El Festival Eñe arrasa en su IV edición

0
121

El festival se consolida gradualmente, y ha logrado llegar a los 8.000 visitantes este 2012. Con entrevistas y conferencias de los intelectuales, escritores y periodistas más importantes de nuestro país, algunos ya lo denominan “el evento literario del año”.

El anunciado Festival Eñe 2012 dio su pistoletazo de salida con el acto de inauguración en el Instituto Cervantes el pasado jueves 15. Estuvo encabezado por Alberto Anaut, director de La Fábrica, el escritor Eduardo Mendoza, Montserrat Iglesias, directora de cultura del Instituto Cervantes, la directora del Festival Camino Brasa y el subdirector del Círculo de Bellas Artes, Javier López-Roberts. Mendoza fue el encargado de abrir el Festival, y lo hizo con una llamada al compromiso y a la responsabilidad por parte de los intelectuales en esta “época de incertidumbre”.

El viernes 16 comenzaron las actividades literarias en el Círculo de Bellas Artes de Madrid con una lectura de Café Literario y una conferencia de Lluís Llach. El arquitecto Rafael Moneo y el escritor y periodista Vicente Verdú fueron los primeros en estrenar el Salón de las Columnas, con un cara a cara sobre arquitectura y literatura. Con madurez en sus argumentos y una rivalidad sana entre ellos, hablaron sobre el modo de entender la vida por la sociedad actual y cómo las viviendas se adaptan a esos hábitos.

En el Teatro Fernando de Rojas, el diseñador Alberto Corazón y el ya citado Alberto Anaut fueron la primera pareja de baile del festival. Abordaron temas como los best sellers y, como no podía ser de otra manera, también debatieron sobre el libro electrónico: un nuevo campo a descubrir que puede tener muchas ventajas, pero que no puede hacer competencia al papel y todas las propiedades que éste aporta tanto al diseño como a la lectura. Cuando Anaut preguntaba a Corazón acerca de la situación de este momento para el mundo de la literatura y para la sociedad, el diseñador le respondía con tono crítico sobre “el destrozo moral y físico al que estamos asistiendo” y se posicionaba a favor del 15M definiéndolo como un movimiento “que te hace replantear cosas y alentador”.

Entre conferencia y conferencia, en la zona Chill Out Ariana Harwicz nos deleitaba con una lectura con tonos intimistas que más tarde continuaría Gabriela Weiner. También pudimos disfrutar de las lecturas del Círculo a cargo de Luis García Montero o de la colección de cómics y la exposición de Gustav Klimt, que hacía un recorrido por toda su obra.

La primera lectura del XXV Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe corrió a cargo de Enrique Lome, Luis Antonio de Villena, Juan Vicente Piqueras, Juan Margallo y Jaime Siles. En el Salón de Columnas se presentaba la segunda pareja de baile del festival formada por el escritor Luis Goytisolo y el crítico literario Ignacio Echevarría. El tema principal fue la literatura en general, los lectores y cómo el escritor ha de transmitir lo que tiene en su mente.

El plato fuerte del día, sin duda, se sirvió al final: el dúo de periodistas Juan José Millás-Ana Pastor, entre quienes se palpaba una indudable complicidad y humor ácido que rodearían la entrevista. La última pregunta, de Pastor a Millás, versaba sobre los recortes en los medios como El País. En palabras del escritor, “el papel no tiene futuro. El problema no es que el periodismo no sea bueno, el problema está en que la gente joven no compra papel”.

El sábado 17 comenzó con las lecturas de Bruno Galindo -un extracto de su última novela El público, y otro de la próxima, Remake– y de Kiko Amat, quien presentó fragmentos de su nueva novela Eres el mejor, Cienfuegos. La única mesa redonda del festival estuvo formada por Constantino Bértolo, Juan Casamayor, Cristina Fallarás y Pepo Paz, que hablaron de los retos de la edición y abordaron temas como Internet y las nuevas maneras de leer.

Más tarde Carme Riera, escritora y catedrática, era la encargada de reflexionar sobre si la literatura tiene sentido hoy en día. Bajo su mirada crítica, “el fin de la literatura está cerca” y, paradójicamente, en eventos como este Festival es donde más gente estaría dispuesta a salvarla. Pero, afirmaba, “la literatura es algo que no puede ni debe acabar porque la gente que lee es más feliz” y “la literatura nos hace recordar lo que somos”.

A continuación, el periodista Fernando Berlín, José Antonio Martín Pallín y Pilar del Río, periodista y traductora, rindieron homenaje a José Saramago en el teatro Fernando de Rojas. Tras un vídeo en el que diversos intelectuales portugueses recordaban a Saramago y su labor literaria y personal, el turno sería para Martín Pallín, quien remarcaba la fascinación que sentía “por la facilidad de indignación y a la vez de alegría que poseía el escritor”. Por su parte la mujer de Saramago, Pilar del Río, destacaba anécdotas de la vida cotidiana del autor.

La última pareja de baile del festival fueron la escritora Elvira Lindo y el periodista Toni Garrido. Los dos mostraron tener una gran complicidad entre ellos y la transmitieron a toda la sala, permitiendo la participación y las preguntas del público. De forma distendida trataron temas como que la realidad social no tiene por qué estar separada del humor o el nuevo proyecto cinematográfico que Lindo tiene entre manos desde hace tres años.

La Revista Eñe, uno de los organizadores del evento que de hecho da nombre al Festival, hizo entrega durante esta segunda jornada del Premio Cosecha Eñe 2012 a Mario Marín González, por su relato Herodes Fungairiño de Silva. Después de un programa tan intenso, cada noche de festival hemos podido disfrutar en la zona Chill Out de un trío de jazz exquisito, capitaneado por Santiago de la Muela. Ellos han sido los encargados de poner el broche final a dos jornadas llenas de literatura que no han dejado indiferentes a sus miles de visitantes.

  Fotografías: Alicia Ibarra

Dejar respuesta