97 periodistas asesinados y mil detenidos, triste balance de 2011 para Reporteros Sin Fronteras

0
93

El pasado 7 de febrero la ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF) presentó en Madrid su Informe Anual 2011, un documento donde se realiza un exhaustivo análisis de la situación del periodismo mundial. El último año ha sido el segundo más trágico de los últimos 17, con 97 periodistas asesinados -66 registrados en el barómetro de RSF como crímenes por motivos profesionales-, mil detenidos, 180 encarcelados, 2.000 amenazados, 45 atacados y 129 internautas encarcelados.

El acto, realizado en el Centro Internacional de Prensa de Madrid, estuvo presentado por Malén Aznárez, presidenta de RSF en España; Pepa Bueno, directora y presentadora del informativo de las 21.00 horas de TVE; Rosa Isela Pérez, periodista mexicana asilada en España, y Aboubakr Jamaï, periodista marroquí fundador del semanario Le Nouvel Hebdomadaire.

El Informe, dividido por continentes y formado por 109 países, sitúa a Eritrea, Turkmenistán y Corea del Norte a la cabeza de los lugares más peligrosos para desempeñar el oficio periodístico, seguidos de cerca por Siria, Irán y China, que continúan aumentando la represión. Por otro lado, Bahréin, Vietnam, Bielorrusia y Uganda siguen recortando la libertad de información, mientras que México y Honduras se mantienen en las mismas condiciones opresivas.

El principal acontecimiento histórico que sacudió el periodismo durante 2011 fueron las revueltas árabes que se desataron en países como Túnez, Egipto, Libia, Yemen o Siria, dando lugar a procesos democráticos que, en casos como el de Túnez, han resultado prósperos para la libertad y el derecho de información. Según el documento de RSF, los factores fundamentales que atentan contra la prensa son las dictaduras, las fuerzas de crimen organizado, el terrorismo y el extremismo religioso.

La presentación del Informe estuvo apoyada por los testimonios de los periodistas Rosa Isela Pérez, amenazada de muerte y coaccionada por denunciar los continuos asesinatos y desapariciones de mujeres en Ciudad Juárez, uno de los sitios más peligrosos del mundo, y por Aboubakr Jamaï, quien tuvo que cerrar su periódico Le Nouvel Hebdomadaire después de que el gobierno marroquí lo boicoteara con una multa de casi 300.000 euros por sus críticas al régimen. 

Siguiendo los resultados del año anterior, España se sitúa en el puesto 39 del barómetro. La mejor noticia correspondió al cese definitivo de la actividad armada de ETA el pasado 20 de octubre, mientras que en el lado negativo destacaron las agresiones y detenciones que sufrieron algunos periodistas mientras cubrían las manifestaciones del 15-M y de la Marcha Laica organizada en oposición a las Jornadas Mundiales de la Juventud Católica.

Al mismo tiempo, en el territorio español se produjeron otros actos que pusieron al periodismo en peligro, como la votación llevada a cabo en el Consejo de Administración de RTVE para controlar los contenidos informativos antes de su emisión, planteamiento que finalmente resultó derogado debido a las fuertes protestas; la condena por calumnias al periodista de la Cadena Ser Pedro Jiménez, que anunció irregularidades en la gestión de fondos públicos a cargo de la Fundación Iberoamericana de Europa; y la denuncia del reportero de PRNoticias Gorka Zamarreño, que recibió amenazas de muerte mientras investigaba sobre el Caso Malaya.

Las expectativas para 2012 no son nada halagüeñas: en apenas dos meses, el barómetro de RSF ya ha registrado cuatro periodistas fallecidos y 153 encarcelados, junto a otros nueve colaboradores y 120 internautas que también han dado con sus huesos en la cárcel.

Fotografía: Plataforma RSF

Dejar respuesta