El gobierno trata de criminalizar a la PAH

0
68

La delegada del gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, ha acusado este lunes a la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Ada Colau, de apoyar a grupos cercanos a ETA como Bildu o Sortu, acusándola también de estar llevando a cabo una “estrategia política radical” con el movimiento antidesahucios. Por su parte, Ada Colau anuncia que está estudiando emprender acciones legales para protegerse de las graves acusaciones.

Manifestación stop desahucios
Manifestación stop desahucios

“Ada Colau y las personas que están en la plataforma antidesahucios han manifestado su apoyo, en determinadas ocasiones, a Bildu, a Sortu y a esos grupos que a mi modo de ver y el de muchos españoles tienen que ver con entorno de ETA”, así lo afirmaba Cristina Cifuentes este lunes durante una entrevista en Radio Nacional, donde también aseguró que la plataforma está llevando a cabo una “estrategia política radical” a partir de la lucha contra los desahucios. “Yo sí creo que hay intereses políticos en todas estas cuestiones, sino que alguien me explique por qué de repente el acoso se centra exclusivamente en políticos del Partido Popular”, declaraba la delegada del Gobierno, para quien existe una distinción entre el “drama” de las personas que están sufriendo desahucios, y a las que “el Gobierno ya está ayudando con diferentes medidas”, y la “violencia y coacción” que, a su juicio, lleva a cabo este grupo porque, según ha destacado, “otra cosa distinta es la lucha callejera hasta llegar casi a la kale borroca”.

Tras estas declaraciones, la portavoz de la PAH, Ada Colau, ha replicado este lunes que no descarta tomar acciones legales contra Cifuentes por sus declaraciones, así como contra otros dirigentes del PP por las acusaciones vertidas en los últimos días. Ada Colau ha defendido de forma contundente que la PAH es una plataforma “apartidista, independiente y plural” y ha atribuido las afirmaciones de Cifuentes y otros cargos del PP a la intención de desviar la atención con mentiras e infamias. Según ha declarado, se trata de una “cortina de humo” para no modificar la ley hipotecaria, a pesar que desde el Tribunal Europeo ha sentenciado que es ilegal. Además, la portavoz asegura que pertenece a un movimiento ciudadano “pacífico y ejemplar”, por lo que considera que, al asociarla con el terrorismo, Cifuentes insulta a la plataforma, a la ciudadanía y, además, a las víctimas del terrorismo. Colau ha rechazado también las acusaciones de que los integrantes de la PAH utilizan la violencia y la coacción en sus acciones, y ha agregado que realizan un ejercicio democrático: “El único caso de violencia es lo que hacen las entidades financieras”, en connivencia con el gobierno.

El caso es que en los últimos días, activistas de la PAH han llevado a cabo acciones de protesta en los domicilios de varios políticos del PP, con panfletos y hojas informativas en las que se exige que aprueben la ILP presentada hace unas semanas por la plataforma, la cual ha conseguido reunir el triple de las firmas necesarias para presentar una ILP. Ante estas acciones, el PP ya tiene contabilizados ocho casos de acoso a sus diputados por parte de los activistas, de modo que el grupo popular estudia presentar una denuncia global contra los responsables de estas acciones. A esto es a lo que se refiere Cifuentes cuando habla de “violencia y coacción” contra su grupo, mientras que la PAH sostiene que “violencia y coacción” es lo que hacen las entidades financieras y el gobierno, cuando envían unidades policiales para desalojar por la fuerza a varios ciudadanos de sus casas.

Fotografía: Mar Morales

Dejar respuesta