El Madrid se atasca en San Mamés pero arranca un empate

0
120

Los de Ancelotti saltaban al césped conociendo la derrota por 2-3 del Barcelona ante el Valencia y la victoria del Atlético de Madrid por 4-0 frente a la Real Sociedad y en una primera parte gris se mostraron incómodos y desdibujados ante un Athletic batallador. La segunda parte la empañó un arbitraje nefasto y sólo los goles de Jesé e Iraola salvaron un duelo competido que reflejó el gran momento de un Athletic, cuarto en Liga, y el rasero con el que se mide las actuaciones de los futbolistas blancos.

La gran novedad del once titular madridista en el nuevo San Mamés fue la titularidad de Jesé y la anécdota de la jornada la protagonizó el capitán Sergio Ramos que celebraba su décimo aniversario en la Casa Blanca. La nota triste se produjo a la hora de guardar un minuto de silencio para honrar la memoria de Luis Aragonés, que falleció el pasado sábado en Madrid a los 75 años. Como es costumbre, no se respetó y se oyeron pitos; sin embargo, no empaña el precioso homenaje que ha recibido por parte de todo el mundo del deporte el seleccionador que llevó a España a conquistar su segunda Eurocopa.

Los primeros diez minutos fueron de dominio absoluto del Real Madrid, ocasiones para CR7, Di María, Jesé y Benzema, que no llegaron a materializar en gol. Hasta el minuto 17 no reaccionaron los bilbaínos con una ocasión de Aduriz que a punto estuvo de anotar con un buen izquierdazo que salió desviado. Le siguieron varias opciones que pusieron en peligro a Diego López y, un destacado Herrera, lanzó varios tiros con mucha intención pero sin fuerza.

En el 24 comenzó un carrusel de entradas: un manotazo de Gurpegui sobre Benzema hizo que el galo tuviera que ser atendido y el árbitro pitó mano del madridista; en el 29 Alonso vio la primera amarilla del encuentro por una dura entrada sobre Herrera y, en el 30, se pidió penalti de Ramos sobre Aduriz, que exageró, pero el sevillano no cometió ni siquiera falta.

Un Madrid muy presionado no encontraba el camino y a pesar de dominar la posesión, el Athletic se aprovechaba atacando, aunque sin suerte de cara a gol, haciéndose dueño del encuentro. Ningún equipo tuvo más oportunidades claras pese a los esfuerzos de Aduriz, Herrera y Muniain, y de Jesé y Benzemá.

Un derechazo de Modric que desvió con acierto Iraizoz inauguraba la segunda parte. En el minuto 4 el árbitro anuló correctamente un gol a CR7, insultado por buena parte de la grada a lo largo de todo el partido como es tristemente habitual,  por fuera de juego. En el 7 un agarrón clamoroso a CR7 de Herrera no mereció más que la señalización de la falta cuando debió ver como mínimo amarilla. Le siguieron ocasiones para Benzema y Di María que no apagaron las protestas de los blancos al árbitro.

En el 13 salió De Marcos y entró Iraola y en el 15 disparo de Di María, alto. Muniain, Aduriz y Herrera protagonizaban el ataque con jugadas de clase pero sin obtener ningún fruto. Y el Madrid lo aprovechó, en el 20 anotó el primero con una jugada que comenzó Di María, con Benzema que pasó a CR7 y dio una asistencia a Jesé, que empujó el balón para anotar el 0-1.

Cristiano Ronaldo (28) sufrió una rigurosa expulsión en San Mamés. Foto: LauraHale (wikimedia)
Cristiano Ronaldo (28) sufrió una rigurosa expulsión en San Mamés. Foto: LauraHale (wikimedia)

En el 27 salió Muniain y entró Ibai Gómez que anotó el 1-1 en la primera pelota que tocó tras una bolea perfecta sobre un Diego López que nada pudo hacer. Y en el 29 se dio la jugada más polémica del duelo. El árbitro no pita una falta de Iraola sobre Benzema y sin embargo, dejó continuar para pitar un rifirafe entre Iturraspe y CR7, que se quitó de encima a un Gurpegui que exageró, y expulsó al luso, que en ningún caso debió ver roja. El portugués  salió del campo llevándose la mano a la cara y espetando un claro “cara dura”. Iturraspe recibió amarilla por empujar a un CR7 al que pueden dar patadas continuamente, empujarle y provocarle, pero que no puede ni forcejear sin que a él le expulsen. Habrá que esperar para ver las consecuencias de esta injusta expulsión.

En los minutos finales se produjeron los cambios en los dos equipos: en el 37 se fue Jesé y entró Illarramendi y cinco minutos después salió Mikel Rico y entró Beñat y se produjo la salida de Benzema para que entrara Morata. Ya en el 44 se marchó Carvajal por Varane. Entre las sustituciones, el 39, un gran Diego López hizo un paradón extraordinario ante un lanzamiento envenenado de Iraola que pudo costarle muy caro al Madrid.

Los últimos minutos sirvieron para que ambos equipos lo siguieran intentando aunque el marcador ya no se movió. Habrá que esperar para conocer el alcance de una posible lesión de un Luka Modric que abandonó el campo con muestras de dolor.

El próximo partido para los blancos será el miércoles (a las 20.00 horas, Canal Plus) en el Santiago Bernabéu en la ida de las semifinales de Copa ante el Atlético de Madrid. En jornada liguera se enfrentará al Villareal en casa el sábado (a las 20.00 horas).

Dejar respuesta