó que Pablo Laso, exjugador blanco, será el encargado de dirigir al equipo de baloncesto durante las dos próximas temporadas. Su elección generó cierta polémica debido a que no es un entrenador mediático ni ha dirigido a grandes clubs (su experiencia entrenando se remonta a la temporada 2003-04 en el Cerámicas Leoni Castellón, la siguiente en el Pamesa Valencia; dos años dirigiendo al Alerta Cantabria; y en 2007, al Bruesa GBC). Ahora, aterriza en Madrid tras dos temporadas en el Lagun Aro.

Pero, en el club blanco, entrenadores con demasiado carácter y un gran currículum tampoco han logrado los resultados esperados, e incluso se han bajado del barco en mitad de temporada, como la espantada que protagonizó Messina hace unos meses. Tal vez Laso no fuera la primera opción, pero no por ello debe ser menos válido o adecuado para el puesto. “Soy un afortunado por estar aquí, y si no estuviera preparado para entrenar a este club, no hubiera aceptado el dirigirlo”. Antes de su presentación, una parte de la afición mostró su descontento debido a que se habían barajado otras opciones, a priori, con más renombre. Resulta una contradicción exigir que la sección de baloncesto cuente con la cantera, con jugadores españoles y con gente de la casa, pero cuando se decide apostar por un técnico español, exjugador blanco, no resulte apropiado. Es una apuesta valiente a la que hay que dar, al menos, la opción de demostrar si es o no la más adecuada.

Solo con dar una vuelta por su sala de trofeos (30 Ligas, 22 Copas del Rey, 8 Copas de Europa, 4 Recopas de Europa, 1 Copa Korac, 3 Copas Intercontinentales, 1 Copa ULEB, 1 Copa Latina o 1 Campeonato Mundial de Clubs de baloncesto) se alcanza a comprender la importancia del baloncesto en el club y la responsabilidad que tendrá para poner fin a unos últimos años difíciles en lo deportivo y en lo institucional.

Hay detalles que, sobre todo en el último año, han hecho que el equipo no conecte con una afición que se vio obligada a abandonar Vistalegre y trasladarse a la Caja Mágica, que en ningún caso, y a pesar de la gran racha de victorias logradas durante la temporada, logró ser un pabellón a la altura de las circunstancias. Las instalaciones son magníficas pero un equipo de baloncesto no puede jugar tan lejos de la afición, porque en un recinto tan abierto, reproducir el efectivo miedo escénico de antaño resulta casi imposible con unos palcos a pie de cancha que no ejercen la presión necesaria y sólo suponen frialdad entre aficionado y jugador. En su primera rueda de prensa, Laso lanzó un mensaje pidiendo unidad: “Intentaremos ser un equipo que transmita a la gente, y que los valores del madridismo se vean en el campo. Con trabajo y esfuerzo lo conseguiremos, y por supuesto, con victorias. Conozco la afición del Real Madrid y estoy seguro de que cuando está preocupada es bueno, porque quiere decir que les importan. Sé que al final vamos a tener su apoyo, ya que la afición del Real Madrid siempre ha respondido a su equipo”. Parece que el Palacio de los Deportes acogerá los partidos de esta temporada, un primer paso para contentar a la afición.

Los veteranos son los primeros que se muestran dispuestos a arrimar el hombro y dan su apoyo a Laso. Vicente Ramos analiza su fichaje como: Una opción estupenda, porque es joven, conocedor de la casa y antiguo jugador. Tanto la afición como todo el club tiene que estar unida en esta nueva etapa; Biriukov considera que “lo hará bien. No tiene la experiencia de otros entrenadores, pero me encantaría que Laso practicase un baloncesto como lo hacía de jugador. Hay que dar la alternativa a los jóvenes técnicos que hay en España, y él está muy preparado para entrenar al Real Madrid”; Luyk afirma que su nivel tanto técnico como táctico está muy de acuerdo con lo que necesita este club. Yo le apoyaré porque solo Lolo Sainz, él y yo hemos sido jugadores y luego entrenadores del Real Madrid. Le deseo lo mejor para tener mucho éxito. Haber sido jugador de este club es algo muy importante para conocerlo y triunfar”; Vicente Paniagua se muestra confiado:“Está capacitado para entrenar al Real Madrid y es una ventaja el haber sido jugador de este club; hay una gran plantilla. Si el conjunto va bien y lo da todo, el aficionado va a estar siempre de su lado”.

La plantilla 2011-2012 tiene una base bien definida con: Reyes, Llull, Suárez, Sergio Rodríguez, Velickovic, Mirotic, Tomic y Begic. Jaycee Carroll, escolta norteamericano procedente del Gran Canaria y Martynas Pocius (“Me siento muy orgulloso de pertenecer a este equipo y a este gran club. Es una gran alegría estar aquí con estos jugadores tan buenos. Estoy feliz y quiero sumar lo máximo posible para el Real Madrid”), alero lituano procedente del Zalgiris son las caras nuevas, de momento.

Al nuevo entrenador no le faltan elogios de jugadores como Sergio Llull: Es un entrenador que me gusta. Tiene las ideas claras, que es importante, y viene con muchas ganas e ilusión y seguro que con él vamos a dar ese paso adelante para empezar a ganar títulos”; o Carlos Suárez: “Todo el mundo lo ha calificado de “novato”. Y se ha demostrado que entrenadores a los que se ha calificado igual han sido capaces de hacer grandes cosas. Hay que darle confianza para conseguir títulos este año”.

El capitán, Felipe Reyes, tampoco ahorra buenas palabras para el técnico y se muestra confiado en que por fin se logre la unidad y la calma necesarias que han faltado en los últimos tiempos: “Las sensaciones con Pablo Laso son muy buenas; él ha llegado, se ha interesado por cada uno de nosotros, por cómo estábamos. Todos nos hemos reunido con él en algún momento, cosa que otros años no ha pasado. Algunos habían llegado a entrenar el primer día de pretemporada y no habías tenido ningún contacto con ellos. Además, es un entrenador que ha sido jugador, que conoce cómo nos sentimos. Conoce la casa porque ha estado aquí como jugador. Todo unido, a priori, es muy bueno”.

El equipo se pondrá en marcha el 22 de agosto con el inicio de la pretemporada. Tras los habituales amistosos, llegará el primer título de la temporada, la Supercopa de España, que tendrá lugar en Bilbao del 30 de septiembre al 1 de octubre. La Liga ACB empezará el 8 de octubre frente al Fuenlabrada.

La primera nota agridulce ha sido el sorteo para la fase previa de la Euroliga donde el Madrid se ha visto emparejado con Maccabi, Partizán, Anadolu Efes, AJ Milán y el vencedor de una ronda preliminar dentro del grupo C, el considerado “grupo de la muerte” este año. El director técnico Alberto Herreros se mostró confiado a pesar de todo: “No hemos tenido suerte en el sorteo. Hemos quedado encuadrados en un grupo muy duro. Nos vamos a enfrentar a varios equipos que son favoritos y van a luchar por estar en la Final Four. Va a ser difícil, está claro, pero el equipo tiene capacidad y si nos hacemos fuertes en casa tendremos mucho ganado. Es cierto que nosotros no estamos contentos con el resultado del sorteo, pero seguro que al resto de equipos también les apetecía evitar al Real Madrid”.

Faltan pocos días para que el Real Madrid 2011-2012 eche a andar y la guinda del pastel responde al nombre de Rudy Fernández.

Fuentes del texto:
Elaboración propia
www.realmadrid.com
Fuente de las fotografías:
www.realmadrid.com
www.cronometroderecords.blogspot.com

Deja un comentario