El PSOE pide la eliminación de la caza mayor en la UE ante Bruselas

0
211

El eurodiputado socialista, Andrés Perelló, presentó el pasado miércoles ante el Parlamento Europeo una serie de propuestas que tienen como fin la prohibición de la caza deportiva en el interior de la Unión Europea y la importación de trofeos de caza a territorio comunitario. Afirma que si Europa no comienza a poner coto a este tipo de crueles pasatiempos, toda su política de conservación del medio ambiente quedará obsoleta y en entredicho.

Jóvenes posan con el trofeo
Jóvenes posan con el trofeo

Estas iniciativas sirven de apoyo a las medidas legislativas contra prácticas como el tráfico de productos ilegales de flora y fauna o la caza furtiva, considerándolos como un delito contra la vida silvestre. El socialista defiende que la caza debe realizarse únicamente cuando se necesite ejercer un control de la especie o por cuestiones de equilibrio ecosistémico. Y ataca a los aficionados a la caza afirmando: “No se puede permitir la caza mayor indiscriminada para el capricho de unos cuantos mandatarios con poder adquisitivo, dándole además la cobertura de algo tan noble como el deporte”.

Cuando Andrés Perelló se refiere a los trofeos de caza muestra su descontento con la situación actual y expone que “traer cabezas y cornamentas de grandes especies a la Unión Europea es algo que debe quedar como cosas de otros tiempos y no como práctica habitual en una sociedad civilizada del siglo XXI como se pretende la europea”. “Matar por matar no es un deporte”.

Para evitar confusiones, el eurodiputado ha aclarado que estas peticiones están dirigidas exclusivamente a la caza mayor y en especial a la considerada como “exótica, en terceros países” y que con esto no pretende poner trabas a “ninguna actividad cinegética deportiva, que están reguladas en cada Estado miembro”.

Eurocámara reclama a la Comisión Europea la elaboración de “un plan de acción contra el tráfico de fauna silvestre que incluya objetivos claros, tanto dentro como fuera de la UE, con el fin de reducir el comercio ilegal de animales salvajes”. También pide la revisión de la importación de trofeos de caza desde terceros países a los Estados miembros. Sergio Gutiérrez, secretario general de los socialistas españoles en la Eurocámara, hace referencia al furtivismo afirmando que éste plan intenta ” poner límites a una práctica insostenible y poco ética, que ha provocado grandes reducciones de las especies en peligro de extinción”.

La Real Federación Española de Caza en respuesta ha pedido al PSOE la expulsión de Andrés Perelló ya que su presidente, Andrés Gutiérrez, considera como “absoluto disparate” la proposición hecha a Bruselas. Afirma que “la caza es imprescindible ecológicamente y necesaria económicamente”. En España la caza genera 3.650 millones de euros al año y da empleo de forma directa a más de 54.000 personas.

Pablo Fernández, director de la Fundación para el Estudio y Defensa de la naturaleza y la Caza (FEDENCA), ha destacado la importancia socioeconómica de este sector y ha afirmado que en una temporada se cobran 26.750.000 piezas de caza menor y 411.000 de caza mayor,  un valor total de 1.044 millones de euros.

Fotografía: Melisa Vara Orozco

Dejar respuesta