La vida más allá del ojo humano

0
229

Gracias al conocimiento de la óptica y de los avances en las lentes, es posible estudiar y descubrir a seres microscópicos que habitan en todos los lugares del planeta. La Obra Social La Caixa acoge hasta el próximo 30 de marzo de 2013 la exposición Microvida, más allá del ojo humano, una muestra que destaca la importancia de la microscopía en los descubrimientos científicos y en el estudio del medio ambiente.

La inmersión del visitante tiene como primer destino una sala introductoria donde se pueden observar y manipular diferentes microscopios y conjugar diversas lentes, de forma que el espectador podrá observar cómo se mejora la calidad de la imagen gracias al manejo de estos aparatos.  Expografic, organizador de la exposición, ha situado microscopios de hasta 10.000 aumentos que permiten ver especies como la “ninfa de efemeróptero”, una larva acuática que, al llegar a la edad adulta, se convierte en un insecto terrestre de alas frágiles. Además, se muestran diferentes clases de algas, como las “conjugadas unicelulares”, las “conjugadas” o las “conjugadas filamentosas”.

Pero los avances no terminan aquí, ya que el visitante de la muestra también podrá visionar una proyección para entender cuáles son las características reales de un microscopio electrónico -los electrones, al tener una longitud de onda menor, son capaces de mostrar estructuras más pequeñas-. Asimismo, y según recoge el corto realizado, estos instrumentos pueden clasificarse en dos vertientes: de transmisión -examina las capas del objeto a analizar mediante un haz de electrones, aumentando el tamaño de la muestra en un millón de veces- y de barrido -aumenta la superficie del objeto a través de un haz muy concentrado de electrones, permitiendo que el ojo humano aprecie imágenes tridimensionales de la superficie del espécimen-. En la actualidad, ambos son herramientas fundamentales para la investigación en el campo de la nanotecnología.

Ninfa de efemeróptero: frágil insecto de cabeza pequeña, con antenas cortas y ojos grandes

Además, la exposición alberga una zona interactiva denominada “Micrarium”, en la que es posible seguir, fotografiar y colorear organismos de agua dulce y salada. Y es que gracias al impulso de exposiciones como Microvida, más allá del ojo humano, la Obra Social La Caixa contribuye al conocimiento y a la mejora del medioambiente a través de actividades culturales y educativas que permitan entrar en contacto con el mundo que nos rodea.

 Fotografías: Jésica Cristóbal Rodríguez

Dejar respuesta