El niño con el pijama de rayas

0
179

Sorprendentemente la película basada en el libro del escritor John Boyne se mantiene durante un mes en los puestos más altos de la taquilla española. La adaptación del best seller a la gran pantalla, realizada por Mark Herman, recaudó tan sólo el primer fin de semana 2.183.211 euros y es que las grandes superproducciones han dejado paso a otro tipo de película, “el que hace pensar”.
Me resistí durante varios meses a leerme el libro de John Boyne, hasta que vi que iban a estrenar la película. Pensé que sería hora de decidirme, así que le pedí a mi padre que me lo regalara y al día siguiente ya tenía el libro sobre mi escritorio. Apenas tardé unas horas (dos tardes un ratito) en leerme la novela, que cuenta una de esas historias de las que, a pesar de haber leído y releído libros, después de haber visto documentales o películas a cerca de la historia del pueblo judío durante la época de Hitler, nunca antes la había visto desde este punto de vista: el de un niño.

Y es que John Boyne ha sabido reflejar la inocencia de un niño de nueve años que viaja con sus padres y su hermana a Auschwitz y no sabe que lo que ve desde la ventana de su nueva habitación es un campo de concentración. Tras una temporada allí, decide salir a explorar fuera de la casa hasta que conoce a un niño de su edad, pero que lamentablemente está al otro lado de la verja. La historia cuenta la entrañable relación de estos dos niños y de cómo Bruno (alemán hijo de uno de los comandantes de Hitler) y Shmuel (niño judío atrapado en el campo de concentración) se van conociendo y van entablando una amistad. Bruno irá descubriendo cosas que no sabía sobre el trabajo de su padre así como otras cuestiones relacionadas con la vida del pueblo judío. Siempre, claro está, con la inocencia de un niño de nueve años.

Cuando me terminé el libro quedé muy impactada, me dio mucha pena el final de la historia, que no contaré aquí por si hay alguien que aún no ha leído el libro o no ha visto la peli (aunque desde aquí recomiendo a todo el mundo que lo haga). La película, muy dura al igual que el libro, es bastante fiel a la obra de Boyne, aunque es verdad que hay cosillas que se han cambiado. Los actores, creo recordar, son anónimos, ya que se le ha querido dar más importancia al relato que al propio reparto, aunque hay que decir que éste es excelente. Por otro lado la banda sonora es espectacular, sobre todo las piezas del final de la película, donde la tensión va creciendo a medida que tanto la música como la propia historia nos conduce al final de ésta.

Para concluir decir que me ha parecido una película impactante y no me ha dejado indiferente. Es un film de los que, según pienso, te hace pensar, reflexionar y plantearte algunas cosas que antes ni siquiera habías se te habían pasado por la cabeza. Está claro que para gustos, los colores, pero mi puntuación quizá sea un 9, por lo que aconsejo a todo el mundo que la vea o que, si lo prefiere, se lea el libro.

Ficha técnica
Título Original:
The Boy In The Striped Pyjamas
Director: Mark Herman
Reparto: David Thewlis, Vera Farmiga, Rupert Friend, Cara Horgan, Asa Butterfield, Amber Beattie
Año: 2007
Nacionalidad: UK- USA
Género: Drama

Dejar respuesta