El fenómeno Botellón

0
541

Cada fin de semana en toda España jóvenes adolescentes y no tan jóvenes, se reúnen en calles, plazas y parques donde da lugar este fenómeno sin olvidarnos de auténticas concentraciones en masa de gente de todos los rincones del país en un lugar y fecha concretos como si del concierto de woostock se tratara donde entre borracheras “rollos” y comas etílicos se sucede la “fiesta”.
Pero, ¿Como nace el fenómeno botellón?
Es difícil contestar a esta pregunta pues por una parte a finales de los 80, los jóvenes cacereños ya se reunían a beber en zonas públicas de la ciudad como son el Paseo Alto o La Madrila.
En 1994 el consejo local de la juventud de Plasencia alerta sobre esta práctica en la ciudad del Jerte y no sería descabellado pensar que este fenómeno se diera al mismo tiempo en otras provincias españolas, pero no fue hasta un año después cuando el diario “El País” publicaba un reportaje en el que utilizaban el vocablo “botellón” para definir estas reuniones donde los jóvenes se reunen en espacios públicos por el incremento del precio de las copas.

No obstante la pregunta más factible no sería como, sino : ¿De donde nace el botellón?.

Ellos hablaran de fiesta, de que están al aíre libre, de que así hacen nuevos amigos, de que comprando entre todos las bebidas en el supermercado les sale más barato que tomándose una consumición en un pub y también de este modo toman más cantidad por menos dinero.

Pero detrás de esta alegre y despreocupada fiesta se esconde un gran problema: la verdadera razón por la que los jóvenes beben es: Que sufren crisis de identidad, desmotivación, paro, inseguridad y aunque esta no sea una de las más populares aunque si una de las más poderosas razones se halla encajar en un grupo y/o sociedad que discriminan a los que son diferentes, Pero eso no es todo. Bajo los efectos del alcohol los jóvenes se desinhiben olvidándose de sus problemas y creándose otros mayores realizando actos sexuales con personas que ni siquiera conocen dando como resultado embarazos no deseados a edades cada vez más tempranas.

Otros de los problemas que acarrea el fenómeno botellón son el basurero en que se convierten las plazas y calles elegidas, los comas etílicos y la inseguridad ciudadana.

Esto nos llevaría a plantearnos cuales serían las posibles medidas resolutivas para finalizar estos problemas más los que estos acarrean.

A mediados de los 90 en varias ciudades españolas apareció una amplia oferta de ocio alternativo como son : Teatro, tatuajes, maquillaje, postizos, masajes, peluquería, magia, Djs, aerobic, buceo, esquash, voleibol, yoga, natación, artes marciales, juegos malabares, dibujo, caricaturas…. Por mencionar solo algunas que se realizaban desde la noche hasta la mañana con gran acogida de los participantes.

Y ya que hablamos de ocio también cabe mencionar abaratar los costos de cines teatros… pues reconozcámoslo ir tanto al cine como al teatro con los precios desorbitantes que ponen se esta quedando como un lujo solo al alcance de unos pocos.

Por otro lado tenemos reducir las campañas publicitarias sobre bebidas alcohólicas, pues aunque estas estén dirigidas a un público adulto no por ello deja de influir negativamente en la conducta de los adolescentes.

En las ciudades que ya se han tomado estas medidas el consumo de alcohol en los jóvenes se ha visto reducido notablemente, pero ¿Qué papel juegan los padres respecto a este problema?

Sin duda el más importante ya que si desde niños no les inculcan a sus hij@s grandes e importantes valores en lugar de declinar esa responsabilidad a los profesores como desgraciadamente pasa tan a menudo este será un problema de difícil solución

Fuente del texto:
http://www.ruidos.org/Prensa/2004feb/040215_Hoy.html
Fuentes del texto y foto:

http://www.revistafusion.com/2002/abril/temac103.htm

Dejar respuesta