El Festival Arte-Nativo más incansable

0
191

Villarrobledo se prepara para acoger la 14ª edición del Viña Rock, un festival con una historia llena de triunfos, batallas, dificultades climatológicas y, sobre todo, mucha música.
Corría el año 1996. La música española atravesaba un áspero erial, sumida en el olvido de sus compatriotas, tras haber vivido una década dorada durante la Movida de los años ochenta. Grupos hoy consagrados como Platero y Tú, Extremoduro o Los Planetas comenzaban a despuntar en el rock español. Eso sí, dentro de unas limitadas posibilidades de reconocimiento.
A pesar de esto, la albaceteña localidad de Villarrobledo y la entonces joven promotora de conciertos
Matarile decidieron organizar un día dedicado a la música rock. Las ya citadas bandas encabezaban un cartel que suscribía otros nombres tales como Australian Blonde, Los Enemigos o Los Porretas. Aquello tenía toda la pinta de acto suicida: todo el mundo sabía que era de locos apostar por un festival para “melenudos”.

Contra todo pronóstico el denominado “Festival Nacional de Música Apocalíptica” superó toda expectativa no sólo animando a los organizadores a arriesgarse con una nueva edición, sino mejorando la ya presente.

Así, año tras año el Viña Rock fue creciendo y consolidándose, dejando a un lado su “apocalíptica” denominación para pasar a ser el “Festival Arte-Nativo” que es hoy reconocido como uno de los más importantes del ámbito musical español.

Muy pronto el festival pasó a ocupar tres días y, ya en 1998, la organización se dio cuenta de que la riqueza de un género como el rock podía dar mucho más de sí. Por ello se decidió añadir dos nuevos escenarios y un cartel de hasta 20 bandas, ampliando la oferta musical. Gracias a esto, hoy el Viña Rock es conocido por la variedad de tribus urbanas que conviven durante el festival.

Además el Viña Rock no sólo apuesta por la música española, sino que, desde el año 1999, su cartel ha contado con grandes bandas latinoamericanas de Cuba (Orishas), Argentina (La Renga, Los Piojos o Rata Blanca), Brasil (Sepultura, Angra) o Méjico (Molotov) y grupos europeos de carácter latino, entre ellos Banda Bassotti (Italia), Fanfare Ciocarlia (Rumania), Sargento García o Mouss Et Hakim (Francia).

Pero en 2007 el Festival Arte-Nativo volvía a pasar por un momento complicado en su historia. Poco más de un mes antes de la realización del festival, Matarile manifestaba su separación del Ayuntamiento de Villarrobledo debido a una supuesta “falta de apoyo” que la alcaldía de la localidad consideraba inexistente. Por su parte, la promotora había decidido trasladar el Viña Rock a Benicassim. El Ayuntamiento de Villarrobledo, lejos de rendirse, decidió realizar un festival paralelo: el VillaRockBledo, aparte de la presentación de las correspondientes demandas.

Finalmente la Audiencia Provincial de Valencia reconoció la marca “Viña Rock” como titularidad de Villarrobledo y todo volvió a su ser. La promotora Matarile, rendida, decidió realizar un festival errante, el Festival Viña, ante la negativa de Benicassim de volver a acoger el evento. Sin embargo el Viña Rock originario siguió –y sigue- brillando en Villarrobledo con todo su esplendor.

En esta edición el festival cumple nada menos que catorce años y el Viña Rock está más joven que nunca. Un cartel plagado de artistas tan grandes y variopintos como Rosendo, Aurora Beltrán, Toteking, Reincidentes, Mägo de Oz, Bebe o Los Suaves entre muchísimos otros, consolida el popular festival como una cita imprescindible para los amantes de la música en castellano.

Fuentes del texto:
www.viñarock.com
http://www.albacity.org/musica-albacete/vinarock/historia-vina-rock.htm
http://www.vinarock.tk/historia/
Fuentes de las imágenes:
http://usuarios.lycos.es/machaorl/Festivales/vinarock.htm
www.viñarock.com

Dejar respuesta