‘El poder de las canciones’ o la fuerza del pop: una exposición sonora para todos los públicos

0
221
Bob Marley, uno de los protagonistas de la exposición | Matadero Madrid
Bob Marley, uno de los protagonistas de la exposición | Matadero Madrid

La exposición sonora El poder de las canciones empezó a sonar en Matadero el pasado 29 de enero y estará expuesta hasta octubre. La colección, comisariada por el director Rockdelux, permite escuchar a sesenta iconos pop que marcaron el siglo XX, entre los que se encuentran diez españoles.

Hay muchas canciones que a lo largo de nuestra vida nos han marcado, posiblemente más de sesenta, pero si nos ceñimos solo al siglo XX puede que la recopilación de la Casa del Lector no se quede corta del todo. “El poder de las canciones: 60 momentos para el siglo XX” es la exposición sonora de la que es comisario el director de la revista Rockdelux, en la que se recogen diferentes iconos del pop entre los que priman las letras en inglés.

Con el paso del tiempo hemos visto que las canciones tienen esa fantástica capacidad de transportarnos a lugares desconocidos, hablar de sentimientos y situaciones que ya hemos vivido, o hacernos cambiar de humor con solo los primeros acordes. Ésta es la función que ha tenido la música a lo largo de las décadas y parece que es lo que se ha pretendido con ésta exposición sonora en la que se pueden escuchar sesenta temas, leer sus letras en el idioma original, con traducciones en español en los casos que es necesario. Himnos como “Mediterráneo” de Joan Manuel Serrat o “Bailando” de Alaska y Los Pegamoides resaltan enérgicamente entre los diez seleccionados españoles; mientras que “I will survive” de Gloria Gaynor, “(I can’t get no) satisfaction” de los Rolling Stones y “Dancing Queen” de ABBA son las banderas con las que los visitantes pueden identificar qué tipo de sonidos encontrarán en la exposición.

Es obvio que las canciones son las protagonistas de ésta colección, sus sonidos, los momentos a los que nos transportan como la Movida madrileña o la moda de los vaqueros acampanados. Sin embargo, las imágenes que acompañan a cada una de éstas míticas canciones son escasas y poco originales; si bien es cierto que la selección de los temas es muy representativa y acertada.

Si os apetece viajar a través de las décadas, escuchar buenas melodías y dejarse llevar por las letras que las envuelven os recomendamos ésta exposición, que parece que no ha tenido muchas visitas desde su inauguración, aunque todavía quedan muchos días para los que no lo han hecho se animen a ello.

Nos encontramos ante una distribución en auriculares de los himnos de una época que marcó la forma de pensar y hacer música, con letras como las de los 60, cuyo centro se situaba en el hedonismo juvenil y el placer por el placer; y otras, como las de la década de los 80 en la que el compromiso social y el activismo político eran el estandarte de los músicos y el sello de sus composiciones, que todavía hoy perduran en el imaginario colectivo.

Dejar respuesta