El Real Madrid aguanta la presión y vence en Mestalla

0
58

Tras las victorias del Atlético de Madrid, 3-2 frente al Levante, y del Barcelona, 2-5 ante al Getafe, el equipo dirigido por Carlo Ancelotti visitaba a un Valencia en horas bajas tras el despido de Djukic y necesitaba lograr los tres puntos para no descolgarse de la lucha por conquistar el título liguero y mantenerse a cinco puntos de los líderes.

Ángel Di María (25) anotó el primer gol en la victoria de su equipo en Mestalla. Foto: Jan Solo (flickr)
Ángel Di María (25) anotó el primer gol en la victoria de su equipo en Mestalla. Foto: Jan Solo (flickr)

Tras la victoria conseguida el pasado miércoles en el Bernabéu ante el Olímpic de Xátiva en Copa del Rey, un 2-0 que selló el pase a octavos, el Madrid quería cerrar el año con una victoria en Mestalla y desde el principio salió concentrado en ese objetivo.

Los diez primeros minutos de juego fueron de claro dominio visitante (Diego López, Arbeloa, Sergio Ramos, Nacho, Marcelo, Xabi Alonso, Modric, Di María, Isco, Cristiano y Benzema), con Isco y Modric facilitando pases a los delanteros que no materializaban las ocasiones. CR7, Ramos, Marcelo o Alonso pudieron marcar pero el Valencia (Guaita; Joao Pereira, Víctor Ruiz, Mathieu, Bernat; Oriol Romeu, Parejo; Feghouli, Fede, Piatti; Jonas) defendía con acierto.

En el 22 Ramos dio un codazo a Jonas que no sancionó el árbitro y que pudo costar caro al sevillano (cuestionado en las últimas semanas el capitán dejó claro al finalizar el duelo que “por un oído le entra y por otro le sale” lo que la gente quiera decir porque se entrega al máximo y aprovechó para asegurar que su sitio está en el Madrid, zanjando toda polémica).

En el 26 CR7 hizo una chilena pero no entró y ya en el 27 un pase sensacional de Marcelo, cambiando el sentido de una banda a otra, puso en los pies a Di María un balón que el argentino, de un zurdazo sensacional, convirtió en el 0-1. En dos minutos pudo anotar Isco el 0-2 pero cayó dentro del área ante Mathieu que sacó el balón limpiamente. El Valencia gozaba de oportunidades pero sin verdadero peligro.

Pero en el 33 Piatti de cabeza, tras un centro fantástico de Bernat, puso el 1-1 escenificando una efectividad total: una ocasión clara y un gol. Tras el tanto el Valencia se animó y Bernat pudo adelantar a los che pero su tiro se fue por el lateral de la portería de Diego López. En el 39 Di María sacó una falta y puso en la cabeza de CR7 un balón que el portugués colocó en el fondo de la portería; pudo ser en claro fuera de juego pero el árbitro no lo señaló y significó el 1-2 para los blancos.

En el 41 Jonas pudo marcar tras irse de la defensa y sacarse un derechazo potente pero salió desviado. La primera parte dejó ver a un Real Madrid superior y los mejores jugadores fueron Jonas para el Valencia y Di Maria para el Real Madrid.

En la segunda parte el equipo dirigido por Estévez se mostró más fuerte y supo aprovechar mejor sus oportunidades. En el 5 Fede trataba de poner en apuros a Diego López pero su acción no llevaba peligro. En el 8 Piatti hizo una entrada durísima sobre CR7 por lo que vio amarilla y en el 11 Mathieu otra acción dura sobre Isco por la que vio otra cartulina. Mathieu, con otra fea intervención sobre Alonso debió ver amarilla y ser expulsado pero en el 16 anotó el empate, 2-2, de cabeza tras un corner al colocarse por delante de Ramos y colar entre los brazos de Diego el balón.

Arbeloa si vio la amarilla por parar a Canales en una acción sin violencia mientras que el Valencia tomaba las riendas del partido y ponía en apuros a un Diego que hizo paradas de mérito y un Nacho que paraba muy bien las acometidas valencianistas demostrando su valía. El Madrid seguía atacando pero sin materializar mientras que a CR7 le paraban con faltas muy duras y comenzaban los nervios. Llegaron los cambios y en el 27 salió Isco y entró Jesé.

En el 31 tras una gran jugada de Canales Feghouli pudo anotar tras un tiro cruzado que pasó entre las piernas de Ramos. Los entrenadores lo apostaron todo y salieron Piatti por Guardado y Arbeloa por Carvajal en el 35; minuto en el que Modric dio un gran pase a Jesé que cruzó un derechazo ante el que Guaita no pudo hacer nada. El banquillo blanco, encabezado por Morata, celebró el 2-3 por todo lo alto. Una nueva demostración de la clase del canterano.

Solo dos minutos después CR7 cayó en el área y se enzarzó con Mathieu. Las idas y venidas eran constantes y se produjeron los últimos cambios: en el 38 salió Parejo y entró Banega y un minuto después abandonó Di María por Illarramendi. En el 42 Diego paró el remate de Jonas de cabeza y en el 45 se reclamó penalti por mano de Alonso dentro del área pero la repetición mostró que el balón le dio en el pecho y sin tiempo para más finalizó un duelo que venció el Real Madrid por 2-3.

Los blancos descansarán hasta el 2 de enero en que se enfrentarán, en el Khalifa Studium de Doha, al PSG, en un amistoso. Y el 6 de enero recibirán al Celta de Vigo en partido liguero a las 19:00 horas.

Dejar respuesta