El final de temporada de Homeland que no ha dejado indiferente a nadie.

0
149

Cuatro emitió el miércoles 8 de enero el final de la tercera temporada de Homeland y la polémica está servida. Su impactante final ha dado mucho que hablar pero mucho más su bajada de nivel en esta temporada ya que el ritmo habitual que había conseguido esta serie ha desaparecido y su argumento no ha terminado de convencernos. ALERTA SPOILERS.

beso homelandComo no podría ser de otra manera, los guionistas de la serie tenían un as bajo la manga para salvar, de algún modo, la peor de sus tres temporadas. Y con salvar me refiero a que el giro que ha dado la serie, con el impactante final de la muerte del sargento Brody, podría tener su origen en la mala relación, de la que este verano nos enteramos, entre sus protagonistas. Algo que nos impactó, ya que la química que ellos nos transmitieron en las dos anteriores temporadas, y que en parte nos aficionó más a la serie, no nos hacía presagiar ese desenlace en ningún momento.

El destierro de Nicholas Brody a Caracas y sus escasísimas apariciones durante toda la temporada, podían hacernos ver que ya no tenía un papel protagonista en la serie. Como consecuencia parece que al final de la temporada también nos hemos librado de las insípidas apariciones de los familiares del sargento. Únicamente vemos que Brody, al tener que ayudar a la CIA en una misión tan peligrosa que le hace prever que no va a volver, decide ponerse en contacto con su hija Dana para despedirse de ella.

Por otro lado tenemos a Carrie que lleva todo el peso de la serie como protagonista, durante esta temporada. Tras la caza de brujas en la que la intentan apartar de la CIA incluso internándola en un psiquiátrico por sus problemas de salud metal, consigue recuperar su sitio. Su brillantez hace que Saul siga confiando plenamente en ella. Además, él tiene sus propios problemas ya que su puesto está todo el rato en juego y finalmente es sustituido. Se jubila pero –en mi opinión- a pesar de ello seguirá al pie del cañón.

Durante la temporada también conocemos que Carrie está embarazada y que el padre es Brody. Tras haber conseguido con éxito el plan para asesinar al General Akbari en su propio territorio y antes de ser supuestamente rescatados, será el momento en el que ella decidirá contárselo. Justo después capturan a Brody y finalmente, le ahorcan. Hay que destacar también que el final se centra más en que, tras la misión fallida, ofrecen a Carrie marcharse a Estambul a seguir colaborando con la CIA –pero desde Turquía- que en la muerte del sargento Brody.

Este giro de guion ha podido salvar el final de la tercera temporada pero, su desarrollo ha sido lento y poco emocionante. Más aún cuando esta serie por lo que se ha caracterizado en las dos anteriores temporadas ha sido por su ritmo y por su entramado. Esta vez nos ha faltado una idea y una dirección clara y por supuesto ­–en mi opinión- mayor relación entre los principales protagonistas. No ha estado exenta de polémica, pero tal vez, este cambio modifica la dirección de la serie y ofrece otras posibilidades para que los guionistas consigan sorprendernos con una emocionante cuarta temporada.

Fotografía tomada de: http://www.flickr.com/photos/gonmi/8552701284/sizes/l/in/photostream/

Dejar respuesta