El próximo en llegar

0
203

A Rudy Fernández la ACB se le ha quedado pequeña. Cada semana cientos de personas pensamos lo mismo, y cada partido que el mallorquín disputa somos aún más conscientes de que el lugar del balear está, de inmediato, en la NBA. El ‘5’ de la ‘penya’ acaba de convertirse en el primer jugador en la historia de la Copa del Rey que logra hacerse con dos galardones de MVP de la competición. Lo más asombroso del dato es que Fernández únicamente tiene 22 años.

Hace escasas fechas vimos como Rudy lideraba a un joven conjunto como el Joventut a alzarse con el título de la Copa del Rey, once años después de su último triunfo. El mallorquín anotó 32 puntos en la final, y fue una pesadilla constante para los de Spahija, que a la conclusión del torneo no pudo más que rendirse a la evidencia, declarando que “el sitio de Rudy es la NBA”. El técnico croata vino a confirmar lo que ronda nuestras cabezas desde hace algún tiempo.

El mallorquín, de 22 años, logró de esa forma su primer título nacional con el equipo de toda su vida, la ‘penya’, -en el que milita desde las categorías inferiores-, después de ganar la ULEB Cup -siendo MVP de la misma- y lograr la medalla de oro en el Mundial de Japón en un año 2006 especialmente prolífico para su carrera.

Fernández siempre fue un jugador precoz, y ya con 17 años debutó en la Liga ACB en el Pabellón Raimundo Saporta, antigua cancha del Real Madrid. Dos años más tarde, el cuerpo técnico del equipo verdinegro decidió que diese el salto definitivo a la primera plantilla, y esa misma temporada, con apenas 19 años, se confirmó como un jugador de un talento y unas  posibilidades fuera de lo común.

Buena prueba de ello fue su brillante Copa del Rey en Sevilla en 2004, la primera que el escolta disputaba, y en la que sorprendió a todos los allí presentes liderando al conjunto verdinegro a la final, y pese a que el Joventut no pudo alzarse con el título ante el Tau  Cerámica, el balear fue designado como MVP del torneo, contando tan sólo con 18 años de edad.

La meteórica ascensión de Rudy no se frenó ahí, y su progreso sobre la cancha le llevó a formar parte, siendo además uno de los destacados, de la mejor selección de la historia del baloncesto español, la que logró la medalla de oro en el Mundial de Japón,  marcando el mayor hito en la historia del deporte de la canasta en España.

Meses antes, el ‘5’ de la ‘penya’ había logrado su primer título como profesional después de que su equipo se adjudicase la FIBA Eurocup en 2006 disputada en Kiev. El escolta mallorquín fue designado, además, como jugador más valioso de la ‘Final Four’. Asimismo, el pasado año Rudy fue designado como mejor jugador joven del continente europeo, y formó parte del combinado español que logró la plata en el Europeo de baloncesto disputado en España, teniendo un papel importante en el mismo.

Su gran nivel y su juventud tampoco pasaron desapercibidos para los ojeadores estadounidenses, y es que las franquicias de la NBA así lo confirmaron cuando Rudy fue elegido por los Phoenix Suns en la  posición número 24 del ‘Draft’ de la NBA del pasado año, siendo sus derechos traspasados de inmediato a los Portland Trail Blazers del también español Sergio Rodríguez, que mostraron un gran interés en poder contar con Fernández. Actualmente, Rudy está disputando la que presumiblemente será su última temporada en el baloncesto europeo, y es que su juego sobre la cancha no deja de deslumbrar y su salto a la NBA el próximo verano parece una decisión lógica y esperada.

Su dominio en la competición doméstica es evidente, sus continuos galardones de jugador más valioso así lo atestiguan, y la consecución de este título copero, junto a Aíto García Reneses, -que, para los amantes “de las casualidades”, ya ganó la Copa del Rey en el último año de Pau Gasol en la ACB-, no es más que una muestra más de que el escolta verdinegro está dando sus últimos pasos en el baloncesto europeo y está de sobra preparado para aterrizar en la competición más prestigiosa del mundo, engrosando la lista de españoles que ya juegan en Estados Unidos.

Pau, José Manuel, Jorge, Sergio y Juan Carlos ya están allí. Rudy es el siguiente –pero ni mucho menos el último- de la lista. Sus vuelos, sus triples imposibles y su competitividad serán puestas a prueba desde el primer momento, y Fernández tendrá que hacerse un hueco en la rotación de los Blazers a base de trabajo, constancia y paciencia. Sergio le hará de anfitrión, y precisamente el canario –otro genio precoz- sabe que cuando uno llega allí las cosas empiezan de cero. Estaremos expectantes. Mucha suerte, fenómeno.

Fuente de las imágenes:
www.google.com

Dejar respuesta