El número de fallecimientos por consumo de tabaco podría ascender a ocho millones en 2030

0
430

En la actualidad el tabaco es una droga muy arraigada en las distintas sociedades que conforman el planeta. Sin embargo, y a pesar del grado de expansión, las consecuencias sobre la salud del hombre se hacen patentes al cabo de los años. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la comercialización de este producto ha proliferado en las últimas décadas y las políticas existentes contra su consumo son ineficientes. 

El consumo del tabaco se ha convertido en un acto habitual y aceptado por el ser humano en el transcurso de sus actividades diarias, es una droga blanda consumida en todas las partes del mundo ante el bajo precio al que se vende. La OMS recoge en sus estudios que España es uno de los países cuya venta del producto es inferior al resto de estados europeos.  

La OMS asegura en sus documentos que cada año mueren más de seis millones de personas a causa de la denominada “epidemia del tabaquismo”. Asimismo, el estudio incluye entre los afectados -600.000 al año- a pacientes que no fuman, pero que sí sufren cardiopatías, asma, cáncer o enfermedades derivadas de su exposición al humo del tabaco. Además, la organización asevera que si el consumo en la población persiste, en 2.030 los afectados podrían ascender a ocho millones.

Con el objetivo de hacer frente a la epidemia, la OMS ha puesto en marcha seis políticas de acción amparadas en el Proyecto MPower. Entre las medidas a desarrollar por la organización destacan el ‘monotoring’ -que informa y previene de los peligros del consumo de tabaco en países sin acceso a una correcta educación preventiva- y el ‘offering’ -encaminado a ofertar ayuda a los pacientes que quieren dejar de fumar-. Asimismo, la OMS tiene en mente incentivar el aumento de los impuestos sobre el tabaco, ya que un incremento fiscal del setenta por ciento en el precio de este producto podría evitar una cuarta parte de los fallecimientos relativos al mismo.

Los especialistas sostienen que la causa principal de muerte en los fumadores se debe a una cardiopatía  isquémica -once por ciento de los casos-. A su vez, los estudios revelan que el setenta por ciento de los cánceres de pulmón, traquea y bronquios se deben al consumo de tabaco.

Asimismo, en junio de 2011, la OMS hizo público un estudio que aseguraba que la venta y consumo de tabaco no debía asociarse a países desarrollados e industrializados, puesto que el ochenta por ciento de los consumidores procedían de países en vías de desarrollo o pobres, dedicándose en estos hogares hasta un diez por ciento de sus gastos a comprar tabaco; es decir, menos dinero del que destinan al acceso a una buena alimentación o servicio sanitario.

Por este motivo, y con la celebración el próximo 31 de mayo del Día Mundial Sin Tabaco, los diferentes organismos y la OMS hacen hincapié en el desarrollo de campañas de sensibilización que permitan conocer de cerca la problemática generada por esta droga legal.

 Imágenes: Tamara Ginés Arredondo/Tonimadrid

Dejar respuesta