El gato y el ratón se reinventan con ‘Death Note’

0
146

Una de las series más populares de la animación japonesa de los últimos años ‘Death Note’ es un intenso thriller donde el próximo paso puede ser el último.

dn2
L, el detective que intenta detener a Light Yagami

Todos hemos pensado alguna vez en matar a alguien. El procedimiento, dónde esconder el cadáver, la coartada… Demonios, hay grupos de Facebook que representan esa oscura dimensión nuestra. La cosa es que no nos queremos tanto los unos a los otros y, si pudiéramos, lo más probable es que nos volviéramos todos unos psicópatas. Light Yagami, el mejor estudiante de todo Japón, recibe semejante oportunidad cuando encuentra un Death Note: una libreta perteneciente a un dios de la muerte que le permite matar a una persona escribiendo su nombre y detallando el cómo y cuándo muere. Como tiene un sentido de la justicia muy suyo, decide que va a limpiar el mundo matando a todos los criminales a base de ataques al corazón. Así nace la identidad de Kira, un misterioso asesino internacional que conoce su némesis en la forma de L, un detective todavía más misterioso que dispone de todos los medios y más para poner a Yagami en jaque y enviarle al patíbulo en una de las escenas más milagrosamente intensas que se haya visto en mucho tiempo.

Con esta curiosa premisa comienza un thriller en estado puro. ‘Death Note’ es una serie muy centrada en el diálogo, con los personajes soltando monólogos y muros de texto con tanta naturalidad que es difícil concebir un mundo sin ellos. Aun con similar característica, que mataría el ritmo de cualquier cómic, la obra de Takeshi Obata y Tsugumi Ohba (quienes ahora están produciendo ‘Bakuman’) es un constante tira y afloja, una partida de ajedrez metódica, rebuscada pero increíblemente intensa. La relación que se establece entre Light y L, justiciero y ajusticiador, recupera la de Sherlock y Moriarti, poniendo a dos grandes mentes la una frente a la otra para ver quién es el más listo generando planes y contraplanes. Leer ‘Death Note’ no es viajar a través de una montaña rusa porque no tiene que se diga acción trepidante, pero logra agarrarnos por el cuello y absorbernos en una trama basada en los juegos de máscaras y espejos, las mentiras sostenidas sobre mentiras y en general técnicas que ayudarían a ganar muchas partidas de póker. Todo esto se ve aderezado por un segundo nivel en el que entran los propios dioses de la muerte (estamos en una obra japonesa, al fin y al cabo). Así, se genera una intrincada red de relaciones, reglas, secretos y misterios donde los personajes parecen estar rodeados de cables atados a explosivos que estallarán si dan un paso en falso. La tensión logra hacer que retengamos el aliento en más de una escena, la trama va despachando personajes y desarrollándolos con convicción para ofrecer una base y en general alguien a quien querer, y el dibujo ofrece un nivel sublime con un casi enfermizo detallismo en los escenarios y una enorme expresividad en las personas.

‘Death Note’ es un manga perfecto para introducirse al medio japonés y una obra que recuerda los límites que se pueden explorar cuando tienes la animación de tu parte. El suspense real, la intriga de qué ocurrirá, no es una sensación que se viva mucho hoy día. ‘Death Note’ la ofrece a cada nuevo instante.

Dibujo a cargo de Takeshi Obata, tomada de http://www.flickr.com/photos/x1brett/6044726893/

Dejar respuesta