El Madrid toma el Camp Nou y sentencia la Liga

0
105

El Real Madrid no sólo se llevó los tres puntos del Camp Nou tras imponerse al Barcelona (1-2), sino que el conjunto blanco certificó la reconquista de un titulo liguero que no saboreaba desde 2008. Khedira y Cristiano Ronaldo materializaron los goles por parte de los madrileños, mientras que Alexis Sánchez fue el autor del tanto blaugrana. Los pupilos de Guardiola gozaron de la posesión del balón, pero apenas tuvieron oportunidades frente al despliegue defensivo de los hombres dirigidos por Mourinho.

Pepe y Cristiano en la pugna por un córner

El técnico portugués repitió la alineación que jugó contra el Bayern en el Allianz, incluido el sospechoso Coentrao. Sabiendo que la batalla del centro del campo la tenía perdida, Mou intentó sorprender al Barça al contragolpe, juntando mucho las líneas y mandando balones largos a los delanteros. La apuesta le salió de rechupete.

En los primeros instantes de juego, el Real Madrid dispuso de varias ocasiones para marcar, pero fue Khedira quien aprovechó un rechace dentro del área pequeña para anotar el primer tanto del partido: Di María botó un corner y Pepe cabeceó abajó, donde hace daño a los porteros; Valdés paró en primera instancia, pero no blocó el balón y el rechace se quedó entre las piernas de Puyol, a medio metro de la línea de gol. Entonces apareció el centrocampista alemán, más rápido que nadie, para tocar el esférico y adelantar al equipo merengue.

A partir de ahí, el líder se dedicó a defender las acometidas de su rival. Ramos y Pepe, imperiales, frenaron a Messi con éxito en todo momento. Aún así, La Pulga se las ingenió para filtrar un maraviloso pase a Xavi, que cruzó en exceso ante la salida de Casillas. También Tello dispuso de una gran oportunidad después de una buena jugada por banda, aunque su disparo salió desviado.

No cambió el guión tras la reanudación, en la que el Madrid atrasó sus líneas y pecó en exceso de pelotazos largos. Ante la poca profundidad de los catalanes, Guardiola reclamó el concurso de Alexis, Pedro y Cesc, sustitutos de Xavi, Adriano y un Tello que, definitivamente, no tuvo su día. En el minuto 70, el delantero chileno aprovechó una jugada rocambolesca para empujar el balón a la red y empatar el partido.

Poco le duró la alegría al Barça, ya que apenas dos minutos más tarde, Ronaldo recibió un gran pase de Ozil, esquivó mínimamente a Valdés y consiguió el tanto del triunfo. El jugador luso, desaparecido hasta ese momento, se erigió una vez mas como el salvador de su equipo y marcó su gol número 42 en el campeonato. Además, gracias a estos dos nuevos tantos, el Madrid alcanzó la cifra de 109 goles y superó la histórica marca de 107 dianas del equipo de John Toshack.

En los instantes finales del partido, el Barcelona se dedicó a mandar balones arriba a la desperada, con la esperanza de empatar y soñar con la remontada, pero no hubo caso. Con Xavi renqueante y en el banquillo, Iniesta perdido y Messi por debajo de sus posibilidades, el conjunto catalán no llegó a inquietar la portería madridista. Víctima de la frustración, Alves protagonizó la jugada fea del partido, cuando propinó una patada a CR mientras éste se encontraba en el suelo.

Por suerte, no se tuvieron que lamentar incidentes vergonzosos, peleas camorristas ni agresiones físicas. El sábado, por fin, tras un par de años de tensión insoportable, el fútbol se erigió en protagonista único del Clásico español. Con su victoria, el Madrid se distancia a siete puntos del Barcelona y ya se ve campeón, un objetivo que podría cumplir el próximo fin de semana si gana al Sevilla y los culés pierden en su visita a Vallecas.

Imagen: Globovisión

Dejar respuesta