El intimismo, el humor y la sensibilidad de Diego Martín

3
435

Diego Martín viene pisando fuerte y así lo demostró el pasado miércoles 9 de marzo en la madrileña sala Galileo Galilei. Con todas las entradas agotadas, la larga cola de fans que se extendía por toda la calle entraba en el recinto para dar comienzo al espectáculo a las nueve y media de la noche.

Se presentó al público con “Ruedan”, vestido con camiseta y chaleco negros y unos vaqueros acabados en zapatos de vestir. Le siguió el ritmo “Si no nos tenemos”, “Todo se parece a ti” y “El final de cada día”, sin dudar en hacer una pausa para dedicar al público unas extendidas palabras de cariño y humor.

Tras cantar “Se busca” los fans le entregaron una serie de regalos que él acogió con sorpresa y emoción haciendo reír a todo el público con sus comentarios. Seguidamente sonó la melodía de “Si vienes o si vas” y, tras el acompañamiento de las voces del público, le pudo la curiosidad y decidió coger prestado el móvil de una fan para hablar con el chico del otro lado de la línea. Un momento de risas que dejó perplejo a todos.

De repente Diego se puso serio y decidió dedicar “Haces llover” a su hermana, interpretada con sensibilidad extrema y voz desgarradora que erizó el vello de principio a final, bañando en lágrimas al cantante, en lo que fue un momento culmen dentro del recital.

Decidiendo cambiar de ritmos, seguidamente entonó “Un besito más”, contando la anécdota de que gracias a la discográfica Warner se incluyó la canción en su último trabajo discográfico debido a la indecisión que tuvo el cantautor de añadirla en su momento, incertidumbre de la cual ahora se arrepiente. Y fue tras esta declaración cuando llegó el momento ‘foto-facebook’, donde Diego sacó su lado más simpático y amigable, pidiendo a su acompañante sonoro que le hiciera una fotografía con todo el público detrás para subirla a las redes sociales.

Las dulces notas de “Pirata en el olvido” invadieron el recinto tras un millón de merecidos aplausos. Diego rió consigo mismo y animó al público a opinar sobre la elección de sus zapatos, gastándole una broma a su compañero Chema. Un ambiente cargado de humor.

“Quedar pendientes” y “Hasta llegar a enloquecer” hicieron que el cantautor de pop melódico se marcase un baile flamenco encima del escenario, enseñando a todos sus fans a hacer el oportuno movimiento de manos: “se coge la manzana y se tira la manzana“, finalizando con un acalorado estriptis de chaleco al son de música sensual y palmas de todos los allí presentes.

“Y no hago ná” marcó la despedida del cantante para volver poco después al escenario con “Aires vestidos de antojo”, “Déjame verte”, esta vez sin Raquel del Rosario, “Un besito más” y “Ruedan”. Elogió a sus colegas de tablado: Chema, Joshua, Antonio, Javier, J. Carlos, Pablo,…, y agradeció a Cadena Dial, a la Warner, a los fans, a Planet Events y a su familia el apoyo recibido y el haber hecho posible un concierto como este.

Se despidió finalmente de la sala Galileo Galilei con la mágica sintonía de “Piruetas en el firmamento”, llevándose consigo un puñado de buenos recuerdos y risas varias. Un concierto íntimo cargado de confidencias, melodías innovadoras, letras perfectas y mucha, mucha simpatía.

Crónica: Carmen García Pintado.
Fotografía: Laura Mayoral.

Compartir
Artículo anteriorEl alma eléctrica de Zoé
Artículo siguienteConoce al grupo Cyan: “Lo que nos preocupa es que este disco lo oiga cuanta más gente mejor”

Óliver Yuste es licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Su experiencia profesional como periodista se ha desarrollado en diversas publicaciones periódicas como las revistas culturales Experpento o Paisajes Eléctricos Magazine, las revistas universitarias La Huella Digital, Punto de Encuentro Complutense y mÁs UNED, o la colaboración como escritor en la revista literaria chilena Cinosargo, además de mantener sus propios blogs, como la bitácora personal donde se ahogan los gritos de mi mitad. En estas publicaciones en soporte papel y digital se divulgan algunos de sus artículos periodísticos de opinión, críticas y entrevistas musicales, además de artículos literarios como relatos cortos, cuentos y poesías.

También está dedicado a la creación literaria como escritor de novelas y poesía, una faceta en la que cuenta con el libro de cuentos Azoteas, en proceso de edición, y la publicación del cuento “La Libertad de Ser Feliz” en el libro Cuentos Selectos III, publicado en 2002 por la Editorial Jamais. Además de ser galardonado en algunos certámenes literarios: Primer Premio de Poesía Ramiro de Maeztu 1997, Premio Accésit del IV Concurso de Redacción “El Teatro Clásico en Escena 1997” o Finalista en el Concurso de Relatos Cortos “Premios Jamais 1999”.

3 Comentarios

  1. Qué gran crónica… narra perfectamente lo que pudimos vivir los allí presentes!
    No os perdáis el próximo… es mucho mejor sentirlo!

    Gracias!!

  2. FELICIDADES POR LA GRAN CRÓNICA DE CARMEN GARCIA PINTADO,COMO DICE FABI ,DESCRIBE PERFECTAMENTE TODO LO QUE VIVIMOS EN EL CONCIERTO.BESOS Y NOS VEMOS EN EL PROXIMO.

Dejar respuesta