El Madrid deja vivo a un Atleti que empata con polémica

0
110

A Simeone volvió a funcionarle el discurso victimista y la dureza sobre el terreno de juego para empatar, 1-1, la ida de la Supercopa de España en el Bernabéu ante un Madrid que pecó de ingenuo en los minutos finales. Un clamoroso penalti no pitado a favor de los blancos pudo cambiar un marcador que, sin embargo, asegura  la emoción para la vuelta en el Calderón.

Iker Casillas (32), portero del Real Madrid. Foto: Juan Fernández (wikimedia)
Iker Casillas (32), portero del Real Madrid. Foto: Juan Fernández (wikimedia)

La noche comenzaba con un hermoso homenaje brindado por los dos equipos y la afición que llenaba el estadio a Alfredo Di Stéfano, jugador emblema del conjunto merengue, fallecido el pasado 7 de julio en Madrid. Tras el bonito recuerdo a La Saeta arrancaba la disputa de los primeros 90 minutos de un trofeo a ida y vuelta entre el campeón de Liga y el de la Copa.

Ancelotti sorprendió con una alineación sin James, Khedira ni Di María formada por Casillas, Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo, Xabi Alonso, Kroos, Modric, Cristiano, Bale y Benzema. Simeone también alineó un once llamativo sin Griezmann que completó con Moyà, Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira, Gabi, Mario, Saúl, Koke, Raúl García y Mandzukic. Ambos entrenadores pusieron sobre el césped dos sistemas de juego diferenciados: el italiano con un 4-3-3 donde Alonso, Modric y Kroos dirigirían la orquesta y, el argentino, con un 4-4-2 donde las aportaciones de Koke y Saúl serían las principales bazas rojiblancas.

Empezó fuerte y rezagado a la espera de un contragolpe el Atleti ante la iniciativa blanca y en el minuto 5 vio la primera amarilla del partido Koke por una entrada sobre Pepe. Gabi hizo lo propio sobre Kroos aunque no recibió cartulina por su acción. No fue hasta el 10 cuando llegó el primer tiro a puerta del duelo en las botas de Bale y, sólo un minuto después, Siqueira veía otra amarilla por una durísima e innecesaria entrada sobre la pierna derecha del galés. El primer tiro a puerta de los del Cholo se produjo en el 14 con un tiro de Saúl que recogió Iker sin problemas y en el 24 Modric entró muy fuerte sobre Gabi aunque no vio cartulina.

El Atlético esperaba en su campo desgastando a un rival que no veía puerta y ansiaba oportunidades que no llegaban. No fue hasta el 31 cuando el Atleti lanzó su primer córner que despejó una defensa blanca que inició un contragolpe peligroso cortado por Juanfran. La siguiente jugada llevó el peligro a la portería de Iker, que paró el tiro flojo de Mandzukic.

En el 38, primera amarilla en el Madrid  para Alonso por una fuerte entrada sobre Koke. Tras fallar el saque contragolpearon los merengues y tuvo que salir del área Moyá para desbaratar el peligro. En el 40, una ocasión de CR7 que golpeó con la cabeza y, en la siguiente, una acción calcada protagonizada por Saúl salió desviada. Al borde del descanso Carvajal cometió una clara falta sobre Koke y Siqueira hizo lo mismo sobre Bale para poner fin a una primera mitad sin emoción, lenta y con acciones muy duras.

Tras el descanso llegó la sorpresa y entró James por CR7, aquejado de unas molestias en su pierna izquierda, mientras que no hubo cambios en el conjunto visitante. El Madrid tuvo ocasiones de Bale, Carvajal, Kroos, Benzema y el Atleti de Gabi, y Mandzukic. En el 56 salió Saúl y entró Griezmann. En la siguiente jugada una entrada de Mario Suárez sobre Kroos mereció una nueva amarilla que vio el canterano tras una oportunidad fallada por James. Poco después, en el 59, un forcejeo tras un salto entre Mandzukic y Ramos pudo significar la expulsión de ambos que sólo vieron amarilla.

En el 61 una entrada de Siqueira sobre Bale habría supuesto su expulsión y ante el peligro de quedarse con uno menos Simeone le cambió por Ansaldi. En el 61 Mandzukic también buscó la expulsión de un Ramos que sigue sin controlar la fuerza de sus codos en los saltos. En el 66 una falta al borde del área de Gabi sobre James la lanzó Ramos y salió desviada aunque se repitió y vio amarilla Raúl García por adelantar la barrera. La tiró Bale y el rechace no lo pudo meter Kroos, solo ante Moyá.

En el 70 una vaselina desviada por la derecha de Moyá de James y poco después Casillas regateando a Mandzukic llevaron la inquietud a las gradas aunque al mostoleño le salió bien el despeje. En el 75 un tiro de Kroos llegó flojo a las manos del portero, un minuto después remató de cabeza Benzema y una mano de Mandzukic que cortó el juego no fue sancionada. Y llegaron los cambios en los dos bandos: Di María por Modric y Raúl Jiménez por Mandzukic.

El Madrid era claro dominador y encontró el premio del gol en el 81 con una jugada iniciada por Carvajal, donde participaron Alonso, Kroos, Carvajal de nuevo y Benzema para que James empujara el rechace de la defensa rojiblanca y anotara así su primer gol con la camiseta madridista situando el 1-0 en el marcador. Poco les duró la alegría ya que en el 88 llegaban las tablas con el gol de espuela de Raúl García tras un rechace de Carvajal ante el que Iker se quedó helado y sólo pudo recoger el balón del fondo de su portería.

Ya en el 89 llegó la polémica con un penalti clarísimo por mano clamorosa de Suárez en el área a un tiro de Carvajal que el árbitro no vio y que pudo variar el signo de un partido en el que los blancos merecieron, por su apuesta por el fútbol y el espectáculo, mucho más. 

Dejar respuesta