El lado más humano de las redes sociales: Facebook

0
87

Las distintas opiniones, a favor y en contra sobre las redes sociales, que están conquistando progresivamente Internet, han provocado que algunas de ellas, como Facebook, se preocupen por mostrar su lado más positivo, humano y social.

Ahora Facebook es parte de esa tradición de cosas que nos conectan”, así fue como definió la empresa uno de sus responsables en el último comunicado, con motivo del primer comercial lanzado, un spot que pretende demostrar una visión intrínsecamente positiva sobre esta red social que reúne un billón de usuarios registrados – y mil millones de usuarios activos al día –. Una plataforma web en forma de comunidad virtual, dotada de una sociabilidad manifiesta que permite unificar lazos entre puntos extremadamente alejados, acercándolos a unos límites hace unos años insospechados.

Pero no es únicamente esta capacidad de hacer desaparecer las restricciones geográficas en la comunicación lo que le permite que cobre fortaleza, sino que estamos hablando de un conjunto efectivo de prácticas comunicativas que interactúan socialmente en todo momento. Aguardan un grado de compromiso entre los usuarios que se sitúa en el punto de equilibrio entre lo que se entiende por comunidad y la amistad en su más pura esencia. Una evidencia en toda regla del lado más humano que caracteriza a red, todo un corazón abierto a sus diversos internautas.

Es más, cuando se habla del ciberespacio no se hace referencia a un único lugar, sino a muchos espacios con características diferentes; una multicultura de ideas y pensamientos compartidos en este punto para la conversación, para establecer contactos y llevar a cabo intercambios positivos de reflexiones y sensaciones. Un lugar en cierto modo prometedor para conseguir que la vida en el espacio real sea completamente distinta, pero progresivamente más enriquecida a medida que nuestro tecnológico mundo avanza. Esta es la base central de Facebook, el aporte positivo y beneficioso a todas las personas que confían en ellos y que, como consecuencia de esta seguridad, son usuarios activos y habituales de la misma.

Pero, ¿todo es positivo? Evidentemente la respuesta es negativa. Como todo fenómeno social, Facebook ha tenido errores técnicos graves que le han granjeado numerosas críticas, prestadas incluso por sus más fieles seguidores. No obstante, ha demostrado que su objetivo moral es socializar, conectar y aportar aspectos totalmente constructivos a todos sus usuarios, así como que sus ventajas superan con creces los inconvenientes que pueden derivarse de los gajes del oficio.

Y es que esta modalidad de mundo interactivo hace que los vínculos fuertes de la vida real funcionen como atractores de la red; una vinculación de la vida afectiva y social mucho más cercana. Experiencias tan emotivas como el reencuentro con personas del pasado o estar al tanto de las empresas que te interesan resultan vitales para muchas personas. Facebook demuestra que es una gran fuente de información porque cuenta con un feeback muy rápido. Estamos ante una puerta abierta que sin coste ninguno permite que nos conozcan.

Toda esta labor social y deseo de resaltar lo humano la ponen de manifiesto en su primer spot lanzado, en el que lo explican a través objetos tan elementales en nuestra vida como una silla o un timbre, o cosas que actúan como punto físico de unión entre las personas tales como un avión o un puente. Cosas que nos conectan, un uso simbólico que demuestra – como el bloggero Juan Llorens afirma – que “en un tiempo de comunicación 2.0. Facebook se ha ganado un posicionamiento digno e indiscutible dentro de la misma”.

Fotografía:  Thos003

Dejar respuesta