“El muerto y ser feliz”, una huída de la muerte por carretera.

0
95

Javier Rebollo presenta en nuestro país su próximo filme, que se estrenará el 11 de Enero, El muerto y ser feliz, una comedia negra que relata el viaje emprendido por un asesino a sueldo, que tras darse cuenta de que se va a morir, se marchará hacia el norte de Argentina sin destino alguno.

Cartel de la película
Cartel de la película

Santos (José Sacristán), es un español cuya profesión es asesino a sueldo. Tras haber sufrido varias enfermedades,  se encuentra postrado en la cama de un hospital de Argentina y se da cuenta de que pronto morirá. Para evitar que esto suceda en ese lugar, decide escapar hacia ninguna parte. Pretende huir de esa anterior vida en la que la presencia constante de la muerte le acecha, por lo que su objetivo principal será el de sentirse libre de esa constante presión.

Se embarca entonces, en un largo camino a lo largo del país, por cientos de carreteras secundarias como si de una peregrinación religiosa se tratase, pero con una cierta tensión, ya que le buscan sus conocidos del pasado para darle una lección. Durante el camino se encontrará con una misteriosa mujer llamada Érika (Roxana Blanco), la cual le ayudará en su ardua tarea, huirá con ella a través de los caminos y se convertirá en una persona muy  importante para el protagonista.

La película, calificada de comedia negra, también es clasificada como drama , dado que el motivo principal por el que huye el asesino es la muerte, esto hace que se convierta en un tema recurrente por el que reflexionar. Otra característica del filme es que es una “Road Movie”, se desarrolla a lo largo de un viaje por carretera. Este hecho puede ser una de las cosas que más gusten al espectador, ya que se está en constante movimiento, huyendo de las situaciones. Sin embargo, al que lo le guste la acción puede resultarle un poco agobiante.  El hecho de que el protagonista tenga un pasado tan oscuro y un presente incierto son unos de los principales puntos de inflexión de la película, que están interrelacionados entre sí. Se quiere mostrar la agonía que una persona siente hacia su destino final y lo que puede llegar a hacer con tal de librarse de su problema.

El director, Javier Rebollo,  ha hecho ya otros largometrajes  como Lo qué sé de Lola o La mujer sin Piano, ambas ganadoras de varios premios de cine. Además, El muerto y ser feliz le ha valido el premio Violette D, OR a la Mejor Película, además de la Concha de Plata al mejor actor para José Sacristán en el Festival de Cine de San Sebastián.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=KgUnOexEqGU[/youtube]

Imágenes cedidas por Lolita Films, Noodles Production y Utopica

Tráiler de Splendor Films

Dejar respuesta