El hundimiento

2
118

Los resultados electorales suponen la peor derrota socialista de la historia de la democracia, el fin del bipartidismo en el congreso en favor  de las fuerzas minoritarias  y una abrumadora acumulación de poder en manos del Partido Popular. Lastrado por la desafortunada gestión de la crisis, y con 110 escaños, el PSOE se ve obligado a reflexionar y a abrir un congreso para su refundación con el fin de encontrar un nuevo líder y nuevas estrategias. ¿Cuáles son las bases de la derrota?

Las  elecciones municipales del pasado mayo vaticinaron la victoria de los populares en el ámbito nacional, frente un Partido Socialista cada vez más mermado y despojado de la fidelidad de sus apoyos de antaño. Ya quedó al descubierto la intencionalidad de voto de la sociedad española tras la derrota municipal socialista y los indicadores de las encuestas preelectorales.  El 20 de noviembre acabó con las elucubraciones y los augurios, para dar paso a una nueva realidad tangible que a muchos cuesta aceptar. De nuevo, la izquierda dio muestras de su volatilidad frente a una derecha fuerte y consolidada.

Este nuevo panorama político supone un retroceso sin precedentes para el PSOE, que perdió la credibilidad por no saber afrontar la crisis económica y que, hoy, se ve avocado a una inminente refundación. La significativa pérdida de escaños es consecuencia de la fragmentación del voto de una izquierda crítica que castiga al gobierno optando por partidos minoritarios (IU, UPyD, CiU o AMAIUR) o por la abstención. Por no olvidar que los indecisos se han dejado embaucar  por el “mejor gestor”.

La reflexión del electorado origina la desconfianza en el Gobierno, que ha realizado “recortes de alto riesgo”, pero no impide la victoria del partido que gobernará “recortando arriesgadamente”.

El debilitamiento del PSOE creó hace tiempo un clima de incertidumbre, aumentado por la inestabilidad financiera. Las exigencias de una política económica de recuperación bajo las directrices de Merkel y Sarkozy propiciaron que el partido optara por una nueva línea de acción más bien característica del neoliberalismo. Aumentó el desencanto… Si a esto le sumamos las impopulares medidas de recortes que lo alejaron de sus premisas socialistas, el excepcional adelanto de las generales y la inesperada candidatura de Rubalcaba (sin rastro de elecciones primarias), entenderemos por qué el partido fue sumiéndose poco a poco en una crisis interna que les ha llevado a perder cuatro millones de votos.

Durante la campaña, Rubalcaba se distanció de la política de Zapatero. Se hico eco de sus señas de identidad y acusó a Rajoy de atentar contra los pilares del estado de bienestar, al querer aplicar una política económica basada en los recortes, que pasa por alto las necesidades sociales. Pero de poco les sirvió. La aplastante mayoría de los populares y la fuga de votos en todas las direcciones de los votantes socialistas obligan al PSOE a reflexionar y a redirigir su estrategia.

El partido necesita, tras el congreso federal de febrero, recomponer su liderazgo y presentar propuestas contundentes. Por ahora conocemos la expresa voluntad de Rubalcaba (que ocupará provisionalmente la dirección del partido) de mantener el proyecto socialdemócrata de su programa como pauta a seguir en la oposición. Un proyecto basado en la preservación del estado de bienestar mediante la equidad en la redistribución de la riqueza y el fortalecimiento de los servicios públicos. Algo más que necesario. No sabemos cuáles serán las estrategias tras el congreso; tendrán que aunar fuerzas para no perder la fidelidad de los andaluces en las autonómicas de marzo. Lo que sí sabemos es que, en la oposición, les será más fácil de lo que les ha sido hasta ahora, y no les costará mucho subir a la superficie.

Fotografía: Roy Luck.

2 Comentarios

  1. Mucha autocrítica y poder transmitir a los ciudadanos capacidad de liderazgo en el nuevo contexto socio-político van a ser necesarios para que no se consume el”hundimiento”.

  2. Hola Syra,soy tu primo Eduardo.Creo que tu articulo da en la diana por lo que te felicito y te animo a que sigas analizando la actualidad politica.Suerte y hasta pronto.

Dejar respuesta