El Madrid de Messina resurge

0
208

Al fín llegó la ansiada victoria del equipo de Messina ante un gran contrario (Olympiacos), y aunque sea por unas horas disipar las dudas que se ciernen sobre el equipo blanco.

Con ganas, con intensidad, con un gran partido de los titulares y un gran acierto en defensa los chicos de Messina dieron una gran alegría a la parroquia blanca , que en un numero cercano a los 8.000 dejaron atrás los problemas con el pabellón y disfrutaron del juego de los suyos.

Por fin el Madrid se pareció a un equipo de baloncesto, y por fin también se pareció a lo que Messina tiene en la cabeza que debe ser este Madrid. Defensa, dejar que el contrario se equivoque desde el perímetro y canastas fáciles que le distancien en el marcador.

Y así fue el primer cuarto con un quinteto que ya es el habitual (Rodríguez, Suárez, Llull, Tomic y Reyes) consiguieron secar a los anotadores griegos. Ni Teodosic ni Spanoulis podían atacar la defensa blanca y el tiro desde el perímetro se les resistía, mientras los jugadores blancos jugando rápido los machacaban a la contra. Al finalizar el primer cuarto los blancos estaban diez arriba y el sueño de la victoria se empezaba a vislumbrar en la caja mágica.

El segundo cuarto fue parecido al primero, pero en este cuarto los jugadores del Madrid se contagiaron del desacierto griego en tiros y parecía que nadie quería anotar. Una buena noticia fue la reaparición de Prigioni después de su operación en la mano, fue mas testimonial que otra cosa, pero lo importante es que esta de vuelta. El cuarto fue extraño y de un baloncesto impreciso, los tiempos muertos se iban sucediendo y los griegos se llegaron a poner a 4, con técnica para Messina incluida por protestar una falta a Tomic, pero era la noche de la defensa blanca (muy “picados” sobre todo con Papaloukas por cierto incidente de años anteriores) y con tal defensa los griegos se estrellaron. Con ocho de ventaja llegamos al final de la primera parte del partido.

Los griegos salieron del vestuario con la idea de remontar el partido, y pusieron todo su empeño en conseguirlo, mas presión, mas defensa, mas rebote…pero en frente estaba un Madrid casi desconocido esta temporada y le aguanto el envite. Era un partido digno de euroliga, entrega, defensas duras, luchas interminables en los rebotes y el Madrid siempre por encima en el marcador. Cada jugada de los griegos era respondida por una gran acción en ataque del Madrid. Si la defensa de Olympiacos era dura la de los hombres de Messina mas, y gracias a esto el Madrid seguía manteniendo los ocho de ventaja antes del ultimo cuarto.

En el último cuarto y tras una antideportiva, mas que discutible, señalada a Garbajosa, el Olympiacos se pudo meter en el partido. Pero un grandísimo Sergio Rodríguez no estaba dispuesto a consentirlo. Varias buenas defensas del Madrid terminaron por desquiciar a los griegos. El ultimo tramo del partido fue interesante por ver si el Madrid le ganaba el “basket-average” al conjunto griego (tenía que haber ganado por 17 puntos) pero tras una incansable sucesión de tiros libres, Garbajosa falló el triple final y la diferencia del Madrid se quedó en catorce puntos. Lo cual no deslució ni un gramo el peso de esta victoria y con una gran ovación el Madrid fue despedido por sus aficionados.

Sergio fue el máximo anotador del equipo de Messina con 19 puntos y haciendo el mejor partido desde que esta en el Madrid,no olvidar a los que nunca fallan Llull (16), Reyes (10), Suarez (8) y Tomic (12). Teodosic con 21 fue el mejor de los griegos donde Papaloukas (3), y Spanoulis (11) no rindieron a su mejor nivel.

Todavía quedan 4 jornadas (la próxima enfrentará al Madrid y al Unicaja) pero los blancos ya están al frente del grupo B y de seguir con este juego rápidamente se distanciaran del Olympiacos igualados con los blancos a victorias.

Texto:
Elaboración propia
Foto:
diario as

Dejar respuesta