El Madrid se agarra a una Liga en la que Barsa y Atleti continúan intratables

0
71

Un gol en el descuento de Cristiano Ronaldo firmó una victoria frente al Levante que si bien mantiene a los blancos a cinco puntos de cabeza, no pudo enmascarar la falta de ideas, la ausencia de un medio del campo que genere ocasiones y la seguridad en defensa. La característica garra madridista, representada por los canteranos Morata y Jesé, evitó lo que parecía ser el inicio de una crisis que colocaría a Carlo Ancelotti en el centro de todas las dudas. El Barcelona, sin Messi pero con Neymar, logró una nueva victoria y sigue liderando la clasificación empatado con un Atlético de Madrid que de la mano de Diego Costa se muestra invencible.

Sergio Ramos (27), defensa del Real Madrid. Foto: Alejandro Castro (Flickr)
Sergio Ramos (27), defensa del Real Madrid. Foto: Alejandro Castro (Flickr)

El Real Madrid llegaba a un campo en el que en los últimos años le resultó muy complicado hacer un buen fútbol y los primeros minutos fueron un monólogo en el que hilaban jugadas que sin embargo eran cortadas por un Levante muy serio en defensa. No hubo ocasiones claras para ningún equipo en los primeros 29 minutos y sólo una falta lanzada por Cristiano estuvo a punto de cambiar el marcador un minuto después.

Las oportunidades se multiplicaban para ambos bandos pero eran cortadas por las numerosas faltas que hicieron de la primera mitad un espectáculo aburrido y lento. En la reanudación, más de lo mismo. CR7 lanzaba desde lejos, Isco trataba de abrir espacios…pero el equipo demostraba muchas carencias. En el minuto 11 de la segunda mitad, tras un contraataque made in Caparrós, Rubén cedió a Diawara y tras un certero disparo marcaba el 1-0 a un Diego López que nada pudo hacer para evitarlo.

Marcelo entró por Coentrao en el 14 para poner ritmo y forzar en su primera acción la jugada que supuso la igualada blanca. Un tiro de CR7 salió a corner y Di María la puso en la pierna de Sergio Ramos que marcó un gol que celebró con rabia en el minuto 15 para colocar el 1-1.

Las siguientes jugadas fueron claras ocasiones del capitán Ramos, un voluntarioso Benzema y un Modric enchufado aunque poco acertado en el último pase. En el 23 Carletto volvió a cambiar a Isco para que entrara un Morata que tuvo una ocasión clara cuyo rechace no pudo acertar tampoco Marcelo en el primer balón que tocó.

CR7 se desesperó durante todo el encuentro ya que cayó una y otra vez en la trampa del fuera de juego aunque el Madrid cada vez tenía más ocasiones. Lo intentaban sin éxito Di María, Benzema, Marcelo y Morata. Entró Jesé por Benzema en el 33 como revulsivo pero en el 40 y tras un disparo del canterano, la defensa del Madrid no pudo controlar a El Zhar que tras revolverse en el área marcaba un auténtico golazo a un Diego López que salió en falso.

Los fantasmas volvían para un Real Madrid que, de haber perdido, se hubiera colocado a ocho puntos de los líderes ligueros y podrían empezar a despedirse del título a las primeras de cambio. Pero apareció la figura del canterano madridista, esa que tiene que derribar la puerta aunque el entrenador nunca cuente con el, esa que impide que ningún técnico se la juegue por los jóvenes, esa, en fin, que hace que aunque solventen partidos “perdidos” no signifique la titularidad en el próximo partido… y en el 44 un golazo de Morata en el área a pase de Varane tras una jugada de mérito de Jesé ponía las tablas con un 2-2 en el minuto 45.

Los blancos no se dieron por vencidos y con más corazón que cabeza, cuando pasaban tres minutos del tiempo de descuento, gracias a un derechazo de CR7 al borde del área lograban una victoria in extremis por 2-3 que evita, por el momento, el estallido de un conflicto.

El Castilla se enfrentaba al Lugo en el Estadio Alfredo Di Stefano y obtuvo la primera victoria de la temporada. 2-0 con goles de Jaime y Omar, que dan oxígeno a Alberto Toril.

El Barcelona recibía al Valladolid y logró otra cómoda victoria. A  pesar de comenzar perdiendo debido al gol que marcó Guerra en el minuto 10, los de Martino controlaron el partido de principio a fin ante un Valladolid que sin embargo dio sensación de superioridad en la primera parte. En el 14 Alexis marcaba el gol del empate y no sería hasta el 52, tras el gran gol de Xavi, cuando el duelo parecía estar controlado. En el 63 un renacido Alexis marcaba su segundo tanto de la noche para poner el 3-1 y Neymar cerró en el 69 con otro buen gol el que sería el 4-1 final.

El Atlético de Madrid jugaba el domingo por la mañana conociendo los resultados de Madrid y Barcelona pero no se mostró nervioso y consiguió un  nuevo triunfo gracias a dos goles de Diego Costa (minutos 41 y 62). Un 2-1 final frente al Celta de Vigo (marcaba Nolito en el 71) que mantiene imbatidos a los de Simeone con 8 victorias. La mala noticia del encuentro fue la lesión de David Villa que tuvo que retirarse a causa de las molestias que arrastra en su tobillo.

El próximo fin de semana no habrá Liga debido a los compromisos de las selecciones nacionales en la fase de clasificación para el Mundial de Brasil que se disputará el próximo verano. España se enfrentará a Bielorrusia y Georgia.

Dejar respuesta