El Instituto de Medicina de Estados Unidos reflexiona sobre la experimentación científica en chimpancés

0
389

El Instituto de Medicina de Estados Unidos (IOM), en colaboración con el Consejo Nacional de Investigación, publicó un  informe en diciembre de 2011 en el que evaluaba la necesidad de seguir usando a los chimpancés en la investigación biomédica. El documento, financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH), no avala la prohibición total del uso de primates.

Harvey Fineberg presidente del Instituto de Medicina

Tras la deliberación de los organismos implicados, el Comité del Instituto de Medicina reconoció dos posibles usos científicos para los chimpancés: en el primero tiene cabida el desarrollo de terapias de anticuerpos monoclonales para tumores cancerosos, mientras que el segundo hace referencia al avance de una vacuna que pudiese prevenir la infección por el virus de la Hepatitis C. Es en este último punto donde el informe no deja del todo claro si se requerirá a los chimpancés en un futuro, ya que los primates y los humanos son las únicas dos especies que pueden ser infectadas con hepatitis C, por lo que no existe otro modelo animal para probar una hipotética vacuna.

Harvey Fineberg, presidente del Instituto de Medicina, señaló que en el estudio han trabajado investigadores, médicos, veterinarios y otros expertos para hacer las mejores recomendaciones posibles. En la actualidad no existe una legislación específica que regule el uso de animales en experimentos científicos en los Estados Unidos.

Sin embargo, en Europa, el 22 de septiembre de 2010, el Parlamento y el Consejo Europeo aprobaron la Directiva 2010/63/UE relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos. Su artículo número 8 establece que la utilización de chimpancés “sólo debe permitirse para investigaciones dirigidas a la conservación de esas especies” o cuando la vida del ser humano esté en peligro y no exista ningún otro método alternativo.

A su vez, la Organización de Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA), se ha manifestado a favor del informe de estos dos centros de investigación al considerar que, en pleno siglo XXI, el uso de los chimpancés es científica y éticamente indefendible.

Fotografías: The National Academy of  Sciences

Dejar respuesta