El lujo, la mejor receta para los malos tiempos

0
138

Ante los sufridos reveses que está viviendo la economía mundial, se abre un interrogante para las grandes firmas de lujo: ¿verán reducidos sus ingresos? ¿Se desplomarán sus ventas? La reciente apertura de cuatro nuevas tiendas en la milla de oro de Madrid nos demuestra que el lujo no sólo sobrevivirá a la crisis, sino que además parece ser  la mejor receta para los malos tiempos.

¿Quién dijo crisis? El mercado inmobiliario se desploma, el sistema de mercado capitalista se derrumba, las familias medias se rascan el bolsillo… pero la milla de oro madrileña reluce como nunca. Este otoño se han abierto cuatro tiendas de lujo en el céntrico barrio de Salamanca de nuestra capital: Óscar de la Renta, Marc Jacobs, la mítica joyería Tiffany’s y la firma deportiva Napapijri. Son aperturas absolutamente novedosas, ya que se trata de la primera incursión de todas estas firmas en el mercado de nuestro país.

Hay analistas que se llenan la boca augurando cómo el lujo se resentirá a la recesión económica, pero hechos como el que aquí se trata nos demuestran lo contrario. Quizá la explicación podamos encontrarla en la triste realidad que de la crisis se desprende: los pobres son cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos. O quizá más de uno haya considerado que estos momentos de incertidumbre son la excusa perfecta para fundir la tarjeta de crédito.

A los que no merecemos el calificativo de “cliente” de estos exclusivos establecimientos, siempre nos quedará el consuelo de pasear una mañana desierta y soleada ante el escaparate de Tiffany’s al más puro estilo Audrey Hepburn. Después de todo, ¡soñar es gratis!

Fuente del Texto:
María Candela Temes
Fuente de la imagen:
http://estodotanaburrido.blogspot.com

1 Comentario

  1. No creo que esta crisis afecte a quienes son asiduos a la milla de oro madrileña. Otro gallo cantará para quienes han picado algo por allí como capricho, no como compra habitual. pero creo que muchos los caprichos desaparecerán, tanto los de la milla de oro como otros caprichos que hasta ahora eran “permisibles”. eso si la gente es razonable, si sigue tan a monos llenas como siempre por “el dolor” de que los vean “mal”… el español es español.

    apunto la reciente apertura de Tiffany´s co. en Madrid, en la milla… no será porque previese problema por crisis

  2. Cuando los liberales hablan de crisis dicen una cosa: no queremos ganar menos. Un 3% menos de beneficio (según previsiones o según las cifras del periodo anterior) significa un 3% de perdidas. Es por ello que la crisis no afecta a los ricos, sino en el dinero virtual (dinero que se preveé ganar y se gasta según la previsión). Cuando esto ocurre, el liberal, en vez de conformarse y ganar menos, decide despedir empleados. Esta es la trampa del capital, de manera que la receta contra la crisis es reducción del salario y abaratamiento del despido. Al final, las consecuencias son siempre para el asalariado y su clase.
    Marx dijo que el capitalismo necesitaba auto-destruirse para sobrevivir. En efecto, un crecimiento desorbitado desequilibra el sistema, y la propia inercia de la crisis (esto es, que ellos quieren seguir ganando dinero) es la que soluciona el problema. Lo digo por si alguien se cree que se va a refundar en la polémica reunión de la que tanto se habla el capitalismo.
    Asi que las tiendas de los privilegiados (como decía Noam Chomsky) no se verán afectadas.

Dejar respuesta