El Hospital Gregorio Marañón patenta el primer simulador de cirugía oncológica

0
290

El Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid estrenó el pasado 11 de enero el primer simulador de cirugía oncológica, un avance tecnológico capaz de predecir las consecuencias de la radioterapia antes de que ésta sea implantada en el cuerpo humano.

Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid

Durante cuatro años de exhaustivo trabajo, un amplio equipo formado por médicos especializados en oncología, medicina y cirugía experimental, así como por diversos investigadores e ingenieros, ha desarrollado un sistema dosimétrico que permite, a través de cirugía virtual, prever los efectos que tendrá la radioterapia en cada paciente enfermo de cáncer. Esto hace posible un tratamiento más personalizado hacia la enfermedad y una solución mucho más rápida.

Este sistema de navegación virtual ha sido probado en setenta pacientes enfermos de carcinomas graves. Al margen del Gregorio Marañón, en el  desarrollo de estas prácticas han colaborado otros seis hospitales -entre ellos el Ramón y Cajal- y seis universidades -como la Complutense de Madrid-.

Con este nuevo descubrimiento se ha conseguido una considerable reducción del tiempo en la intervención quirúrgica, debido al tratamiento previsible que se lleva a cabo desde simulador en radiología. Todo ello será posible gracias al empleo de dosis únicas sobre un punto tumoral bien definido.

Por otro lado, gracias a los sistemas de imágenes guiadas en tiempo real que posee dicho simulador, todos los órganos y tejidos sanos quedarán protegidos de intervención y radiación. Las ventajas para el paciente son evidentes, pues la intervención quirúrgica y el impacto postoperatorio pasan de entre cuatro y siete días a apenas 48 horas.

La radioterapia es un tratamiento para pacientes enfermos de cáncer que se basa en radiaciones ionizantes -rayos X o radioactividad-. Las consecuencias sobre el cuerpo humano son muy dolorosas y fatigosas, pero el principal inconveniente es la aparición de una inmunodeficiencia importante que provoca mayor exposición a infecciones y una recuperación mucho más lenta. Sin embargo, todo esto ya se puede predecir en cada paciente, dependiendo de su patología, gracias al simulador virtual de radiología oncológica.

Simulador radiológico

Las bondades de esta técnica se aprecian, por ejemplo, en el caso del cáncer de mama precoz. Con el tratamiento radioterápico intraoperatorio, su duración se reduce a tan sólo 24 horas, mientras que el plazo oscila de seis a ocho meses mediante el tratamiento convencional.

Javier Fernández Lasquetty, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, afirmó que se trata de un avance dotado de eficacia, precisión y protección, y destacó sus ventajas para planificar las operaciones o una recuperación más fácil y rápida de los pacientes.

Con la creación de este simulador, el Hospital Gregorio Marañón se erige como centro de referencia nacional e internacional. Además, destaca por atender a más del treinta por ciento de los pacientes que vienen desde diferentes puntos de España y por el centenar de procedimientos oncológicos que realiza anualmente.

Imágenes cedidas por Hospital Universitario Gregorio Marañón.

Dejar respuesta