El Low Cost Festival triunfa en Benidorm (I)

0
276

La segunda edición del Low Cost Festival, celebrada el 22, 23 y 24 de julio, convenció por su excelente cartel plagado de grandes figuras nacionales e internacionales del pop-rock alternativo en el que Editors, Los Planetas, Love of Lesbian y Placebo eran sus mayores reclamos; y venció con tres días de buena música en el centro de la localidad alicantina de Benidorm.

La primera edición de este festival, celebrada el pasado año en Alicante, pasó sin pena ni gloria por el calendario de los eventos estivales. Pero esta segunda edición, celebrada los días 22, 23 y 24 de julio, triunfó al cambiar su emplazamiento inicial por el centro de Benidorm, convirtiéndose en uno de los festivales urbanos más comentados de todo el verano.

Fue todo un acierto su celebración en el Parque de l´Aigüera, pulmón verde de la ciudad alicantina, con dos auditorios al aire libre y la plaza de toros, que acogieron tres escenarios llenos con más de 24.000 jóvenes al reclamo de unos abonos a precios “low cost”, y de un cartel de lujo en el que destacaban grandes figuras nacionales e internacionales de la música pop-rock alternativa.

En la jornada del jueves destacó la actuación de los mallorquines L.A., con un pop rock consistente. Del viernes 23 de julio, la mayoría del público abarrotó el graderío con las actuaciones de Supersubmarina, Love of Lesbian, These New Puritans, Los Planetas, Editors, Los Coronas y The Leadings. Y del sábado sedujeron los conciertos de Lori Meyers, Iván Ferreiro, Placebo, Adam Green, 1990s, Vive la Fête y The Right Ons.

Entre los más de 12.000 asistentes por día, el Low Cost Festival 2010 dejó un buen sabor de boca generalizado y miles de recuerdos fotográficos que se grabaron a fuego ante un calor húmedo típico de la geografía levantina. Reinó un buen ambiente entre la masiva asistencia ante una propuesta de excelente calidad, que aunó música, diversión y playa. Además, los “loweros” dejaron grandes beneficios económicos y una ocupación hotelera envidiable en el municipio anfitrión.

Todo ello ha originado la renovación para el próximo año del acuerdo entre la organización y el Ayuntamiento de Benidorm. El evento tendrá continuidad para el 2011, en las mismas fechas veraniegas y en las mismas instalaciones. Esperemos que con precios similares y un cartel a la misma altura o mejor que el de este año.

Pero no todo fueron parabienes. Aunque los comienzos de un festival de música de esta envergadura son difíciles, siempre existen cosas que mejorar para el futuro. Muchos fueron los que se quejaron de un cartel en el que se solapaban demasiados horarios, demasiadas actuaciones importantes a la misma hora para recorrer un recinto longitudinal de un kilómetro de punta a punta, del pequeño escenario Jack Daniel’s al escenario principal Budweiser.

El acceso a este último escenario tampoco fue del agrado del público. A excepción de los VIP’s, todo el mundo tenía que realizar una escalada al Col du Tourmalet por empinados escalones que daban acceso a la plaza de toros, donde los baños escaseaban para las más de siete mil personas que allí se congregaban en cada concierto. Y qué decir de la comida y de la bebida. Para llenar el buche no había variedad, tan sólo el monopolio de Telepizza, con tres mostradores que no contentaron a nadie. Y para regar las gargantas, pocos puestos de tickets y largas colas.

L.A. destacó en la fiesta inaugural del jueves

Tras algunos cambios en los horarios y permutaciones de grupos de última hora, la organización anunció unos días antes del comienzo del festival, y casi por sorpresa, su fiesta de inauguración musical para el jueves 22 de julio a partir de las diez de la noche, con la actuación de tres grupos: Second, La Habitación Roja y L.A. Una festejo de libre acceso y gratuito con el que se pretendía ir calentando motores y agradecer la buena acogida que ha tenido el Low Cost.

De forma muy tímida el escenario Xti se fue llenando de veinteañeros para esta ‘party’ festivalera, tan poco a poco que los murcianos Second tocaron ante poco más de mil personas que aún estaban distraídas en sus conversaciones, descubriendo el evento y tomando posiciones. Mientras, en el exterior del recinto muchos jóvenes preferían dar cuenta del césped que colindaba con la puerta de acceso y de las provisiones alcohólicas que atesoraban aún.

Para cuando le llegó el turno a La Habitación Roja el recinto presentaba media entrada, mucha diversión y camaradería entre público y grupo. Comenzaron muy flojos los valencianos, y muy tranquilos fueron despegando poco a poco del letargo que les invadía. Algo que agradecieron los asistentes, que comenzaron a descender a la pista del escenario para echarse unos bailes con canciones como “Nunca ganaremos el mundial”, que provocó algunas risas cómplices.

La banda mallorquina liderada por Lluis Albert Segura están a pleno rendimiento este año, y su disco Heavenly Hell ha supuesto todo un bombazo en la escena musical nacional. Con un directo muy potente y muy rockero, L.A. se presentaron en el escenario del Low Cost Festival sobre las dos de la mañana ante un público que casi llenaba el auditorio, y que se entregó a danzar y cantar canciones hipnóticas como “Hands”, “Crystal clear” o “Perfect combination”.

Ellos fueron el fin de fiesta, ofrecieron un concierto donde se vibró, se bailó y se escuchó pop rock de toda la vida cargado de energía. La comunión entre banda y público fue perfecta, y dejaron un excelente sabor de boca. Aquello significó el preludio de lo que esperaba el viernes y el sábado.

Fotografía: DejavuFoto / Óliver Yuste

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=R0qOzxohgKA[/youtube]

Dejar respuesta