El mundo según la familia Powell

0
438

‘No ordinary family’ (o en España, ‘Los increíbles Powell’) ha tenido un paseo regular por las audiencias y por el argumento visto a lo largo de los 20 episodios que han compuesto esta primera temporada.

El comienzo parecía intrigante ya que no hubo ni arañas, accidentes con sustancias radiactivas o anillos mágicos que le otorgaran los poderes a la familia Powell. Un accidente de avión en Sudamérica fue la única noticia que teníamos de sus habilidades hasta hoy. La adrenalina del accidente de avión sumada a la inhalación de un suero (creado) ‘mágico’ fue el resultado para que sus poderes pasasen de ser temporales a permanentes.

Jim, el padre, era capaz de saltar millas, levantar toneladas de peso e inmune a las balas; Stephanie, la madre, podía correr a la velocidad de la luz; J.J., el hijo, con el tiempo descubrió que su cerebro había evolucionado hasta convertirse en pequeño genio; y Daphne, la hija, podía leer el pensamiento de la gente e incluso implantar los suyos en sus mentes.

Además el reparto se completó con actores de primera categoría. En primer lugar Michael Chiklis, al que hemos podido ver en la pequeña y gran pantalla, y Julie Benz, actriz que recordamos por dar vida a Rita Morgan en ‘Dexter’ durante cuatro temporadas. Han sorprendido, y lo han hecho para bien, los hijos del matrimonio que lejos de parecerse a los que tenemos en España, saben desenvolverse a la perfección en cada situación dentro de la pantalla, sin ninguna sobreactuación.

Con un panorama como ese, la serie tenía mucho a su favor para triunfar entre la audiencia. Sin embargo, y a pesar de un comienzo excelente, el interés por la serie ha ido disminuyendo semana a semana. En lugar de centrarse en las dificultades que los poderes podían acarrear en el siglo XXI, tuvieron el error de obcecar sus argumentos en los problemas cotidianos de una familia que ha sido dotada de poderes sobrenaturales, como si su condición siempre pasase a ser un segundo plano.

Le han acompañado en este camino personajes como el Dr. King que primero fue malo malísimo, después ha demostrado ser una persona que solo buscaba su beneficio propio (estaba enfermo y necesitaba el suero para vivir) y después otra vez malvado al disparar a Jim para quedarse con Stephanie. O también Katie, la compañera de Stephanie, una friki de los comics que alucina con la idea de tratar con personas con habilidades y después descubre que su hijo puede pertenecer a ese selecto grupo.

Sin estar asegurada la renovación por la segunda temporada, el final de la primera ha dejado un camino abierto por si ello ocurriera. Conociendo la solución para que los poderes permanezcan de manera perpetua, los directivos de Global Teach han recreado un accidente de avión que simulara las circunstancias que tuvieron los Powell, en el que han puesto a 80 presos retenidos en sus instalaciones. Lo que significa que hay 80 personas más con poderes, entre los que (por error) se incluye George, el mejor amigo de Jim.

Eso no sería novedad si gente del gobierno no hubiera llamado a su puerta para pedir la ayuda de la familia en la captura de los nuevos ‘supers’ que acaban de nacer. ¿Significa que podríamos ver a Jim, Stephanie, Dafne y J.J. en la lucha contra otras personas con superpoderes, actuando y viviendo como una familia con identidades secreta al puro estilo de ‘Los increíbles’?

Dejar respuesta