El nacimiento de Súper Mario

0
95

Uno de los personajes más emblemáticos de los videojuegos es, sin duda alguna, Mario. El fontanero se ha convertido de lejos en uno de los personajes ficticios más populares y reconocidos en el mundo entero llegando a superar incluso al famoso Mickey Mouse. Pero, ¿cuál es el origen de este héroe bonachón?

JumpmanNintendo comenzó en 1889 como una pequeña empresa dedicada a la fabricación de naipes artesanales. No sería hasta 1970 cuando, comprendiendo la limitación del mercado de las cartas, decidieran cambiar de rumbo y dedicarse a los videojuegos arcade, en los que la creatividad del recién contratado Shigeru Miyamoto tendría un papel fundamental.

Transcurría la época dorada de los videojuegos espaciales, y Nintendo se subió al carro de los bits emulando los exitosos títulos del momento: Space Fever era una réplica casi exacta de Space Invaders, Space Launcher recordaba a Frogger y Space Firebirds resultaba muy parecido a Galaxian. Tras cosechar cierto éxito con Radar Scope en territorio nipón la gran N decidió lanzarse al mundo occidental, en el que las máquinas consumían gran parte de la calderilla de los chavales.

Pero los salones recreativos no necesitaban más copias de Space Invaders. Minoru Arakawa, presidente de Nintendo of América, decidió cambiar de rumbo. Gracias al talento de Miyamoto, y reutilizando el hardware de las máquinas de de Radar Scope, surgió Donkey Kong (1981). Su protagonista, destinado a salvar a la chica de las manazas de un enorme gorila, resultó ser un hombre de mediana edad, bajito, rechoncho y bigotudo, vestido con mono y gorra roja. A falta de un mejor nombre, lo bautizaron como Jumpman.

Pero Arakawa era consciente de la necesidad de un nombre característico, con gancho, capaz de diferenciar a su videojuego de todos los demás. La respuesta a esa pregunta llegó casi por casualidad. Para mantener a buen recaudo sus recreativas de Donkey Kong mientras buscaba locales en los que emplazarlas, Nintendo of America había alquilado unos almacenes en Washington. Su dueño, el señor Segale, era un italiano de mediana edad que lucía un poblado bigote. ¿Su nombre de pila? Mario.

Lo que ocurrió después de ese encuentro es ya historia. Concebido en Japón, residente en Brooklin, Nueva York, y con un nombre de procedencia italiana, Súper Mario se ha convertido en el inagotable adalid multicultural de los videojuegos en todo el mundo. 

Fotografía: Rob Boudon

Dejar respuesta