El periodismo de escuela contraataca

0
150

El pasado viernes 17 de Abril, se estrenó en los cines de España, la película protagonizada por Ben Affleck,Russel Crowe y Rachel McAdams La Sombra del Poder, basada en una aclamada miniserie inglesa de la cadena BBC, donde se mezcla el thriler político y periodístico, que recuerda a aquellos años del “Watergate”.
Sumen unos buenos actores, un poco de intriga, la guerra de Irak y Afganistán y todo ello batido con esa magia que solo puede aportar Hollywood. La Sombra del Poder es una de esas pelis, que tras verla, uno no puede dejar de pensar si algún día podrá tener en su poder una información tan potente que podría hacer temblar a un país. Para aquellos que aspiramos a escribir grandes historias que se vendan en tiradas de miles de ejemplares, este film de Kevin Macdonald, que vuelve tras los elogios de su última película The Last King of Scotland.. , establece un mapa de situaciones que tiene como hilo conductor la relación entre un periodista y un político. A raíz de ahí se crea un áurea de moralidad que nos ahce preguntarnos la situación del periodismo, todo lo relacionado con la importancia de las ventas del periódico; el reclamo de las noticias esporádicas, no contrastadas, los rumores, etc; y sobre todo la pregunta clave es si vale más una amistad o el periodista solo tiene fuentes, no amigos, como bien dice uno de los personajes principales de la película.

La historia comienza con un crimen en donde se establece que al causa a sido un ajuste de cuentas por drogas, pero que a lo largo de la trama se verá como tendrá una gran relación con el otro caso, donde se ha encontrado muerta en las vías del metro a una chica. La cuestión de que en dos horas se aglutine una miniserie de 6 capítulos, hace que la película sea bastante intensa, que no haya tiempo para el aburrimiento y las ideas, buenas, lleguen a enlazarse unas con otras. Por ello hacía tiempo que una película no me parecía tan entretenida.

Las actuaciones son bastante buenas, pero muy estereotipadas. El periodista ególatra, al que se le permite cualquier actuación,interpretado por Russel Crowe, un periodista de la vieja escuela, que sabe como acercarse al lugar del crimen y tener buenos contactos .Un Ben Affleck un poco más flojo, o mejor diría que demasiado joven, que se mete en la piel de un político que intenta arrojar respuestas a un caso de seguridad nacional, pero que su trabajo queda empañado por un “caso de faldas” que acaba con la muerte de la chica (nudo de la trama muy bien desarrollado) y la nueva periodista, Rachel MacAdams, inquieta con ganas de hacer cualquier cosa para obtener la información.

A destacar la fotografía de Rodrigo Prieto, que ha trabajado en las películas Brokeback Mountain, Babel y hace poco lo vimos en Los abrazos rotos de Almodovar. Y para los que son amantes de todos los entresijos del periodismo, que no se levanten hasta que la pantalla quede en blanco, porque tras el final, en los créditos aparece una auténtica rotativa y uno, como es mi caso, no pudo dejar de mirar la pantalla.

Y como una imagen vale más que mil palabras aquí os dejo el enlace del trailer en español, aunque siempre digo, que es mejor verlo en versión original:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=qDkJJcexAM0[/youtube]

Dejar respuesta