El Madrid doma a “Los Leones”

0
222

Y que el resultado no engañe a nadie. Porque el Bilbao no vino al Bernabéu de turismo, plantó cara y casi le da un susto al Madrid. Aunque también es cierto que el Madrid me deja una sensación que hace tiempo no tenia, parece que juega lo que quiere y marca cuando lo necesita.

Tres cosas hay que destacar por encima del resultado. Primero, las paradas de Casillas, que antes del 2-0 había salvado al Madrid. Sacó dos manos que los del Bilbao todavía no se lo creen; sobre todo Llorente, que aunque ha metido uno (en fuera de juego por cierto), esta noche soñará con Iker. La segunda, el penalti que luego metería Ramos en un momento clave en el que el Bilbao parecía creerse que podía empatar. Y, por último, destacar el trabajo de Di María: defiende, ataca, roba balones en el área del Madrid, remata jugadas, desborda por banda… Es el tipo de jugador que le encanta a Mourinho y mas aún al Bernabéu.

El partido empezó con una gran jugada de Llorente, que se va de Khedira y Carvalho y que, si no es por Pepe, el partido hubiera empezado con 0-1. El Athletic, muy bien plantado en el campo, siempre plantó cara a un Madrid al que le costó entrar en juego. Un gran balón de un gran Di María, que Higuaín controla en el área pequeña y cruza al fondo de las redes fue el principio del fin del partido. Con 1-0, los vascos no se amedrentaron y fueron a buscar el empate, pero ahí apareció Iker Casillas. Como el Madrid no perdona, en una preciosa contra, entre Higuaín, Özil al primer toque y Ronaldo desde fuera del área, dejan tocado a los rojiblancos con el 2-0.

Poco antes del descanso, y en una jugada bastante embarullada, Llorente, viniendo de fuera de juego, marca el 2-1 y pone emoción a un partido que llega al descanso con algunas dudas en el bando blanco.

El segundo tiempo empieza con un Bilbao que se cree que puede empatar y un Madrid que no está dispuesto a permitirlo. Aquí llega el gran error en defensa del Bilbao, y que a la postre sería la sentencia del partido. Penalti a Di María y gol de Ramos. Sí, de Ramos, que ante el asombro del Bernabéu y del propio Mourinho (que hasta pidió explicaciones a su banquillo desde su sitio en la grada) le pidió a Cristiano tirar el penalti, y por la derecha del cancerbero vasco subió el tanto al marcador.

Con 3-1, se desvaneció el equipo de Caparrós.Los cambios se iban sucediendo y el partido entró en estado de coma. Sólo un gol de falta de Ronaldo, que Iraizoz no ve venir y se le cuela por encima de la cabeza, hace despertar al público.

Cuando un cuarto del aforo abandonaba sus localidades, Granero entra en el área y es derribado por un fuerte pisotón que el árbitro no duda en señalar como penalti. Ahora sí, Ronaldo marca el quinto, teniendo que repetir el penalti.

Resultado final: 5-1, plantando cara al 0-8 que había conseguido horas antes el Barcelona en Almería. Hat-trick de Ronaldo, igualando el tanteo con Messi. Y es que ya todo el mundo piensa en el lunes 29, donde el Barcelona de Guardiola recibirá en el Nou Camp al Madrid de Mourinho. La Liga se parte por la cabeza: dos equipos despuntan sobre todos los demás y el próximo partido los hará enfrentarse.

Ya todos piensan en el clásico:  Higuaín: “Logramos llegar líderes al Camp Nou”; Di María: “Queríamos llegar invictos a Barcelona”.

Y otros lo empiezan a calentar…Ronaldo: “A ver si el Barça nos mete ocho…”

Fuentes del texto:
Elaboración propia.
Diario As.

Fuentes de las imágenes:
Diario As.
http://www.skysports.com

Dejar respuesta