El PSOE recuerda a Pablo Iglesias en el 87 aniversario de su fallecimiento

0
202

El pasado día 9 de diciembre, se celebró el 87 aniversario del fallecimiento del fundador del Partido Socialista Obrero Español -PSOE- y de la Unión General de Trabajadores -UGT-,  Pablo Iglesias y con motivo de esta fecha fueron numerosos miembros del partido y del sindicato UGT los que le rindieron homenaje.

Pablo Iglesias (1910-1923)
Pablo Iglesias (1910-1923)

En Galícia, provincia donde nació Iglesias, la secretaria general socialista, Beatriz Sestayo y el responsable de la UXT, Césareo Fraga, reivindicaron la figura del político delante de su monolito en los jardines de Las Angustias. Por otro lado, otro acto que se programó con motivo de la señalada fecha fue en el Cementerio Civil de Madrid hasta el que se acercaron, junto con un centenar de personas, el secretario General de la UGT, Cándido Méndez, y el secretario General de la UGT, José Ricardo Martínez, el secretario del PSM, Tomás Gómez y el secretario de Organización del PSOE, Óscar López.

Asimismo, distintos militantes del partido y de las juventudes socialistas quisieron recordar la figura de su fundador en sus páginas web y en sendas cuentas en redes sociales, como es el caso de numerosas agrupaciones socialistas en las puede leer en sus páginas web o blogs amplios textos escritos en homenaje al fundador y en los que se explican con todo lujo de detalles la trayectoria del fundador del partido.

Pablo Iglesias Posse nació el 18 de octubre de 1850 en El Ferrol (A Coruña). Procedente de una familia humilde se quedó huérfano con tan sólo nueve años. Emigró junto con su madre y su hermano hasta Madrid, que más tarde fallecería a causa de una tuberculosis. La idea de la familia era establecerse en la capital donde esperaban que un tío suyo les acogiera en la casa donde trabajaba. Sin embargo, al llegar a la ciudad se encontraron con que el hombre había fallecido. En el hospicio de Madrid aprendió el oficio de tipógrafo, trabajo que desempeñaría durante el resto de su vida.

Corrían los años 60 y 70 cuando empezó a interesarse por la actividad reivindicativa del movimiento obrero. Se afilió a la primera Internacional y a la Asociación General del Arte de Imprimir, que posteriormente, en 1873,  llegó a presidir. Iglesias se mantuvo fiel durante toda su trayectoria al movimiento marxista que por entonces era una corriente muy minoritaria en España y fue precisamente con sus colegas correligionarios marxistas con quienes fundó  en  1879 el partido  que presidiría hasta el día de su muerte, el PSOE. Un partido que se creó en la clandestinidad ya que tras la llegada de los Borbones a la monarquía este tipo de partidos no eran legales.

Un dato anecdótico que muchas personas desconocen es que  el Partido Socialista  durante sus comienzos no utilizaba la letra E, algo que tenía que ver con las ideas marxistas de su fundador, ya que no era de su agrado la idea de nación porque a su juicio, en el mundo sólo existían dos clases sociales: la burguesía y el proletariado. Sin embargo, la E acabó formando parte del partido, muy a su pesar.   El tiempo iba pasando y el PSOE iba creciendo a un ritmo muy lento. Fue en tres ocasiones en las que Iglesias acabó en la prisión. La primera de ellas por formar parte de una huelga en 1882; posteriormente, en 1909, como consecuencia de la Semana Trágica de Barcelona; y una última y tercera,  cuando contaba ya con sesenta años. También fue víctima de la represión particular de los patrones, que no le daban trabajo el trabajo para evitar problemas con sus ideas.

La historia del PSOE y de Pablo Iglesias también está ligada a la Unión General de Trabajadores (UGT), de la que fue el creador en 1888 junto con un grupo de socialistas reunidos en la ciudad condal.  El primer presidente del  sindicato fue Antonio García Quejido. No obstante, la presencia de García Quejido duró más bien poco, ya que en el congreso celebrado en 1889 fue sustituido por Pablo Iglesias al frente  de la UGT hasta el día de su fallecimiento, el 9 de diciembre de 1925.

A pesar de que la poca formación que recibió,  sus escritos fueron muy conocidos y tuvieron una gran repercusión en la vida del país. Desde su primer artículo “La Guerra”, hasta el último, “El proletario vencerá”,  escribió alrededor de mil colaboraciones en periódicos y revistas de España y del extranjero. Durante su vida, publicó libros en los que se hacía una recopilación de todos los artículos que había escrito (“El programa de nuestro partido”,” Discurso”, “Las organizaciones de resistencia”, “El programa socialista”, “Comentarios y Propaganda socialista”) y, tras su fallecimiento, también se publicaron más libros entre los que destacan “Exhortaciones a los trabajadores”, “Páginas escogidas”, “Reformismo social y lucha de clases” y “El Partido Socialista y las reformas sociales”.

Fuente de las imágenes: WikiMedia

Dejar respuesta