El gran carnaval televisivo de Tu cara me suena

1
434

La noche de los jueves la música, el disfraz y la imitación son protagonistas en Antena 3 gracias a una nueva edición del programa presentado por Manel Fuentes, que repite el éxito de sus anteriores entregas ofreciendo grandes dosis de diversión y entretenimiento apto para todos los públicos.

Tu cara me suena, además de una expresión un tanto cutre estrechamente ligada al ‘ligoteo’, es la gallina de los huevos de oro de Antena 3. Y no lo digo yo, lo dicen sus audiencias (el último programa cosechó un 23’6% de share) y Twitter, donde lidera en número de comentarios durante su emisión la noche de los jueves. No es para menos, sobre todo teniendo en cuenta actuaciones como la de Arturo ‘Cyrus’ Valls.

Como bien sabréis, y si no lo sabéis os lo cuento yo, el concurso afronta ya su tercera edición. La dinámica es exactamente la misma que en las dos anteriores: un grupo de caras más o menos conocidas son caracterizadas en cada gala como un artista e interpretan uno de sus éxitos. Las actuaciones son valoradas por un jurado y el ganador dona su premio a la ONG que elija. Sencillo, sin dramas ni trampas y para toda la familia.

31Manel Fuentes se mantiene como presentador (desde aquí quiero dar las gracias a quien haya escogido a Fuentes por encima de Jesús Vázquez o Bertín Osborne) y en el jurado repiten Carlos Latre, Mónica Naranjo y Ángel Llácer, al que se suma Marta Sánchez. Pequeño ‘off topic’: ¿soy el único al que le cuesta diferenciar a Marta de Toñi, una de las madres de ¿Quién quiere casarse con mi madre? Respecto a los concursantes, en esta tercera edición podemos disfrutar (o sufrir) las imitaciones de Florentino Fernández; Santi Rodríguez, eterno frutero de 7 vidas, Edurne, Melody, Llum Barrera, Los Chunguitos, José Manuel Soto, Xuso Jones y Ángela Carrasco. Os reto a decir quiénes son y a qué se dedican todos ellos sin buscarlo en Google.

Pero vayamos con lo que de verdad interesa: las actuaciones. Con un casting tan variado, las imitaciones van de lo sorprendente, por el logrado parecido físico y/o vocal entre imitador e imitado, a lo grotesco (¿alguien ha mencionado a Santi Rodríguez como La Terremoto de Alcorcón?). Todo ello impregnado de un buen rollo que consigue que aunque el imitador de turno esté haciendo el mayor ridículo de su vida, te rías con él y no de él. Vale, puede que haya un poco de todo, para qué negarlo. Pero el objetivo último del programa no es ridiculizar a los participantes. Ellos son la herramienta y el motor de un espacio televisivo que busca divertir sin recurrir a dramas personales ni polémicas. De acuerdo, hace un par de semanas orquestaron la supuesta reconciliación de Toñi y Encarna Salazar, también conocidas como Azúcar Moreno (¿alguien sabía que estaban enfadadas?, ¿alguien se creyó todo el numerito?) aprovechando que sus hermanos, Los Chunguitos, las imitaban; pero ni es lo habitual, ni es lo que el programa busca. Se trata de que el telespectador pase un rato agradable frente a la pantalla, algo que es muy de agradecer, teniendo en cuenta la programación de otras cadenas de cuyo nombre no quiero acordarme. El humor más ácido o crítico no tiene cabida, no porque se rechace, sino porque no es su objetivo. Estamos ante un entretenimiento blanco para que disfruten desde los más jóvenes hasta los más mayores. El propio casting representa de alguna manera a unos y otros: Edurne, Melody y Xuso reclamo de los primeros; Soto, Los Chunguitos y Ángela Carrasco, de los segundos. Llum, Flo y Santi, para todos los públicos.

Es también muy destacable la labor del equipo de maquillaje, peluquería y vestuario, verdaderos artífices de que Florentino Fernández parezca Marilyn Manson después de abusar del turrón durante las navidades, por poner un solo ejemplo.

Como contras tengo que señalar, sin duda, la excesiva duración y la sobredosis publicitaria. Es muy difícil acabar de ver un programa que dura más de dos horas y empieza pasadas las diez y media de la noche. Las pausas de “6 minutos y volvemos” dificultan la tarea. Las promociones con las bailarinas (todas ellas sacadas de Fama, ¡a bailar!, por si habíais olvidado que ese programa existió) mejor ni las comento. Ángel Llácer, todo él, es otro de los contras. Y la elección de Marta Sánchez como jurado, un poco sosa de más, así como de otros de los participantes, está más cerca del error que del acierto. Pero estas cuestiones ya entran en el terreno de las filias y las fobias de cada uno.

En definitiva, Tu cara me suena es puro entretenimiento y diversión. Os dejo con una de mis actuaciones favoritas de la primera edición:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=jQoJPw1JfUs[/youtube]

 

 

FOTO de cabecera: http://www.antena3.com/objetivotv/hoy/cara-suena-estrena-nueva-temporada_2013102300120.html

 

1 Comentario

Dejar respuesta