El programa menos divertido de España

0
181

Se estrena en Televisión Española el programa El Pueblo más Divertido en donde 22 localidades de nuestro país competirán para ver quién de ellas tiene más gracia y salero.  

No era martes ni trece, era lunes nueve, pero como si lo hubiera sido, porque los resultados no pudieron ser peores, ni en humor ni en audiencia. Y es que el nuevo programa de TVE de los lunes noche se las trae. ¡Ya quisiera una versión del Gran Prix 2.0 tener tanta caspa como este nuevo concurso que enfrentará a los pueblos, supuestamente, más divertidos de este país!

divertidoLos encargados de llevar acabo la ardua tarea de conducir este proyecto a buen puerto son Mariló Montero y Millán Salcedo; así, a pelo, bien complementados el uno con el otro. Por parte primera diremos que Mariló es una presentadora que merece sin duda un capítulo aparte por su simpatía, su amabilidad, y su don de gentes. Abandonando la ironía ya, la navarra fue calentando el ambiente este mismo lunes cuando anunció a bombo y platillo que se había marcado un salto en paracaídas junto a su compañera María Casado, durante la presentación del cual sólo les faltó decir “Va por ti, Darío”. La sorna expresada por ambas al comentar la jugada te deja casi tan frío como se queda uno al escuchar las reflexiones de esta mujer sobre el alma y los cuerpos o comprobar su buen rollo con sus compañeras de cadena. En resumen, Mariló es provocadora, metepatas, pero lo que se dice graciosa, graciosa, no; me río más con Redes.

En cuanto a Millán Salcedo, podría decirse que es todo lo contrario a ella, afortunadamente; le importa un comino disfrazarse o hacer el ridículo. De hecho, al inicio del programa salió caracterizado como la Montero y superó con creces a la original (habrá repercusiones, ya lo veréis). Es más, su papel es tan parecido a sus interpretaciones en Martes y Trece, que no tengo por menos que rendirme ante él.

Y es que una de las cosas increíbles de este programa es que ha conseguido reunir a dos parejas de cómicos que terminaron poco más que tirándose los trastos a la cabeza: el mismo Millán Salcedo junto a Josema Yuste, y las Virtudes. De hecho uno de los pocos momentos estelares del programa fue cuando Salcedo les desprendió a las dos humoristas de sus tan características pelucas, quedando ellas “al descubierto” y saliendo por patas del escenario.

El resto del show fue… un poco vergüenza ajena. Supongo que los habitantes de estos pueblos estarán encantados con la publicidad que les reportará su participación en este programa. Pero, francamente, ver lo que vimos el lunes pasado es como mezclar de modo grotesco Muchachada Nui con Inteligencia Artificial de Cuatro. Abuelos disfrazados, abuelas cantando, pastores pegando gritos a sus ovejas o cerdos, un carril-vaca…y al final te da la impresión de que lo único que hay en España es esto, catetos frikis con todo el sentido peyorativo de las palabras. ¡Ojo!, ¡que vivan los pueblos!, que yo soy de uno de ellos y soy de la opinión que hay que potenciarlos, pero, en mi humilde opinión, de otras maneras, no ensalzando el ridículo más absoluto, porque, nos guste o no, lo del lunes no era humor, era esperpento (Valle-Inclán, perdóname por la comparación)

¿Lo mejor del concurso?, que nos van a mostrar 22 bellos pueblos de todos los rincones de la geografía española tales como Candeleda, Caspe, Blanca o Cadalso de los Vidrios, y que todos ellos llevan adjunto un padrino o madrina. 22 humoristas españoles de lo más variado que TVE ha conseguido reunir y que van desde el señor Barragán hasta Ana Morgade pasando por Llum Barrera, Manolo Rollo, Berta Collado, Edu Soto, Yolanda Ramos o Silvia Abril, por citar algunos. Ellos, junto a los pueblerinos, serán los que se encarguen de defender y luchar por cada uno de sus villas. Por otro lado, los encargados de juzgar sus actuaciones y que conforman el jurado serán en esta ocasión Melani Olivares, Eduardo Gómez (el padre del portero de Aquí no hay Quién Viva) y el ya cansino Mario Vaquerizo. Porque ya estoy empezando a pensar que Vaquerizo tiene el don de la ubicuidad (lo cual me asusta); que si en Pasapalabra, que si en El Hormiguero, que si en Alaska y Mario, que si te lo encuentras de fiesta por Madrid, que si abres una cerveza y se te aparece como por arte de magia y te la roba…

En resumen, en las sucesivas semanas comenzarán las batallas (esto es muy de La Voz) entre los distintos pueblos, porque esta gala fue sólo de presentación. Esperemos por nuestra salud mental y el turismo de este, nuestro país, que esto mejore tanto como la relación entre Josema y Millán.

Lo dicho, huelleros, sed felices y hasta la semana que viene, me voy a ordeñar mis vacas vestido de Superman mientras tarareo una de Julio Iglesias.

 

PD: mi reflexión final de telespectador de hoy es: “¿Qué opinarán de Mariló los de su pueblo?”

 

Fotografía propiedad de la página web www.rtve.es

Dejar respuesta