El Hombre de Orce. El primer europeo

1
1370

En 1982 el paleontólogo catalán José Gibert, en el Norte de la provincia de Granada, más concretamente en la región del Orce, hizo un importantísimo revolucionario y polémico hallazgo que desde el primer momento fue ampliamente debatido tanto científica como públicamente, ya que mientras unos sostenían que los restos hallados pertenecían a un homínido otros rebatían esta hipótesis defendiendo que estos pertenecían a un equino.
Dichos restos son los que hoy conocemos por el nombre de: El Hombre De Orce, El Primer Europeo.

Los principales problemas a resolver sobre los restos hallados en Orce eran:

Primero.- definir la naturaleza de los restos
Uno de los temas por el que se abrió dicho debate fue que el cráneo de este homínido presentaba una pequeña cresta lo cual en si ya presentaba una singularidad, pues hasta la fecha no existían casos de homínidos que tuvieran esta cresta, por lo cual pese a la insistencia de J. Gibert que desde el primer momento defendió que era un homínido mientras que otros científicos pensaron que pertenecía a un animal y por ende supusieron que la mandíbula hallada era la quijada de un equino.

En 1995 ya apenas se discutía sobre la naturaleza humana de los restos de Orce.

La idea de que se trataba de una quijada de asno, quedaba entonces desterrada por el aval de la comunidad científica en el congreso internacional de paleontología Humana en Orce con la presencia de 300 científicos de 18 nacionalidades y aunque aún se ha mantenido oposición a este descubrimiento por parte de algunos investigadores, el profesor José Gibert paleontólogo especialista de fauna y homínidos del cuaternario afirmaba que con las nuevas pruebas determinadas recientemente “se cierra definitivamente la polémica”

En el año 2007 el Doctor Doméne Campillo y sus colaboradores hallaron en Tarragona el esqueleto completo de una niña de 2000 años cuyo cráneo muestra la misma particularidad que el hombre de Orce, pero en este caso la cresta se halla más marcada.

Segundo.- definir la especie
Este nuevo descubrimiento fue fundamental para que se cerrara la polémica sobre el hombre de Orce tal y como en su día declaró J. Gibert así como para respaldar al hombre de Orce como el hombre más antiguo de Eurasia.

Para los científicos relacionados con las investigaciones que se llevan a cabo en la zona de Orce, los descubrimientos los llevan a pensar en un homínido que vivía a la intemperie por la ausencia de cuevas y espacios para protegerse de las inclemencias del tiempo y de los animales que habitaban en su entorno.

El hombre de Orce moría en el mismo entorno en el que vivía y su cuerpo era abandonado y pasto de los depredadores y carroñeros razón por la que no es fácil encontrar restos oseos .

Más tarde, sus restos desaparecían por efecto de las inclemencias meteorológicas.

Sus restos solo podían haber sido hallados en el caso de que hubiesen quedado enterrados por efectos naturales.

Por su parte el científico granadino, el geólogo e ilustrador Enrique López Aparicio tomando los datos de los que disponía como son los homínidos hallados en Atapuerca así como en otros yacimientos europeos y en zonas de África teniendo en cuenta la época (2000 años) el entorno en que vivía sus condiciones de vida, las herramientas de silex que utilizaban, que los retoños no se emancipaban hasta bien entrada la edad adulta en relación al resto de animales de su entorno y la capacidad de comunicación entre los diferentes componentes de su grupo y su lugar de origen ha hecho una “foto de familia” diferenciando al hombre de la mujer y el niño situándolos entre el homo erectus y el homo habilis.

Una imagen que , en conjunto puede mejorar el conocimiento del hombre más antiguo de Eurasia.

En resumen el total de restos hallados en Orce son cuatro restos humanos y abundancia y variedad de industria lítica, huesos rotos por percusión, estrías de descarnación etc.

Tercero.- determinar la edad de los yacimientos
Por otro lado el sediméntologo y especialista en magnetoestratigrafia Luis Gibert hijo del polémico paleoantropólogo J.Gibert señaló que los yacimientos de Orce son los más antiguos de Europa Occidental.

Estas dataciones comenzaron en 1998 cuyas técnicas utilizadas fueron el paleomagnetismo y la sedimentología en colaboración con el Berkely Geochronology Center, laboratorio que ha datado los restos arqueológicos de lugares como África, Java o Georgia.

Tras dichas dataciones Gibert señaló que el yacimiento más antiguo de los existentes en Orce sería el de Venta Micena, al que se le puede asegurar una edad mínima de 1.300.000 años, seguido del Barranco de León con una edad de 1.250.000 años y finalmente estaría el de Fuente Nueva Tres con 1.200.000 años.

En Italia se halla el yacimiento de Pirro Nord con 1,3 millones de años con escasos vestigios líticos y sin restos humanos y seha determinado su edad solo por la fauna.

El de Cueva Victoria en Cartagena que contiene restos humanos determinándose su edad por paleomagnetismo.

El resto de yacimientos Europeos incluidos el de Sima del Elefante en Atapuerca, no superan el millón de años, los restos de actividad humana en general es limitada y carecen de restos humanos.

Texto
http://www.tartesos.info/orce/090319.htm
Fotos
http//waste.ideal.es/orcedibujos.htm

1 Comentario

  1. Excelente artículo.El problema ahora es completar el inmenso puzzle prehistórico peninsular con derivación sureste.Necesario catas más profundas para prospectar entre 1.3 y 4 millones de años.Aceptación ya plena de coexistencia de varias especies diferentes de homínidos,probablemente,de Homo ergaster.

Dejar respuesta