El planeta en nuestras manos

1
1319

El agujero de la capa de ozono alcanza un nivel récord sobre el Ártico. Las consecuencias pueden ser mortales. Es labor de todos impedir su destrucción.

La capa de ozono en el Polo Norte sufre un nivel de destrucción sin precedentes. A finales del mes pasado, la disminución de la capa que protege la Tierra de los rayos ultravioleta fue del 40%, según ha informado el Centro Nacional de Investigaciones Científicas francés (CNRS). Este récord se debe a los fuertes vientos conocidos cómo ‘vórtice polar’ que aísla la masa atmosférica sobre el Polo Norte e impide que se mezcle con el aire procedente de latitudes medias. Como resultado, se ha dado “un invierno estratosférico muy frío y persistente que ha conducido a una destrucción del ozono importante y prolongada hasta el inicio de la primavera”, argumenta el CNRS. La luz del sol de marzo ha golpeado esta masa de aire frío liberando átomos de cloro y bromo que destruyen el ozono. La zona norte del planeta sufre temperaturas muy bajas, creando condiciones similares a las que ocurren cada invierno sobre la Antártida. Este hecho esta ligado a la presencia en la atmósfera de diversos compuestos químicos emitidos por el hombre. Los encontramos en aerosoles, coches, frigoríficos, aire acondicionado, calefacción….Esos compuestos a 80 grados bajo cero, son especialmente nocivos para el ozono. Pues emiten esos gases ricos en cloro y bromo que permanecen durante años en la atmósfera. Por ello, los científicos no descartan que una destrucción similar a la de este año se repita si vuelve a haber inviernos tan fríos.

La gravedad de todo esto es la falta de conciencia en las personas. En España, el mes pasado la energía producida por el viento produjo más electricidad que las centrales nucleares. Si desarrollamos esas energías solares, eólicas y marinas se minaría este problema que afecta al mundo entero. Pues el ozono es la única sustancia en la atmósfera que puede absorber la dañina radiación ultravioleta proveniente del sol.

Este tipo de radiación UV-B daña a los seres humanos, animales y plantas. La radiación ultravioleta puede provocar cáncer piel y cataratas. El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) pronostica que “a una tasa anual de 10 por ciento de pérdida de ozono durante varias décadas, el aumento en casos de cáncer de piel rondará los 250.000 por año”. Además, la luz ultravioleta reduce la efectividad del sistema inmunológico. Laura Sanchez, licenciada en medicina, asegura que “la exposición a la radiación UV-B bien puede hacer que el sistema inmunológico tolere la enfermedad en lugar de combatirla”.

Si todos y cada uno de nosotros cuidamos los recursos naturales y tratamos de disminuir la contaminación, podríamos acabar con las grandes amenazas a las que se enfrenta el mundo entero. Pues sin la Capa de Ozono seria imposible la vida en nuestro planeta.

Fuente de texto:
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Destruido/capa/ozono/Artico/elpepusoc/20110404elpepusoc_9/Tes
http://www.abc.es/20110404/sociedad/rc-cientificos-franceses-detectan-nivel-201104042113.html
http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/04/ciencia/1301929472.html
Fuente de imagen:
http://www.bicora.com/es/ciencia-y-tecnologia/139076-destruido-40-de-capa-de.html
http://mimundosederrite.blogspot.com/2010/06/cuales-son-las-consecuencias-de-la.html

1 Comentario

  1. Hoy, todas la manos del mundo por el planeta ya vimos lo que pasa en Japón que esperamos ver. para defenderlo y cuidarlo.hoy prepara la tierra y siembra una semilla,que esta mañana sera un gran árbol.,recicla toda la basura que no debe ser basura. orgánica en lugar inorgánica en otro.porfavor son muchas manos el el planeta vamos y cuidemos.un granito de arena por este. mañana sera una montaña de ayuda.
    jansleo1@yahoo.com

Dejar respuesta