El misterio de ‘Un rincón oscuro’

0
355

Amanecer publica lo último de Mireia de No Honrubia, Un rincón oscuro. La casa Usher (Edgar Allan Poe), Casa tomada (Julio Cortazar), Entonces no quedó ninguno (Agatha Christie) o El Ángel exterminador (Luis Buñuel) forman parte del corpus de enclaves misteriosos que podemos encontrar en la ficción. Una incógnita, una casa y un anfitrión enigmático construirán el armazón para mostrar una clave más profunda como los vínculos sociales que se crea entre sus personajes. Mireia de No Honrubia aporta una visión “sigloveintiunesca” con la introducción de nuevos elementos propios de nuestra centuria (influencers, tecnología…), además de una diversidad de personajes que introducirán piezas muy interesantes a este puzle.

Una misteriosa invitación es enviada a diferentes youtubers, instagramers, bloggers, etc., abarcando diferentes comunicadores de diferente índole, será el detonante de esta novela.  Esta tarjeta reza: “Está invitada a una experiencia única para los mejores comunicadores. En un emplazamiento insólito, vivirá un fin de semana inolvidable que compartirá con el mundo”. Personalidades de lo más diverso aceptaran asistir al encuentro. Así pues, los personajes de esta obra son Sydney, Tomás, Diana, Mike, Linda, Beth, Maggie, Artur, Elisabeth se reunirán en una casa de carácter familiar en un pequeño pueblo catalán para vivir la experiencia de sus vidas —por lo que se puede intuir por el boleto—. Tan pronto como comienza a llenarse el hospedaje, empiezan los infortunios: una tormenta se desata, sabotajes sin una aparente mano ejecutora… ¿Quién ha organizado todo esto? ¿El culpable se encontrará entre ellos?

Mireia de No Honrubia talla una novela de misterio y de relaciones sociales, de problemas intrapersonales que se desarrollan más allá del ámbito del yo. Cada persona es un mundo, cuando cada microcosmos entra en contacto con otros; ello hace que cada diferencia se acentúe más. Así pues, Un rincón oscuro se construye alrededor del enigma de una casa un tanto alejada de la ciudad. Toda la trama sucede en un fin de semana, por lo que la autora juega con el tiempo a su antojo, jugando con la tensión y la información de manera inteligente. No obstante, no solo prima la incógnita, también las ya mencionadas reacciones entre cada uno de los invitados  que serán clave para el desarrollo de la historia: la información es poder. Y, ¿qué sería una obra sin sus secretos y los pasados guardados bajo siete llaves que toda persona esconde por temor?

Un rincón oscuro es un buen libro de misterio que dosifica la información de manera adecuada para mantener al lector en vilo durante toda la lectura. Su interpretación entronca con la tradición ficcional de las historias de intriga con enclaves recónditos, hasta llegar a su versión más actual —que, desde mi punto de vista, enlaza a la perfección con la versión teatral de El ángel exterminador que dirigió Blanca Portillo—. El texto, con una prosa cuidada, se encuentra enmarcado por las ilustraciones de Vincent L. Ochoa —ellas hacen que los personajes posean rostro—. Estos son dos sumandos que se coronan con una edición extremadamente detallista: ha tenido en cuenta cada elemento del libro, desde su portada, hasta el número de página. Todo ello hace de la lectura de la obra de Mireia de No Honrubia un pequeño placer.

 

Dejar respuesta