El Gescrap llega al Top 8 y el Real Madrid cae eliminado en la Euroliga

0
55

Poco le ha durado la alegría de la Copa al Real Madrid, que ayer vio truncada su trayectoria en la Euroliga tras lograr una victoria estéril ante el Montepaschi Siena (90-102). Sigue adelante el Gescrap Bizkaia Bilbao, que si bien no mostró una gran brillantez en el Martín Carpena de Málaga, se impuso a un Unicaja (55-59) que se despide de Europa sin conocer la victoria en el Top 16.

Felipe Reyes fue, como siempre, un elemento importante para el Real Madrid

Los 19 puntos de diferencia encajados en el partido de ida ante el Montepaschi y los 24 de Miribilla ante el Gescrap eran una pesada losa para los blancos. El Real Madrid viajaba a Siena sabedor de que necesitaba una gran gesta para acceder a la siguiente ronda, o bien vencer en Italia y esperar una victoria del Unicaja ante el Gescrap.

Pablo Laso planteó el partido de manera similar a la final de la Copa del Rey, con Carlos Suárez y Kyle Singler en el quinteto inicial para tratar de contener a los jugadores italianos. La gran intensidad defensiva no fue suficiente, ya que los transalpinos siempre encontraron a alguien detrás de la línea de tres puntos, desde donde se mostraron especialmente acertados.

Tomas Ress marcó las diferencias al anotar los cuatro triples que intentó en la primera parte, lo que permitió al Montepaschi obtener rentas de siete puntos. Los blancos, que no querían una repetición del partido de ida, cambiaron su dinámica con la salida de Martynas Pocius y Felipe Reyes. El lituano mostró una gran intensidad en ambos lados del campo, mientras que el capitán blanco hizo la labor de un sargento y, con su salida, la defensa blanca dio el paso adelante necesario, lo que posibilitó llegar al descanso con el marcador casi igualado (53-52).

La pareja formada por Nikola Mirotic y Mirza Begic fue determinante para dar la vuelta al marcador en Siena, mientras que el Montepaschi no encontraba el camino y únicamente David Moss mantenía a los suyos a flote. Los de Laso afrontaron el cuarto definitivo sabedores de que aún tenían opciones de pasar a la siguiente ronda, puesto que en el duelo español podía ocurrir cualquier cosa. Había que rematar la victoria y entonces apareción de nuevo Reyes, que tiro del carro con catorce puntos en el último cuarto y sentenció el partido.

Peric tiró del carro malagueño, aunque no fue suficiente

Mientras en Palaestra ambos equipos llevaban a cabo un gran recital ofensivo, digno de un partido de la NBA, en el Martín Carpena se estaba viendo un espectáculo bien diferente. Unicaja y Gescrap parecían haber olvidado cómo jugar al baloncesto, con un 22-24 en el marcador llegado el descanso.

El Gescrap empezó muy metido en el partido, pero la defensa de Unicaja ahogó a los Hombres de Negro, que no encontraban la manera de atacar el aro de su rival, a pesar de éste se encontraba diezmado por las lesiones.

El Unicaja, liderado por un inmenso Hrvoje Peric, logró ponerse por delante en el marcador a falta de siete minutos, pero nuevamente Raül López fue decisivo para la victoria bilbaína, ya que un triple suyo rompió el parcial de de 15-8 que habían logrado los locales en el inicio del último cuarto. El base catalán no falló en los tiros libres y su equipo se hizo con el triunfo.

De esta manera, el Gescrap vuelve a ser el verdugo de un equipo español en la Euroliga, tras eliminar al Caja Laboral en la ronda anterior. En su primera participación en los cuartos de final de la máxima competición europea, los de Fotis Katsikaris se verán las caras con el CSKA de Andrei Kirilenko, Nenad Kristic y compañía, es decir, el equipo más en forma del Viejo Continente.

El otro equipo español que sigue con vida en la Euroliga, el Barcelona Regal, venció en su intrascendente partido frente al Maccabi Electra (70-67) con Pete Mickeal como líder destacado. Los blaugrana se enfrentarán en la siguiente ronda al Unics Kazán, a quien ya vencieron dos veces en la primera fase de la competición.

Fotografías: Realmadrid.com y Unicaja Baloncesto

Dejar respuesta