El lenguaje deportivo, protagonista del “VII seminario de lengua y periodismo”

0
89

El epicentro del periodismo deportivo se trasladó los pasados 10 y 11 de mayo a San Millán de la Cogolla (La Rioja), donde se realizó el VII Seminario internacional de lengua y periodismo. Con el objetivo de analizar la comunicación deportiva en España, la Fundación San Millán y la Fundéu reunieron a grandes personajes de distintos ámbitos relacionados con el mundo del deporte, la lengua y el periodismo, entre ellos la princesa de Asturias, Jorge Valdano o Jesús Álvarez.

Durante la mesa redonda presidida por Doña Letizia Ortiz en la inauguración del Seminario.

“¿Puede ser compatible el periodismo deportivo con la corrección lingüística que se exige en otras áreas de la profesión?”, fue la primera pregunta que lanzó Doña Letizia Ortiz a los asistentes y a los organizadores del evento. Encargada como en otros años de abrir este seminario en San Millán, la periodista de profesión quiso destacar en su discurso la necesidad de que el periodismo deportivo se ciña a la corrección lingüística, aunque ello implique más esfuerzo. El periodista deportivo busca atrapar en pocas palabras eso que los entendidos llaman “épica deportiva”; concentrar, por ejemplo, la velocidad de una jugada que acaba en gol en pocas frases. 

La sesión inaugural la completaron el director de la Real AcademiaJosé Manuel Blecua Perdices -quien hizo un repaso a la historia del deporte y la lengua española-, y el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, quien recurrió a Miguel de Unamuno para destacar que “nada como el periodismo rehace, digan lo que digan los literatos chirles, el lenguaje, que cambia periódicamente”.

Jorge Valdano, otro de los nombres destacados del seminario, encabezó la primera sesión tras la inauguración. El exfutbolista ensalzó la capacidad de adaptación del fútbol a las revoluciones de la comunicación y la importancia del deporte en la sociedad como parte clave de la cultura popular y como ejemplo para las generaciones futuras. El también entrenador concluyó su intervención manifestando que “de la misma manera que cualquier episodio de un partido puede ser un buen o mal ejemplo, cualquier frase puede ayudar a construir un relato edificante o bochornoso”.

La mayoría de los expertos que participaron en las mesas redondas, desde periodistas hasta catedráticos de la lengua, coincidieron en dar un “aprobado alto” al periodismo deportivo español, especialmente por su capacidad para crear nuevas expresiones, aunque hay bastante debate acerca de algunas nuevas palabras que provienen de extranjerismos -como “fuera de juego”- o de malas interpretaciones de la lengua -como “encimar”-. Sin embargo, para los especialistas parece claro que el periodismo deportivo aporta más que destruye el lenguaje; palabras como “villarato” o “madriditis” han sido avaladas por los lingüistas por su creatividad.

 Imagen cedida por la Casa Real  

Dejar respuesta