El futuro político venezolano se debate en la Universidad Complutense

1
89

DSC_0518El pasado martes 9 de abril, la Plataforma Bolivariana de Solidaridad con Venezuela organizó un coloquio en el que se debatió sobre las perspectivas de futuro político-sociales del pueblo venezolano tras la muerte de su líder, Hugo Chávez, y con vistas a la celebración de las elecciones presidenciales. El acto tuvo lugar en la Sala de Conferencias de la Facultad de Ciencias de la Información bajo el título “La Revolución Bolivariana: perspectivas de futuro en la construcción del socialismo”.

En la ponencia participaron destacados personajes del mundo académico como Ángeles Diez, profesora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología; Javier Bernabé, profesor de la Facultad de Ciencias de la Información; Marcos Roitman, profesor de Ciencias Políticas y Sociología y Tahina Ojeda, investigadora del Instituto Universitario de Desarrollo y Cooperación de la UCM.

El docente Marcos Roitman se encargó de contextualizar históricamente el proyecto ideológico y social que Chávez denominaría Revolución Bolivariana. “En las décadas de los 80 y 90, se llevaron a cabo las políticas neoliberalistas de privatización, desregulación y especulación, lo que causó la crisis fiscal del Estado. Además, la descentralización estatal, provocó la pérdida de derechos” explica el profesor. Tras el Caracazo de 1989, la sociedad venezolana se reveló contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, que pretendía liberalizar la economía a través de un programa de ajuste macroeconómico impulsado por el Fondo Monetario Internacional. El resultado fue una gran inestabilidad política que desencadenó en dos intentos de golpe de Estado, tras los cuales, Hugo Chávez fue encarcelado por organizar la rebelión militar.

Según el profesor Roitman, el comandante, tuvo que luchar por su proyecto social a contracorriente, ya que los neoliberales, mostraban su figura como la de “un golpista que quería romper los elementos de la democracia”. “Chávez quiso acabar con la desigualdad, la corrupción, el imperialismo y la violencia social” sentenció.

DSC_0525En este contexto, comenzó a desarrollarse el proyecto de Revolución Bolivariana, que supondría una redistribución más justa de la riqueza y el impulso de políticas sociales más democráticas. En un primer momento, podríamos destacar el progresismo y el afán democrático de este programa, sin embargo, en la práctica, se ha podido comprobar, que un país en el que no puedes ejercer la libertad de expresión, hay censura ideológica e informativa y castigos para los que se manifiestan en contra del régimen establecido, no puede denominarse democrático. Este aspecto no fue reflejado por los ponentes, que simplemente se limitaron a explicar la confrontación de las políticas chavistas y las neoliberales, impulsadas por Estados Unidos.

Por otra parte, el interesante discurso de Tahina Ojeida, investigadora de la UCM, se centró en la explicación de las estrategias alternativas existentes en cuanto a la integración y cooperación Sur- Sur. Dentro de éstas destacan proyectos como la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC). “Para poder plantear una estrategia de desarrollo para Latinoamérica es necesario que comprendamos y analicemos qué papel asume a nivel mundial. Lo cierto es que, los Países del Sur, estamos fuera del sistema internacional” destacó la profesora Ojeida. Por esta razón, los estados latinos crearon ALBA, en contraposición a la organización ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) que fue impulsada por México, Estados Unidos y Canadá para expandir su Tratado de Libre Comercio.

“Las estrategias impulsadas por el proceso revolucionario de Venezuela consisten en una estrategia colectiva que permita al Sur tener el poder suficiente para desestabilizar el sistema neoliberal, ya que perjudica a los países africanos y latinoamericanos” explicó Ojeida.

El debate concluyó con la exposición de Ángeles Díez que explicó cómo los medios de comunicación occidentales proyectan una imagen negativa del régimen venezolano. “Chávez constituyó una amenaza porque se planteó como alternativa al neoliberalismo, igual que la Revolución Cubana se concibió como un peligro para el imperio estadounidense” aclaró. Además, Díez expuso mediante ejemplos, la forma en que los medios demonizan la figura del chavismo, critican su proyecto político y ridiculizan su retórica lingüística, con la intención de desprestigiar al líder bolivariano.

En conclusión, podríamos destacar la incertidumbre que asola al futuro político venezolano que actualmente se siente huérfano tras haber perdido recientemente a su idolatrado caudillo. Sin embargo, hay algo en lo que todos los venezolanos coinciden. Y es que ningún político podrá igualar el carisma y la retórica popular y populista que el querido comandante Hugo Chávez demostró dominar durante doce largos años.

Fotografía realizada por Silvia J. Miguel 

1 Comentario

  1. La persona o Institución que diga que en Venezuela no hay Libertad de Expresión es :
    Mentiroso/a Compusivo o vive en otro Universo
    El resto de las Situaciones relativas a la Nación se pueden discutir. vgg

Dejar respuesta