El Parma, al borde del abismo

0
89

El Parma, equipo procedente de la liga italiana, sufre desde hace unos meses numerosos problemas económicos. Estos problemas están causando que el equipo pierda puestos en la llamada Serie A (primera división italiana) ocupando actualmente el último puesto de la clasificación. Cabe aclarar que aunque los problemas económicos del equipo se agravaron hace unos meses, están presentes en el club desde el año pasado, hecho que se verifica cuando la federación italiana (FIGC) negó al equipo el derecho a participar en la Liga Europa por no poder afrontar el coste de este, cediéndole el puesto al Torino.

Imagen de la Curva Nord del Ennio Tardini (Fotografía: verdi85)
Imagen de la Curva Nord del Ennio Tardini (Fotografía: verdi85)

Tal es la situación a la que está siendo sometida el equipo, que la Asociación Italiana de Futbolistas (AIC) llegó a anunciar mediante un comunicado oficial que todos los equipos provenientes de la Serie A retrasarían quince minutos el inicio de los partidos que disputaran como forma de mostrar su solidaridad hacia el equipo de El Parma.

No obstante, esta solidaridad no ayudará a este equipo en crisis, ya que cada vez van perdiendo más puntos en la tabla de clasificaciones como consecuencia de no pagar toda la cantidad de dinero que deben. Esta situación también le está impidiendo poder jugar varios partidos contra otros clubes, bajando nuevamente el listón del equipo. Tales clubes han prestado dinero al Parma para que al menos pueda terminar el campeonato.

Esta situación no solo afecta al personal del club y a los demás equipos, sino que también afecta a los propios jugadores del Parma, quienes no han recibido su salario desde que se inició la temporada. El Parma solo lleva ganados tres de los 24 partidos disputados en esta temporada, lo que hace que los propios jugadores, como por ejemplo Antonio Cassano, estén abandonando el equipo, aumentando las dificultades del club a la hora de jugar los partidos restantes de la temporada. Este hecho y el impago del IRPF de ciertos fichajes han conseguido que el presidente del club, Tommaso Ghirardi; y su administrador delegado, Pietro Leonardi, hayan sido suspendidos por dos meses.

Los impagos y los recortes de personal producidos por la situación llevan al Parma a una situación en la que no pueden asegurar los partidos por falta de stewards (guardias de seguridad que impiden a la afición saltar al campo al mismo tiempo de controlar que no sucedan otros incidentes). El estadio del equipo está totalmente desocupado, esto quiere decir que aparte de no poder ni contratar a los stewards, el equipo ha tenido que poner en venta incluso los banquillos del vestuario. El Parma sigue aguantando todo el tiempo que le sea posible gracias a pequeños ingresos como la venta de entradas o multas a otros clubes. No obstante, la mayor parte de estos ingresos va destinada a intentar minimizar la gran deuda que aún queda por pagar.

La FIGC se plantea el declarar al equipo en bancarrota, acontecimiento que se empezó a predecir desde el año pasado, y que se decidirá este 19 de marzo.

Dejar respuesta